Reprueban estadísticas de homicidios en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Reprueban estadísticas de homicidios en Oaxaca

México Evalúa ha dado a conocer el Índice de Calidad de la Estadística Criminal (ICEC), que señala que en la entidad hay graves irregularidades institucionales al reportar el número de personas asesinadas

Reprueban estadísticas de homicidios en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Las estadísticas, opiniones y la percepción social de la violencia en la entidad evidencian que Oaxaca enfrenta una crisis en materia de seguridad, no solo por los homicidios dolosos sino por los actos delincuenciales que se cometen a plena luz del día y en zonas de gran afluencia.

Organizaciones sociales, tanto en el ámbito estatal como nacional, ven que en Oaxaca la violencia se ha incrementado en los últimos años, pese al lugar 17 del indicador delictivo que ocupa en México.

La situación en cuanto a homicidios dolosos en los últimos años no solo ha generado incertidumbre entre la población, sino también desconfianza en las instituciones de las que se presume manipulación de estadísticas.

Este delito tiene mayor incidencia en los municipios de Oaxaca de Juárez, Matías Romero, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Putla Villa de Guerrero, Salina Cruz, Loma Bonita y Santo Domingo Tehuantepec, que tan solo en mayo reportaron 102 homicidios de manera conjunta.

En abril, encabezaron la lista de municipios con más homicidios San Juan Bautista Tuxtepec, Juchitán de Zaragoza, Oaxaca de Juárez, Santo Domingo Tehuantepec y Matías Romero.

 

Oaxaca, con malas calificaciones: México Evalúa

El coordinador del programa en seguridad de la organización nacional México Evalúa, David Ramírez, explicó que en el último estudio de la organización Fallas de origen: Índice de confiabilidad de la estadística criminal, Oaxaca ocupó el cuarto lugar de los estados con las peores calificaciones.

En este estudio que mide a nivel estatal “qué tan fidedignas son las cifras de homicidios dolosos”, encontró que en Oaxaca hay una seria deficiencia en la manera en que se está registrando este delito.

“Esto podría deberse a errores humanos, falta de capacidades institucionales o de los mismos funcionarios, o a una manipulación intencional para reducir de manera artificial la incidencia”, explicó en entrevista el coordinador del programa.

Consideró que estas deficiencias pueden atenderse con la revisión de todos los procesos y una evaluación, para que no pasen las irregularidades detectadas por la organización nacional.
Tan solo en Oaxaca, los problemas detectados se concentraron en tres de los cuatro componentes evaluados, los cuales reprobó.

 

No coinciden cifras

En el rubro de calidad de datos, el estado reprobó porque la organización notó una diferencia entre datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

“No solo no coinciden, sino que parece que las dos series de datos reportan fenómenos totalmente distintos”, expuso David Ramírez, al resaltar que Oaxaca se encuentra en el grupo de los casos críticos y se ubica en el cuarto lugar de los peores evaluados, con una calificación de 6.11.

En el estudio publicado hace unos días por la organización, se explica que en el caso del estado los datos del SESNSP registran caídas extremas en algunos meses de 2015, 2016, 2017 y 2018 (en noviembre de 2018 registra el dato anómalo más reciente).

“Después de estas caídas los homicidios parecen repuntar con la misma fuerza con la que cayeron. La explicación más probable es que hay fallas graves en cómo los ministerios públicos de la entidad reportan las cifras de homicidios. Es necesario que el SESNSP corrija los problemas”, señala el documento.

En el rubro de irregularidades, señala que el reporte de homicidios tampoco está libre de fallas, ya que difícilmente puede decirse que la evolución tiene una naturaleza estocástica o accidental. En especial, el periodo pre-2000 y el post-2013 presentan serias fallas que se tienen que revisar”.

En la correlación parcial, el tercer rubro señala que para el periodo 2013-2018, Oaxaca presenta una asociación significativa.

 

Reporta Oaxaca más homicidios culposos de los que hay

Finalmente, en el cuarto rubro denominado término de error, se señala que más que un caso de reclasificación de delitos, la ubicación del término de error es el resultado de un problema institucional serio que urge atender.

“Oaxaca sale muy mal calificado en este último componente porque ocupa el primer lugar en los estados que reportan más homicidios culposos de los que pasan en realidad. Eso es un indicador de que hay un problema serio de confiabilidad y una probable explicación es la manipulación intencional, puesto que se reportan más homicidios culposos que dolosos, como una forma de ocultarlo; es indispensable ver a detalle qué es lo que está pasando y cómo solucionarlo”.

 

Abril de 2018, mes con más homicidios

Así también, las estadísticas mensuales de las autoridades mostraron que en los últimos tres años, abril de 2018 representó el mes más violento en Oaxaca con 122 homicidios dolosos.
Sin embargo, la percepción de inseguridad en la entidad se mantiene a la alza en 2019, ante el constante desafío que se advierte de la delincuencia hacia las autoridades de seguridad pública e impartición de justicia.

Cámaras empresariales, usuarios de redes sociales, organizaciones civiles, entre otros, han mostrado su preocupación por los homicidios que en la entidad se han dado a plena luz del día y en zonas de gran afluencia.

