Albañiles y arquitectos celebran el Día de la Santa Cruz |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Albañiles y arquitectos celebran el Día de la Santa Cruz

Albañiles y trabajadores de la construcción festejan y recuerdan lo difícil de su trabajo y las complicaciones en la vida de un trabajador del cemento.

Albañiles y arquitectos celebran el Día de la Santa Cruz | El Imparcial de Oaxaca

Miguel Ángel Maya Alonso.- Los últimos 40 años de Donato han transcurrido entre la mezcla, los tabiques y la cuchara. Las canas le recuerdan que ya no es un joven mientras sentado frente a su cerveza relata lo que ha sido una vida difícil.

El albañil de más de seis décadas de vida se reúne con sus compañeros para festejar el Día de la Santa Cruz. La comida de hoy le sabe diferente, el pollo y el arroz llevan el condimento del festejo.

“Hoy es un día para festejar pero no para olvidar, la vida de un albañil es complicada, es uno de los trabajos más difíciles que puedes tener”, dice Donato, mientras sus compañeros atentos afirman con la cabeza.

Las carencias han sido muchas, pero también han sido muchos los momentos de alegría que ha pasado al lado de sus compañeros, afirma Donato, quien apenas terminó la primaria y tiene cinco hijos, a quien les ha dado lo poco o lo mucho que tienen de la albañilería.

Un albañil en Oaxaca gana 2 mil 500 pesos, mientras que un chalán mil 500, “no es mucho, pero alcanza para sobrevivir”, asegura Donato, “los momentos complicados son cuando te enfermas, ahí tienes que pagar al doctor, porque aquí no hay seguro”.

En esta misma tónica, Noé señala que una de las cosas más complicadas de dedicarse a la construcción es la falta de las prestaciones sociales, pues algunos patrones ayudan, pero otros se hacen de la vista gorda.

“Muchos compañeros han muerto en accidentes, otros se han lastimado”, denuncia Noé, “eso hasta cierto punto es normal, pero lo que si molesta es que a veces los patrones dudan que te hayas lastimado, o a veces hasta te presionan para que trabajes, cuando físicamente ya no puedes”.

Noé ha sido testigo y víctima de las injusticias en los más de 20 años de recorrido en la construcción; pero no pierde la esperanza y agradece todo lo que este trabajo le ha dado.

Amar su trabajo

Óscar, quien se autodefine como todólogo, señala que él es albañil, pintor, electricista, plomero, “lo que caiga, porque si no, no comes”, además lo importante, dice el todólogo, es el amar tu trabajo, no importa cuál sea.

“Yo hago las cosas lo mejor que puedo, para que me guste a mí y al patrón, así te dan más trabajo”, declara mientras bebe un sorbo de su cerveza.
En Oaxaca hay trabajo en la construcción, según la experiencia de Óscar, quien afirma que da lo mismo trabajar en cualquier parte de México, pues mientras más paguen, más caras están los productos básicos.

Por lo mientras, ayer 3 de mayo, Donato, Noé y Óscar sólo trabajaron medio día, pues es su festejo y no pueden faltar las cervezas, la música y la comida, aunque sea un pollo con arroz, que con hambre es la mejor comida del mundo.

Arquitectos y estudiantes también celebran su día

Humberto Torres. -En un ambiente de fiesta y color, ataviado de arlequines y disfrazados de personajes de la vecindad del Chavo (sin faltar las bebidas espirituosas) los estudiantes de la facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) festejaron el “Día de la Santa Cruz”.

Antes de esto tomaron algunas calles y pasearon por el zócalo de la ciudad, con bandas de música, zancudos y danzantes de la pluma, esto como parte de los festejos que los trabajadores de la construcción celebran.

Posteriormente bailaron en la Alameda de León y convivieron con la gente que se arremolinó para observar y participar en esta singular celebración que año con año realizan los futuros constructores en Oaxaca.

La fecha es muy significativa pues coincide con el inicio de la temporada de lluvias, por lo que tiene mucho significado también para las culturas agrícolas, ya que está relacionado con las cosechas, la fertilidad de la tierra, con la vida y la reproducción de la comunidad.

El festejo es mayormente conocido por ser una celebración relacionada con los trabajadores de la construcción: los albañiles, quienes acostumbran colocar una cruz de madera adornada con flores en lo alto de las obras que se encuentran en construcción.

La palabra albañil, es de raíz arábiga, que proviene de la palabra banni, que significa “el que edifica”. Albañil es el que construye y en efecto, estos hombres construyen el progreso de los pueblos.

Los estudiantes se reunieron en la explanada de su facultad en Ciudad Universitaria tras haber caminado por calles de la ciudad para celebrar este día con música y baile.

Ahí se encontraban El Chavo, don Ramón, la Chilindrina, Quico, también un enmascarado y un arlequín, quienes animaron el festejo donde el ánimo se desbordo por completo.

“De aquí para el terreno de Lavariega. Ya están listos el chivo, las tortillas, refrescos, mezcal y cervezas. Y hasta que el cuerpo aguante”, se escuchó decir.