En riesgo zona arqueológica de Monte Albán |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En riesgo zona arqueológica de Monte Albán

Intereses políticos, económicos y sociales ponen en riesgo a la zona arqueológica; además, 500 personas viven en condiciones precarias ante una incorrecta aplicación de los recursos estatales y federales

  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán
  • En riesgo zona arqueológica de Monte Albán

PRESERVACIÓN Y DELIMITACIÓN

127 mdp Recursos destinados en 2018

PATRIMONIO

Monte Albán fue inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial el 11 de diciembre de 1987, y su modelo operativo ha sido referente para Teotihuacan, Chichén Itzá, Uxmal y Xochicalco

EL ÁREA PROTEGIDA

2,078 hectáreas

Desde el 11 de septiembre de 1987 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a la Zona Arqueológica de Monte Albán como Patrimonio Cultural de la Humanidad, desde entonces, la falta de planes de desarrollo urbano y la ocupación de predios de manera irregular ponen en riesgo su conservación.

Durante décadas, las faldas del cerro en donde se ubica la Zona Arqueológica, principalmente en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán ha sido invadida por personas popularmente conocidas como “paracaidistas”, manejados por grupos sociales, entre los que destacan los liderados por el actual diputado federal por el Partido del Trabajo (PT) Benjamín Robles Montoya y el ex perredista y actual militante del PT, Lenin López Nelio, esto de acuerdo a documentos del Gobierno del Estado.

A esto se suma la opacidad en la que se manejan los recursos tanto federales como estatales destinados para la preservación y la delimitación del polígono de Monte Albán, por ejemplo, los 127 millones de pesos que en 2018 el INAH destinó para expropiar los predios que se ubican dentro de los terrenos que pertenecen a la Zona Arqueológica.

Ante el nombramiento de Monte Albán como Patrimonio Cultural de la Humanidad, el gobierno federal la decretó como Zona de Monumentos Arqueológicos, abarcando los municipios de San Pedro Ixtlahuaca, Santa María Atzompa, Santa Cruz Xoxocotlán y Oaxaca de Juárez, sin que hasta el momento se logre una delimitación clara en varios de estos municipios.

 

Intereses políticos

“La falta de planes de desarrollo urbano y la ocupación de predios de manera irregular, donde diversos grupos sociales han invadido el área de protección (de Monte Albán), instalando sus campamentos, casas de lámina y madera, cercado de predios y apertura de calles con maquinaria pesada, destruyendo gran cantidad de vestigios arqueológicos, son las principales causas de conflicto al interior del Polígono de Protección”, detalla un documento del Gobierno del Estado y del INAH en manos de El IMPARCIAL.

Recientemente el INAH y el Gobierno del Estado pretendían construir una malla perimetral principalmente en el área del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, encontrando resistencia por parte de 80 familias que habitan los parajes el Quío, Los Mangales y El Palenque.

“Cabe mencionar que los parajes el Quío, Los Mangales y El Palenque, son de uso común y las personas que las habitan son considerados por la población comunal como paracaidistas, invasores o gente extraña que no son de Xoxocotlán”, destacan las autoridades de este municipio.

Mientras que el análisis del Gobierno del Estado y del INAH detalla que las familias que habitan los parajes de El Quío, los Mangales y el Palenque, están acompañados por integrantes del PT, entre los que sobresalen el diputado, Benjamín Robles Montoya y Lenin López Nelio, quienes ha solicitado la intervención del gobernador, Alejandro Murat y de la Secretaría General de Gobierno (Segego) para entablar mesas de diálogo con las familias que se dicen despojados.

“El crecimiento desmedido de la mancha urbana en torno a la poligonal decretada como área de reserva para la conservación arqueológica y ecológica, involucra en muchos casos, la afectación directa o indirecta de espacios con remanentes culturales y de aquellos identificados con potencial arqueológico en el subsuelo”, remata el documento.

Todo este proceso de conflicto político-social, se deriva de la inconformidad por la instalación de malla ciclónica de los habitantes de estos parajes, quienes, de acuerdo a las autoridades municipales de Santa Cruz Xoxocotlán ya que en diversas reuniones en el Registro Agrario Nacional y Procuraduría Agraria, se determinó que las tierras que se encuentran colindante del polígono de Monte Albán, son tierras comunales.

 

Protección a cuenta gotas

El área protegida por el INAH abarca una poligonal envolvente de dos mil 78 hectáreas, abarcando los municipios de Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca de Juárez, Santa María Atzompa y San Pedro Ixtlahuaca.

El primer intentó por proteger el polígono de la Zona Arqueológica fue en 2002 cuando se logró en varias etapas, la instalación de aproximadamente 25 kilómetros lineales de malla ciclónica en los municipios de Santa María Atzompa, San Pedro Ixtlahuaca, Oaxaca de Juárez y el sector de Santa Cruz Xoxocotlán perteneciente a los bienes comunales.

En 2011, Miguel Ángel Cruz, entonces director de Monte Albán, dijo que la malla ciclónica cubría el 90 por ciento del polígono, abarcando 35 kilómetros y que sólo restaban cinco kilómetros en Xoxocotlán, sin embargo, en 2018, el Instituto Del Patrimonio Cultural Del Estado De Oaxaca (INPAC) licitó una obra pública para realizar trabajos de cercado en esta zona por más de 10 kilómetros.

Cabe destacar que EL IMPARCIAL buscó al delegado del INAH en Oaxaca, Ilan Vit Suzan y a la directora de Monte Albán, Patricia Martínez Lira, quienes se negaron dar una entrevista.

 

¿Y el proyecto?

En 2018 el INAH publicó a través del portal de Transparencia Presupuestaria una inversión de 127 millones 607 mil 667 pesos para adquirir 139 hectáreas ubicadas dentro del polígono de la Zona Arqueológica de Monte Albán, a fin de preservarla.

Sin embargo, en mayo del 2018, el proyecto y el dictamen arqueológico fueron borrados sin explicación alguna del portal de transparencia presupuestaria del Gobierno Federal, que se desarrollaba bajo la figura de fideicomisos públicos.

La ausencia de mecanismos de control en estas figuras (fideicomisos públicos) permite que los recursos escapen del escrutinio público y abran espacios a posibles actos de corrupción, detalla el estudio, Fideicomisos en México, el arte de desaparecer dinero público, del Centro de Análisis e Investigación (Fundar).

 

Dinero sin gastar

El 11 de septiembre del 2018 el INPAC emitió una licitación pública para la colocación de una delimitación física a base de malla ciclónica de 10 mil 142.56 metros para la protección del polígono de la Zona Arqueológica de Monte Albán, el cual ganó la empresa RBY Arquitectos S.A. de C.V por un monto de siete millones 821 mil 134.72 pesos.

Sin embargo, de acuerdo a la cartera de proyectos de inversión 2018 de la Subsecretaría de Planeación e Inversión Pública de la Secretaría de Finanzas, la inversión presupuestada fue de ocho millones 227 mil 698.87 pesos, de los cuales sólo se devengaron cuatro millones 87 mil 678.75 pesos el año pasado.

La malla ciclónica se instalaría en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, precisamente en donde las personas lideradas por Benjamín Robles Montoya y Lenin López Nelio tienen sus viviendas y acusan despojo por parte del INAH y del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.

 

No somos paracaidistas: vecinos de los parajes El Quío, Coquitos y Mangales

Aislados del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán por una brecha de árboles, y a la mitad del cerro en donde se ubican las ruinas de Monte Albán, los parajes Quío, Coquito y Mangales o Palanque albergan las viviendas de 120 familias, conformadas por 480 personas, quienes sobreviven en chozas de lámina y madera, sin ningún servicio.

La malla perimetral que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Gobierno del Estado de Oaxaca pretenden colocar para resguardar las ruinas arqueológicas de Monte Albán, deja a estos tres parajes dentro del área de protección, lo que los dejaría sin hogar.

“Estamos de acuerdo en la protección de Monte Albán, pero que la malla se coloque hasta después de la última casa”, dijo Salomón Bartolano Juárez, presidente del paraje El Coquito, “nosotros somos posesionarios y en este paraje viven hijos de comuneros de Xoxocotlán”.

Además, viven acechados, según ellos por el comisariado de bienes comunales de Santa Cruz Xoxocotlán, Silvano Reyes Medina, quien ha cerrado las vías de acceso, primero con la construcción de una vivienda en plena calle que lleva a la colonia Monte Albán, del municipio de Oaxaca de Juárez y después con obras en la presa El Chapulín, que bloqueó la entrada a Xoxocotlán.

Ante esta situación se vieron forzados a abrir otro acceso rumbo a Xoxo, “estamos en una lucha de justicia, porque nos somos paracaidistas, no le estamos robando nada a nadie ni le estamos haciendo mal a ninguna persona”, explica Luis Enrique Muñiz Hernández, representante del paraje El Quío.

 

Apoyo de Benjamín Robles

Ante la falta de una solución por parte de las autoridades estatales y federales, los vecinos aseguran que buscaron el apoyo por parte de personajes políticos con el afán de terminar con el acecho por parte de las autoridades comunales de Xoxo.

“Al no sentir el apoyo del Gobierno del Estado buscamos al diputado Benjamín Robles Montoya y a Lenin López Nelio, quienes mandaron oficios a la Secretaría General de Gobierno y a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, entonces fue que disminuyó el asedio al lugar”, dijo Muñiz Hernández.

 

Logran medida cautelar

 

Ante el bloqueo de las entradas de estos parajes, han pedido la ayuda del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, para que medie la problemática por medio de la Secretaría General de Gobierno.

“Inclusive vino personal de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a constatar de que nos bloquearon las entradas y de que estaban los hombres con palos y con machetes, inclusive con armas de fuego bloqueándonos la salida”, recordó el presidente del comité del paraje El Quío.

Fue así como obtuvieron una medida cautelar, lo que les ha servido de mucho, puesto que denunciaron que personal del INAH ha llegado con carros antimotines con el propósito de desalojarlos.

 

No a la expropiación

Cuestionados respecto a la expropiación que el INAH pretendía realizar con la inversión de 127 millones de pesos, los vecinos dijeron que no lo han considerado pues se encuentran dentro del área habitacional.

“El delegado residente de la Procuraduría Agraria, Octavio Rojas Vásquez, es presidente de la colonia La Primavera, quien es el que decidió que la malla perimetral dejará adentro a los parajes Quío, Coquito y Mangales, y a su colonia la acaban de reconocer, a pesar de que está en la misma situación que nosotros”, denunció el presidente del comité de El Quío.

 

Viviendo en paz por 10 años

 

Prácticamente incomunicados, con niños y ancianos viviendo en esta zona, los vecinos de los tres parajes piden justicia, pues señalan que habían vivido en paz por 10 años, luego de que por una donación recibieron el terreno que habitan.

“Buscamos que se nos reconociera como colonia, hicimos gestiones en donde sacamos nuestras credenciales de elector ante el Instituto Nacional Electoral y fue cuando gente del comisariado comunal, Silvano Reyes Medina, comenzaron a acecharnos”, explica Muñiz Hernández.

Señalando que no tienen nada en contra de Silvano Reyes Medina ni del presidente de vigilancia de Santa Cruz Xoxocotlán, “quien se ha mostrado muy grosero”, insiste que su lucha es legal, pues lo prueban los amparos y las actas de posesión de los terrenos.

“El acta de posesión de la persona que nos donó este terreno fue emitida por el primer representante comunal en Xoxocotlán, Hipólito Aquino Baltazar, una persona reconocida en este pueblo”, señaló el presidente del comité del Quío, quien declara que no pertenece a ninguna organización social, “me han tachado que pertenezco a la Organización 14 de Junio”.

 

 

4
municipios la abarcan (San Pedro Ixtlahuaca, Santa María Atzompa, Santa Cruz Xoxocotlán y Oaxaca de Juárez)

35
kilómetros abarcaba la malla en 2011

10
kilómetros de malla ciclónica se pretendía instalar en 2018

PARACAIDISTAS
Los parajes el Quío, Los Mangales y El Palenque

120
familias

480
personas

 

Relacionadas: