Pierde Oaxaca 40 mmdp por falta de vías rápidas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Pierde Oaxaca 40 mmdp por falta de vías rápidas

Al menos 40 mil millones de pesos se han dejado de invertir en Oaxaca, ante la falta de una infraestructura carretera en óptimas condiciones

Pierde Oaxaca 40 mmdp por falta de vías rápidas | El Imparcial de Oaxaca

Al menos 40 mil millones de pesos se han dejado de invertir en Oaxaca, ante la falta de una infraestructura carretera en óptimas condiciones y el retraso de una década en la conclusión de la Súper Carretera a la Costa y al Istmo de Tehuantepec.

Hace ya casi un año cuando el entonces titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza y el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, dieron el banderazo de reinicio de las obras (que se construyen desde hace una década) en la autopista Oaxaca – Puerto Escondido, sin embargo, los avances son escasos.

La obra abarca el tramo Barranca Larga-Ventanilla de 104 kilómetros de autopista y se han invertido recursos por más de 6 mil 500 millones de pesos, tiene un avance de 56% y busca contribuir a incrementar la infraestructura carretera estatal, así como a apuntalar el desarrollo de Oaxaca.

Felipe Palacios Sibaja, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Oaxaca añade que en promedio anual, la entidad que ha dejado de recibir 4 mil millones de pesos anuales, por falta de inversión, derrama económica y turismo.

“Estamos hablando de empresas que no han llegado a la Costa y al Istmo de Tehuantepec, derrama económica del turismo que opta por otros destinos, así como lo que se ha dejado de percibir por una obra que lleva 10 años de atraso”, subraya.

Y es que en los trabajos de construcción de la autopista Oaxaca-Puerto Escondido, que se construye desde 2009 (Felipe Calderón Hinojosa – presidente y Ulises Ruiz Ortiz – gobernador) han pasado por manos de Omega, ICA y ahora por el gobierno federal tras ser rescatada por Banobras.

Actualmente tenemos una red carretera pavimentada de seis mil kilómetros, pero son transitables a una velocidad promedio de 60 kilómetros por hora en muchos de los tramos tanto de la región de la Costa como del Istmo de Tehuantepec, dado que hay muchos desperfectos, expone el empresario.

De la misma forma detalla que los gastos se disparan en el traslado de materiales de construcción y productos por el gasto en combustible, horas hombre – camión y mayores tiempos de traslado para puntos como Huatulco o Puerto Escondido, “dado que tenemos que entrar por la región del Istmo”.

“La carretera a la Costa por Sola de Vega hay tramos muy afectados y que no han sido atendidos por las autoridades correspondientes, ahí hacemos el llamado para que se atiendan antes de que empiece la temporada de lluvias”, advierte Palacios Sibaja.

Denuncian transportistas carreteras en pésimo estado
Para Moisés Wendulain Ramírez, delegado en Oaxaca de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram), las carreteras federales en la entidad son unas de las más deterioradas y con dimensiones poco favorables para el transporte de carga.

“Esa carretera que va a las comunidades y destino de descanso en la región de la Costa, son un martirio tanto para los transportistas como para los pasajeros, debido a que son altamente sinuosas y eso las convierte en un peligro”, dice.

Con experiencia de más de dos décadas atrás de un volante, pone como ejemplo el tramo que va de Lachao a San Gabriel Mixtepec, son 6 kilómetros que es terracería y no hay pavimento.

Otro punto en estado poco transitable es San Pedro Mixtepec – Puerto Escondido, son carreteras que ya no son transitables para camiones pesados y vemos una situación similar en el Istmo en el tramo que va de La Ventosa a Matías Romero.

Problemas sociales retrasan obras
Desde su punto de vista, los problemas sociales, disputas entre sindicatos y la insolvencia de las empresas constructoras que tienen asignada la construcción de la Súper Carretera a la Costa, ha generado pérdidas para los diversos sectores.

“Basta con juntar a 20 pobladores incautos y bloquear cualquier obra, como ha ocurrido a lo largo de la obra tanto del Istmo como de la Costa y no vemos que haya autoridad para aplicar la ley y hacer que Oaxaca salga adelante”, reflexiona.

Y habla de lo masoquistas que se han vuelto los turistas nacionales y algunos extranjeros al soportar bloqueos en el Istmo y la Costa, en tramos en donde permanecen varados bajo el sol por horas.

Nuestras carreteras son sinuosas y a eso súmale que están en mal estado, porque no sabemos en qué invirtieron tanto Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), cuestiona.

El transportista añade que con mejores vías de comunicación o la súper carretera al Istmo de Tehuantepec o a la Costa, se ahorrarían hasta un 20 por ciento de sus costos de operación para mover la carga de la capital del estado a Huatulco o a Tehuantepec.

Pega a empresarios carreteras en mal estado
Mientras tanto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Oaxaca, Carlos Guzmán Gardeazabal opina que contar con buenas vías de comunicación impacta de inmediato en la economía de un estado.

“Desafortunadamente desde el presidente (Vicente) Fox y hasta el actual (Andrés Manuel López Obrador), no hemos podido concluir las súper carreteras a la Costa y al Istmo y eso tiene un impacto”, explica.

No obstante lamenta que ni a ICA (Ingenieros Civiles Asociados), ni al Grupo Carso le interesó concluir las vías de comunicación en Oaxaca, por eso se necesita concluirlas en estos años, lo cual bajará costos de mercancías y de transporte.

“Con la construcción de la súper carretera a la región del Istmo de Tehuantepec se tuvo una importante repercusión económica favorable, al acercar el desarrollo a las comunidades indígenas y verlas como polos de desarrollo”, apunta.

Sin duda que en el económico pega a los empresarios el que no existan vías rápidas a la costa y al Istmo, porque se reducen costos de traslado, combustible y refacciones en las unidades de motor, sostiene.

“El comercio y el turismo son los sectores más afectados por las carreteras deterioradas, pero debemos ubicar las oportunidades que se vienen para Oaxaca, una vez que se acabe el tramo Barranca Larga – Ventanilla y Mitla – Tehuantepec”, añade.

La carretera Oaxaca-Puerto Escondido se construirá a través de Banobras con respaldo de la SCT, y tendrá más de 104 kilómetros lineales, con cuatro carriles, 11 puentes, tres túneles, nueve entronques y dos casetas de cobro, y que reducirá el tiempo de traslado de seis a tres horas de la Ciudad de Oaxaca a la Costa.