Apenas en junio, los asesinatos de líderes y militantes de sindicatos, los enfrentamientos entre los mismos con armas de fuego, los asaltos en pleno corazón de la ciudad y la presencia de cuerpos desmembrados mantiene en la incertidumbre a la sociedad oaxaqueña.

En 2016, noviembre fue el mes más violento con 101 homicidios dolosos. El aumento se percibió en 2017 con los 116 casos de abril, superado por el mismo mes pero de 2018, que registró 122 casos.

En lo que va del año, según los últimos registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, mayo representa el mes más violento de 2019 con 98 casos, que no rebasan los registros de los meses de años anteriores.

 

Oaxaca, con déficit de policías

A esto se le suma que en la entidad se cuenta con al menos 7 mil 500 elementos policiacos de las distintas corporaciones: 44% de la Policía Estatal, 33% municipal y 22% incorporados a la Fiscalía General del Estado. De estos, 75% son hombres y 25% mujeres.

De este total, se estima que el 67% tiene entre 30 y 49 años de edad y un promedio de escolaridad de 12.4 años. Los policías adscritos a la fiscalía tienen un grado mayor con 14.9 de escolaridad, que se traduce en el segundo año de una carrera profesional.

El 96% de los elementos hacen tarea de prevención del delito y 4% se encuentran en tareas administrativas.

Y mientras que el estándar mínimo en el país es de 1.8 policías por cada mil habitantes, en Oaxaca apenas se cuenta con 0.9 policías por cada mil oaxaqueños, que se traduce en un déficit de más de 5 mil policías.

A este panorama se agrega la falta de confianza que muestra la ciudadanía hacia los cuerpos de seguridad según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), porque los policías del ámbito estatal y municipal están por debajo de la Marina, el Ejército, la Gendarmería Nacional y la Policía Federal, en materia de efectividad para prevenir y combatir la delincuencia.

Pese a que los policías municipal y estatales presentan un mayor acercamiento con la ciudadanía, esta confía más en la Marina con 84.2%. Le sigue el Ejército con el 80.7% en efectividad, la Gendarmería Nacional con 68% y la Policía Federal con 63.1%. Mientras, la Policía Estatal obtuvo un 46.6% y la Policía Preventiva Municipal, 39.6%.

Según datos del Inegi, el 83.1% de la población se siente insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, el 75.7% en el transporte público, el 70.5% en el banco y 67.8% en las calles que habitualmente usa.

 

Con sobrepeso, 76% de los cuerpos de seguridad

Además de la desconfianza ciudadana, los elementos de seguridad también se enfrentan a los problemas de sobrepeso y obesidad, según la Primera encuesta nacional de estándares y capacitación profesional 2017 que se aplicó a mil 825 elementos de Oaxaca.

Del 76% de policías estatal y municipal que padecen sobrepeso u obesidad, el 20% señaló que padecía alguna enfermedad crónica como la diabetes e hipertensión, y de estos, 50% consideró que la afectación a su salud se debió al aumento o disminución de peso.

La misma encuesta señaló que apenas el 34% de los policías recibe una alimentación adecuada a su turno de trabajo, mientras que la mayoría come por propia cuenta y cuando puede.

Del mismo modo, siete de cada 10 policías dijeron haber recibido un curso para ingresar a la función policiaca y al menos el 98% demanda tener cursos de capacitación. De estos, 87% pide el curso del nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

En esta encuesta, se reflejó que los elementos federales intervienen en el 87% de los casos en delitos con el crimen o delincuencia organizada, mientras que los estatales, en el 90% en el robo a transeúntes y el 86% por el robo de vehículos y a negocios.

Asimismo, la percepción de inseguridad tan solo en la ciudad de Oaxaca se incrementó de 74.9 a 85.3% en la población de 18 años y más, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.

Además de homicidios en los últimos meses, en la ciudad de Oaxaca se ha advertido sobre todo el robo de celulares, bolsos y a casas habitación, así como de motocicletas.

 

Importante la unión de esfuerzos

 

Para el presidente del Observatorio Oaxaqueño del Delito, Ernesto Gutiérrez Jiménez, es importante la unión de esfuerzos para participar en el combate a la delincuencia, ante la percepción de la ciudadanía que sí ha notado un incremento en la inseguridad.

Gutiérrez Jiménez atribuyó este fenómeno cucaracha o a la vecindad que se tiene con otros estados donde la violencia es todavía mayor, como Veracruz.

“Esto aunado a que el fenómeno migratorio es como una bomba de tiempo, porque no solo llegan personas de buena fe, sino personas que vienen de manera directa a delinquir y no llegar a Estados Unidos”. Y luego de aplaudir la participación de la Guardia Nacional en la entidad, confió en que los índices delictivos no solo disminuyan en la región de Valles Centrales, sino también en el Istmo, Costa y Cuenca del Papaloápam.

Así también, consideró que en comparación con otros estados del país, Oaxaca no está en una situación tan preocupante o difícil, aunque consideró que se debe prestar mayor atención a otras regiones como el Istmo, Cuenca y parte de la Costa.

“Son múltiples causas, desde el año 2000 para acá se dio un incremento general en todo el país. Esto se debió a diversos factores sociales y políticos, pero de manera específica en Tuxtepec el incremento por la cercanía con Veracruz”.

Consideró importante fortalecer la prevención y que todas las instancias de gobierno inviertan más en capacitación.

 

Relacionadas: