Pide la UABJO a JLCA no más embargos a cuentas de nómina |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pide la UABJO a JLCA no más embargos a cuentas de nómina

Señalan que estas acciones ponen en riesgo la estabilidad de la Máxima Casa de Estudios

Pide la UABJO a JLCA no más embargos a cuentas de nómina | El Imparcial de Oaxaca

El rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), Eduardo Bautista Martínez, hace un llamado respetuoso a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), dependiente del Gobierno del Estado, a evitar más embargos a sus cuentas de nómina porque ello pone en riesgo no sólo la estabilidad de la Máxima Casa de Estudios, sino que vulnera todos los derechos de más de 4 mil trabajadores.

En entrevista con EL IMPARCIAL, el rector Bautista cita lo dispuesto por los artículos 1, 2, 3, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 3 y 6 de la Ley de Bienes pertenecientes al Estado; 112 de la Ley Federal del Trabajo, así como 1, 3, 15, 16 de la Ley Orgánica de la UABJO que señalan que los bienes de la institución son inembargables, así como los salarios de las y los trabajadores.

Refiere que la mayoría de laudos ganados a la Máxima Casa de Estudios de la entidad oaxaqueña en la JLCA, contenidos en más de 600 expedientes, datan de hace más de 10 años y están pendientes de ser ejecutados por parte de la autoridad laboral correspondiente.

Por ello, considera importante que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje asuma una posición de neutralidad e, incluso, revise los procedimientos que llevaron a fallos lesivos hacia la Universidad, independientemente de que resulten responsables algunos funcionarios de la misma Junta, de la oficina del Abogado o Defensores que hayan resultado coludidos en irregularidades.

Además, aún cuando se tratase de asuntos individuales que por lógica deberían seguir una ruta jurídica, las demandas son respaldadas por los sindicatos que agregan componentes políticos y de presión hacia la institución educativa, precisa.

El Rector de la UABJO puntualiza que en algunos casos son los abogados de los demandantes quienes alientan las medidas de presión política, aunque ello posiblemente tenga que ver en que reciben hasta el 50 por ciento de los montos de sus clientes.

¿Quiénes demandan a la Universidad?
-Se trata de personal de confianza y/o funcionarios que prestaron sus servicios a la UABJO, así como de trabajadores sindicalizados que ahora demandan prestaciones y salarios caídos por millones de pesos, pero en la ejecución de estos laudos se viola el Artículo 112 de la Ley Federal del Trabajo, el cual de forma expresa decreta la inembargabilidad de los salarios.

El Dr. Eduardo Bautista precisa los términos del Artículo 112: “Los salarios de los trabajadores no podrán ser embargados, salvo en el caso de las pensiones alimenticias decretadas por autoridad competente en beneficio de las personas señaladas en el Artículo 110, fracción V, de la Ley Federal del Trabajo”.

Y agrega que la situación se complica ante la insolvencia económica que resiente la Máxima Casa de Estudios, que en los últimos dos años no ha recibido recursos para cubrir dichos laudos y, por el contrario, las erogaciones por ese concepto son observadas y sancionadas por las auditorías.

¿Ha solicitado la intervención del Gobernador del Estado?
-Por supuesto, he solicitado mayor coordinación e imparcialidad de la Junta Local para atender este tema que si bien beneficia a algunos trabajadores y a sus abogados, afecta a la UABJO y genera incertidumbre sobre los salarios del conjunto de trabajadores.

Insiste en “la importancia de que la Junta evite que los asuntos individuales se politicen y no reciban el tratamiento de asuntos colectivos que son abanderados por los sindicatos y que provocan desestabilización de la Universidad. Sólo he pedido imparcialidad para no dañar a nuestra institución”, subraya.