Oaxaca, uno de los estados que más vulnera a personas de la tercera edad |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Oaxaca, uno de los estados que más vulnera a personas de la tercera edad

Los derechos humanos de los adultos mayores en Oaxaca son transgredidos, ya que es la quinta entidad con más reclamos ante la CNDH.

Oaxaca, uno de los estados que más vulnera a personas de la tercera edad | El Imparcial de Oaxaca

Numeralia

51

casos de violaciones a los derechos humanos registrados por la CNDH de 2014 a 2016.

71

del 1 de marzo al 31 de diciembre de 2017.

55

casos del 1 de enero al 31 de diciembre 2018.

Frente a los ojos de Alberta pasaron 82 años en los que amó, gozó, perdió y ganó; llegaron los hijos y también se fueron; estuvo acompañada y también sola, como ahora… Más que nunca.

De rodillas frente a una tienda comercial en la agencia Santa Rosa Panzacola, en Oaxaca de Juárez, Alberta vende ajos, cebollas, orégano, canela y especias para sobrevivir, o por lo menos para intentarlo.

Un total de 177 quejas se presentaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por agravios cometidos hacia adultos mayores por parte de las autoridades de administración pública en el periodo comprendido del 1 de enero del 2014 al 31 de diciembre del 2018.

En el Informe Especial Sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas Mayores en México, la CNDH no especifica los organismos que más agravios cometen en contra de los adultos mayores oaxaqueños, pero si lo hace a nivel nacional, siendo el Instituto Mexicano del Seguro Social el que más quejas recibió, seguido del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y de la extinta Secretaría de Desarrollo Social.

Las nubes en la mirada de Alberta eluden la experiencia y las vivencias; la piel arrugada que desperdiga en su rostro, muestra las cicatrices de la vida, las aventuras de otros tiempos.

“Gano 50 pesos al día si bien me va”, dice la anciana, quien vive sola en la calle Independencia de la Segunda Sección del Ejido Guadalupe Victoria, del municipio de Oaxaca de Juárez, “casi al llegar a la terminal de autobuses de la Segunda Sección se ubica mi casa, ahí está una residencia grande y blanca, al ladito esta mi hogar, construida de láminas viejas”.

Incrementan quejas por maltrato a adultos mayores en Oaxaca

Cabe resaltar el crecimiento exponencial de las quejas por agravios a personas adultos mayores en los periodos medidos por la CNDH, contabilizándose 51 casos del 1 de enero de 2014 al 29 de febrero del 2016; 71 quejas del 1 de marzo del 2016 al 31 de diciembre 2017 y 55 casos del 1 de enero al 31 de diciembre 2018.

Exponencial también ha sido el lugar que ocupa la entidad a nivel nacional por el número de quejas en los periodos mencionados, siendo el lugar 11 en el primer lapso; séptimo en el segundo y quinto en el tercero.

Alberta nació en San Pedro Mixtepec, Miahuatlán, y emigró hace tantos años que no lo recuerda, “me vine con mi esposo, quien murió, al igual que mis hijos”, susurra sin inmutarse.

Vive sola y recuerda que tiene casa propia porque cuando llegó a la ciudad de Oaxaca los terrenos estaban muy baratos y pudo adquirir uno. En 15 minutos decenas de personas pasaron junto a ella, más de uno la vio con desprecio y otros con tristeza, ninguno le compró nada.

Adultos mayores son vulnerables

“En México, las personas mayores son particularmente vulnerables a enfrentar situaciones que anulan o menoscaban su dignidad, y su carácter de sujetos de derechos humanos, las cuales constituyen un obstáculo para que disfruten de una vida plena, se garantice el acceso a sus derechos y sean tomadas en cuenta como agentes autónomos participativos en su familia, comunidad y Estado”, señala el documento de la CNDH.

Los derechos presuntamente violados en las quejas presentadas son por el derecho a la seguridad jurídica, derecho a la protección de salud, a la legalidad, al trato digno, de petición y a la igualdad.

La anciana no recibe ningún tipo de ayuda oficial, por un tiempo estuvo inscrita en el programa federal 65 y Más, sin embargo, esa ayuda le fue negada luego de no tener un responsable.

“En la agencia del Ejido Guadalupe Victoria me dijeron que ya no me lo podían dar porque nadie se hacía responsable de mí”, dice Alberta con aire de enojo, “pero no me hace falta, todavía puedo trabajar”, remata señalando su mercancía.

El Estado no sabe de qué carecen sus adultos mayores

Los ancianos oaxaqueños padecen carencias para su atención en todos los ámbitos en la entidad, pues ni siquiera existe o no fue proporcionado a la CNDH un padrón de adultos mayores a la dependencia encargada de cuidar los derechos humanos a nivel federal.

Por otra parte, la violencia familiar y las lesiones sexuales son las más denunciadas por parte de los adultos mayores en Oaxaca con 92 casos y mismo número de víctimas, esto tan sólo es un panorama general de la problemática que aqueja a los adultos mayores, señala la CNDH.

“Me pongo aquí cada 15 días”, explica Alberta vestida con un gran suéter azul y un vestido de cuadros, “casi siempre me voy al mercado Zonal de Santa Rosa, ahí se vende un poco más pero casi nunca ganó más de 50 pesos al día”.

Alberta Vásquez Soriano nació el 7 de agosto de 1937 en San Pedro Mixtepec, Miahuatlán, y 82 años después, a las 9:00 horas del 11 de abril, de rodillas, frente a una tienda comercial, suplica a la gente que camina en la calle Abraham Castellanos de Santa Rosa, que le compren un manojo de ajos a 10 pesos para subsistir.