Buscan que se reconozca el trabajo de los recicladores |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Buscan que se reconozca el trabajo de los recicladores

A pesar de que los pepenadores, llamados así de manera peyorativa, son personas trabajadoras, con una disciplina férrea y verdaderos ecologistas, lamentablemente su trabajo no es reconocido y son estigmatizados por su labor.

Buscan que se reconozca el trabajo de los recicladores | El Imparcial de Oaxaca

A pesar de que los pepenadores, llamados así de manera peyorativa, son personas trabajadoras, con una disciplina férrea y verdaderos ecologistas, lamentablemente su trabajo no es reconocido y son estigmatizados por su labor.

José Carlos León Vargas, director de Solidaridad Internacional Kanda, AC. (SiKanda), refrendó el compromiso de acompañar a los recicladores para que mejoren su calidad de vida y el ejercicio de sus derechos laborales, de salud, de vivienda y alimentación.

Al resaltar que tan sólo en el basurero que se encuentra en terrenos de Zaachila los recicladores le han ahorrado a la administración pública y a la sociedad cerca de 500 mil pesos mensuales, dijo que buscan acompañar estos procesos de tal manera que resignifiquen la importancia de su trabajo.

Y con ello, dijo, puedan vincularse de manera constructiva con las autoridades y con la sociedad para que se logre una cosa fundamental: ejercer su trabajo en condiciones dignas y seguras, como cualquier otro empleo.

Para SiKanda, igual de importante que el tema de la basura y del medio ambiente, son las personas que están detrás de la economía de la basura, personas que viven día con día de lo que las y los demás desechamos.

Admitió que no tienen reconocimiento, ni seguridad social, pensión, ni apoyo para sus hijas e hijos quienes también se ven afectados por la discriminación. “Ni siquiera chalecos de trabajo, pese al medio millón de pesos que nos ahorran mensualmente”.

Desafortunadamente existen dos Méxicos, el de la formalidad donde sí hay un trabajo bien pagado y con prestaciones, y el informal, donde existen muchas personas trabajando a merced de los peligros que corren día con día.

“Como sociedad, como gobierno y como estado tenemos una deuda que saldar con ellas y ellos. No es un asunto de caridad ¡es un asunto justicia social!”.

Actualmente en SiKanda trabaja con tres municipios que están abiertos a integrar a personas que antes eran pepenadoras y pepenadores para que se conviertan en recicladoras y recicladores y laboren en centros de tratamiento de residuos sólidos, centros de reciclaje.

“No nos acostumbremos a ver a las personas a trabajar en la informalidad y sin derechos, no sólo en este caso, sino para cualquier tipo de trabajo”, subrayó.

 

Relacionadas: