Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad

Elementos de la Sedena concuerdan en que la mayor satisfacción es pasar tiempo con su familia

  • Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad
  • Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad
  • Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad
  • Militares de la 28 Zona Militar, ejemplo de paternidad

Para los padres militares que integran la 28 Zona Militar, dedicarles tiempo de calidad a sus hijos es la mayor satisfacción que han experimentado durante su servicio como elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El Sargento Primero Transmisiones, Martín Gómez González, explicó que desde niño tenía el sueño de convertirse en militar, por lo que al concluir sus estudios de bachillerato se enfiló a las filas del Ejército Mexicano.

Con 12 años de experiencia, se especializó en sistemas de comunicaciones, donde su labor es mantener, operar y proporcionar el enlace de radiocomunicación y telefonía para todas las operaciones que se le asigna.

“Contamos con equipos sofisticados y para poder operarlos nos proporcionan todas las cualidades que debemos emplear en operaciones riesgosas. Tenemos que contar con los conocimientos para comunicarnos en cualquier punto de México”.

Detalló que las misiones más importantes en su área corresponden en algún tipo de ataque armado de la delincuencia organizada. “porque es donde más debemos tener enlace con el mando, ya sea para solicitar apoyo como equipo médico”.

“Hasta el momento el sistema de radiocomunicación que manejamos está muy cifrado y muy difícil para que la delincuencia organizada pueda lograr interceptar la comunicación”.

A decir del Sargento Gómez, cuando llega el momento de estar con la familia, principalmente con sus 4 hijos, “trato de darle mi mejor ejemplo, hacer todas mis actividades como el mejor padre, aunque paso poco tiempo con ellos trato de apoyarlos y estar pendiente de ellos”.

“En lo personal, desde niño me gustó ser soldado y ahora mis hijos también les llama la atención incorporarse al Ejército Mexicano, nos ven como héroes y eso nos fortalece para seguir sirviendo a México”.

Originario de Tepic, Nayarit, para realizar sus tareas cuenta con un aparato conocido como Harris Falcón 2, KDU y otros accesorios como antenas para poder enviar señal a cualquier lugar del país.

“Queremos decirle a la sociedad que estamos para servirles, somos del pueblo y un mensaje para los padres es que aprovechen el tiempo con sus hijos, que les den tiempo de calidad”, destacó.
Estamos para ayudar a la sociedad

Otra de las áreas importantes del Ejército Mexicano, es la psicología donde los elementos y sus familiares reciben una atención de calidad para poder cumplir con sus obligaciones y tareas encomendadas.

Desde hace 18 años el Capitán Primero Psicólogo, Ernesto Humberto Vázquez Gutiérrez, es el responsable de atender a sus compañeros que en algún momento pueden resentir sus ausencias en sus hogares.

“Atendemos a los pacientes que son derecho habientes y militares activos, lo que más se da es porque nos ausentamos de nuestros hogares por periodos prolongados, entonces en esto tenemos que ayudarles a los familiares, esposas, esposos e hijos para que tengan una mayor y pronta adaptación en este proceso”.

“De repente cuando tenemos que salir en alguna misión nos ausentamos del hogar y luego regresamos, entonces nuestros familiares nos extrañan, luego nos vamos otra vez y se sienten un poco triste, en esos casos son donde intervenimos”.

El Capitán Ernesto es originario del estado de Chihuahua y su pasión por servir a México, le han dado la oportunidad de viajar por toda la República Mexicana, por lo que ahora se encuentra asignado en la 28 Zona Militar.

Destacó que el apoyo de su familia, en especial de sus hijas ha sido fundamental para continuar en sus tareas cotidianas y su mayor satisfacción es atender a sus compañeros y familiares que necesitan algún tipo de apoyo psicológico.

En el marco del Día del Padre, los padres militares coincidieron que la mayor satisfacción es ofrecer a la familia tiempo de calidad como lo han hecho desde que se incorporaron a las filas de la Sedena.

 

 

Relacionadas: