Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca

La obra de Juventino Pérez Gómez, habla sobre los obstáculos y dificultades que enfrentan las personas indígenas cuando deciden explorar nuevos escenarios

  • Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca
  • Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca
  • Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca
  • Continúa discriminación hacia sector indígena en Oaxaca
DISCRIMINACIÓN

40.3% por condición indígena

58.3% por tener una condición discapacitante

41.7% por sus creencias religiosas

LOS DATOS

16 lenguas se hablan en Oaxaca

4 están en peligro de extinción 3ER lugar ocupa Oaxaca en discrminación

62% de la población oaxaqueña es indígena

Además de enfrentarse a problemas de dinero y comida, la población indígena suele tener dificultades al pasar de su comunidad de origen a otra, como a la ciudad de Oaxaca, donde frecuentemente son objeto de discriminación.

Los retos que emprenden las personas que hablan alguna lengua indígena y deciden emigrar a una ciudad donde se habla el español, son abordados por Juventino Pérez Gómez, autor de la recién publicada obra “La vereda desconocida”.

El protagonista de la obra es un niño de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, que muestra algunos de los obstáculos y dificultades que enfrentan las personas indígenas cuando deciden explorar nuevos escenarios.

En el escrito, el autor muestra que en Oaxaca hay quienes desean superarse y solo requieren de un impulso para seguir haciéndolo, pese a enfrentarse a diversos hechos, como la discriminación por hablar una lengua indígena donde predomina el español.

“Uno de los obstáculos es no hablar español y sufrir la discriminación, que es una constante. Pero el indígena sí puede trascender”, expresa el autor que muestra a una serie de personajes con nombres chinantecos.

Para el también fiscal especializado para la Atención de delitos de Alto impacto, la historia del niño adentra al lector a la cultura chinanteca, donde se puede imaginar qué es lo que come y cómo es la cultura de los habitantes de esa zona.

El libro aborda uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la comunidad indígena: la discriminación. Pérez Gómez resaltó en entrevista, que la matrícula de las universidades, por estas mismas razones y obstáculos, contempla menos del 3% de estudiantes hablantes de una lengua indígena.

“Es un enorme reto para ellos, porque además de aprender el nuevo conocimiento, enfrentan una lengua y cultura diferente; pero sí se puede”, insistió el autor. Es ya sabido que lograr en México concluir estudios de nivel superior y obtener un título es una tarea larga y que tiene muchas dificultades; pero especialmente lo es para este sector de la población que con condiciones adversas, también busca mejores oportunidades.

El chinanteco, lengua indígena materna del autor de La vereda desconocida, es una de las 16 lenguas de Oaxaca que se encuentran en peligro de extinción, al igual que lo están el chatino, el amuzgo, el huave, el ixcateco y zoque, por mencionar algunas.

Para el autor, es importante visibilizar la problemática que enfrenta la población indígena en su propio estado y país; no solo son problemas económicos sino también de discriminación al enfrentar una cultura que los elude, desprecia o ignora.

Previo a la presentación del libro en la Casa de la Cultura Jurídica, donde se contó con la presencia del fiscal General, Rubén Vasconcelos Méndez, Pérez Gómez recordó que él también fue objeto de la discriminación durante su juventud por hablar una lengua indígena, pero con voluntad continuó adelante.

Oaxaca, uno de los que más discrimina

En la “Encuesta de prevalencia de la discriminación”, publicada hace unos días por el INEGI, Oaxaca se ubicó en el tercer estado del país con mayor prevalencia, después de Puebla y Colima.

Las principales causas de discriminación presentadas en dichas entidades, fueron la apariencia, la manera de hablar, edad y religión, características que se ven mayor afectadas para los hablantes de alguna lengua indígena.

La encuesta se realizó en coordinación con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y en sociedad con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

Pese a que Oaxaca es un estado donde el 62% de la población oaxaqueña se reconocen como indígenas, pocos logran concluir con sus estudios universitarios y se enfrentan a mayor discriminación por su tono de piel, voz y cultura.

La encuesta arrojó que en el ámbito nacional, las personas que mayor prevalencia enfrentan de discriminación son, además de las indígenas, aquellas que tienen alguna discapacidad; afirmaron haber sido discriminadas en el último año principalmente al solicitar servicios médicos, en la calle, en el transporte público y en la propia familia.

Del mismo modo, el 40.3 por ciento de la población indígena declaró que se le discriminó debido a su condición de persona indígena; mientras que el 58.3 por ciento de las personas con discapacidad, a causa de su condición de discapacidad y de las personas de la diversidad religiosa, el 41.7 por ciento señaló que fue por sus creencias religiosas.

 

 

Relacionadas: