Ante los avances tecnológicos, agonizan imprentas en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Ante los avances tecnológicos, agonizan imprentas en Oaxaca

Si los impresores no se actualizan tienen el grave riesgo de desaparecer, dice expresidente de la Canagraf en Oaxaca

Ante los avances tecnológicos, agonizan imprentas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Alrededor de 35 imprentas se resisten a desaparecer agobiadas por los avances tecnológicos, la falta de infraestructura y un entorno económico muy debilitado, pues para una cuestión comercial la tecnología necesita respuestas y diseños muy rápidos.

Desde hace más de ocho años prácticamente van en picada, a pesar de que muchos de ellos se han atrevido a invertir para dejar de ser un oficio y convertirlo en empresas, conscientes de que si los impresores no se actualizan tienen el grave riesgo de desaparecer.

Orlando Rodríguez García, expresidente de la Cámara Nacional de las Artes Gráficas (Canagraf), destacó que la actualización e innovación en trabajos de impresión los mantiene vigente, pero lamentablemente otras más poco a poco van desapareciendo.

Agobian las cuestiones tecnológicas, políticas y económicas, y pesar de que es una industria transversal que apoya el desarrollo de otras ramas industriales, como electrónica, turismo, alimentos y bebidas, calzado, restaurantes y editorial, vive una situación que pone en dificultades a las miles de familias que dependen de ella, lamentó.

El declive inició hace más de ocho años con la aplicación de la factura electrónica por parte de las autoridades hacendarias, pues el mayor volumen de la producción de las imprentas tradicionales era la emisión de facturas, por lo que la innovación de ese documento por medios digitales redujo en más de un 40 la clientela.

Con el avance y accesibilidad de la tecnología en materia de equipos de impresión, en la actualidad casi todas las empresas cuentan sus propias impresoras láser o las rentan, asestando otro golpe más a la producción de las imprentas tradicionales, que de esa manera resistieron otra baja en la producción.

Aceptó que son pocas las imprentas que han decidido adecuarse a las nuevas demandas tecnológicas y del mercado, y cambiar sus servicios anticuados, por los más solicitados ahora, como la impresión de alta resolución, impresión gran formato, impresión offset, grabados láser, etcétera. Los talleres que han sobrevivido lo han hecho porque han buscado alternativas qué ofrecer, con la misma calidad, pero implementando otras tecnologías.

Ante tal escenario, insistió en poner en marcha políticas públicas para integrar a la micro y pequeñas empresas del sector gráfico, pues a lo largo de todos estos años se han perdido más de dos empleos aproximadamente, tomando en cuenta que una imprenta genera entre 10 y 15 empleos directos y muchas otras que son prácticamente familiares.