Café oaxaqueño, con sabor a triunfo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Café oaxaqueño, con sabor a triunfo

Pese al apoyo mínimo que reciben los productores a nivel estatal, han logrado destacar a nivel nacional e internacional

Café oaxaqueño, con sabor a triunfo | El Imparcial de Oaxaca

A pesar de contar con apoyos mínimos para la producción de sus tierras, cafetaleros de la Costa y Mixteca han dado la cara por Oaxaca y figuran ahora a nivel internacional con granos de de gran calidad.

Las autoridades estatales reconocen que en el cultivo del café existe baja producción y productividad derivada del alto índice de plantaciones viejas y la presencia de plagas y enfermedades del cafeto (principalmente la roya anaranjada), la cual merma la calidad del café oaxaqueño.

En el foro nacional “Hacia una nueva cafeticultura en México”, organizado por el Consejo Nacional de Organismos Productores del Café (Conaprocafe), se concluyó que para dar auge al café oaxaqueño se necesita el acompañamiento decidido de los gobiernos estatal y federal con programas y recursos que verdaderamente aterricen en el campo y sobre todo en los verdaderos productores.

La organización aglutina a pequeños productores de Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca, que representan alrededor del 50% en esos estados.

Los Pendientes

Dentro del diagnóstico de la situación del aromático en la entidad, se contempla la necesidad urgente de crear la Ley para el Desarrollo Sustentable de la Cafeticultura en Oaxaca.

Es necesario también establecer un organismo que instrumente políticas públicas y coordine la atención institucional y financiera para el desarrollo integral del sector cafetalero.

Así mismo, crear el Instituto Oaxaqueño del Café, el cual tendrá la facultad de instituir las políticas públicas que permitan, en el corto plazo, cumplir con los objetivos y metas planteadas para reactivar la cafeticultura en el estado.

De igual forma acordaron implementar un programa integral (acompañamiento, asesoría y capacitación técnica de agricultura protegida, que involucre la planeación, programación y su rentabilidad.

Lo anterior se deberá complementar con el fortalecimiento de las unidades de producción establecidas y la reactivación de las superficies potenciales que se encuentren en desuso, diversificando los cultivos de acuerdo con las necesidades de los mercados.

No todo está perdido

A pesar de las carencias y los escasos apoyos, productores como Pedro Pérez y Félix López García han dado la cara por los locales y han ganado importantes galardones a nivel internacional.

Pérez obtuvo el mayor reconocimiento en el Sexto Certamen Taza de Excelencia, al obtener el mejor precio de venta de su producto, muy por encima de lo que paga el mercado internacional.

A su vez, Félix López de Santa María Yucuhiti obtuvo por segundo año el premio Presidencial por la calidad de su producto, al alcanzar un café de alta especialidad en un municipio de la Mixteca oaxaqueña.

Los problemas

Para Salvador Anta Fonseca, director ejecutivo del Consejo Civil para la Cafeticultura Sustentable en México, la crisis del café en México ha provocado además una mayor emigración en las zonas cafetaleras, abandono del cultivo del café y cambios de uso del suelo que han generado la sustitución de cafetales por milpas y potreros, principalmente.

El experto en temas de medio ambiente expone en su artículo del Sistema de información científica que se han perdido con ello importantes áreas con cubierta forestal en las zonas del centro y sureste del país.

Esto, además de agudizar las condiciones de pobreza de un importante sector de la población rural mexicana, se ha convertido en un importante factor de deterioro ambiental, cita. Lo anterior, al provocar la pérdida de áreas con cubierta forestal y de diversas especies que sirven de hábitat para muchas especies animales, principalmente de aves, epifitas, insectos, entre ellos (Faminow y Ariza, 2004).

El café de sombra es un producto que puede tener un significado importante para muchos actores de una cadena productiva que puede resultar virtuosa, y favorable para la conservación del medio ambiente, apunta Anta.

El especialista considera que necesitamos, como sociedad y gobierno, impulsar y favorecer prácticas de manejo sostenible que beneficien a los grupos sociales más desprotegidos y que propicien además del mantenimiento de servicios ambientales, su uso duradero.

Para lograr un trabajo conjunto es necesario alentar y fomentar una práctica responsable e integral, a través de acciones y apoyos del gobierno: subsidios de despegue para desarrollar mercados alternativos, realizar estudios más detallados, apoyar con asistencia técnica y asesoría a los grupos de productores, fortalecer la organización social y productiva; y también como ciudadanos y consumidores conscientes, promover una cultura de consumo responsable.

¿Qué se necesita?

Los expertos apuntan que los productores oaxaqueños de café necesitan acompañamiento técnico y recursos económicos para cuidar las parcelas cafetaleras, además de modificar la Ley de Desarrollo Rural Sustentable para dar validez a la creación del Instituto Nacional del Café, mismo que impulsa el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

La propuesta de crear un Instituto Nacional del Café, con recursos centralizados, beneficiaría a productores de zonas indígenas donde se requiere inversión para aumentar productividad y erradicar la pobreza extrema.

Enrique López Aguilar, presidente de Inovacafé, dice que grandes empresas a nivel internacional están interesadas por el café de especialidad oaxaqueño.

En épocas pasadas se pensaba que la altitud era el régimen que controlaba la calidad del café, y más bien es la temperatura la que rige mayor adaptación y se ha encontrado que en los cafetales que tienen buen trabajo y fertilización, los brotes de roya son mínimos, y en ese escenario atender los cafetales ya no es un problema, y no solo en los cafetos que son tendenciosos como la variedad pluma, sostiene.

Los actores involucrados piden trazar la ruta para crear la Comisión Nacional del Café, porque es la única vía que tienen los pequeños productores para un mejor desarrollo de las regiones cafetaleras del país, entre ellas, Oaxaca.

La inversión oficial

En materia de café, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó que ha tenido una inversión en 2018 de 77 millones 855 mil 637 pesos para 13 mil 72 productores.

El recurso se aplica mediante el programa de apoyos a pequeños productores, y mediante los componentes de Procafé e impulso productivo al café.

 

Café Pluma, variedad oaxaqueña

En la Finca San Francisco se ha producido café por más de 130 años, misma que fue fundada por Carlos J. Leyva Zavaleta, actualmente se siembra café Pluma, entre otras variedades, el cual se produce en la región de Pluma Hidalgo, Pochutla, Oaxaca, en donde el caficultor Jesús Leyva, cuarta generación produciendo café, explica cómo han sorteado las adversidades en la producción del aromático.Más información: http://bit.ly/2NFzNIZ

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Monday, September 24, 2018

 

 

Relacionadas: