Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Oaxaca

Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa

La cantidad que cobra la empresa por construir la vía, que presenta un avance de 68%, es exorbitante, pese a lo anterior, no cumple con brindar los servicios necesarios para mantenerla en buenas condiciones y la obra en algunos tramos está paralizada

  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
  • Recibe 2,100 mdp Grupo Carso por una vía inconclusa
LA HISTORIA

2004 fue iniciada la obra 2010 la SCT concesionó la obra a ICA- CARSO 42 meses era el tiempo estimado de la ejecución de la vía 80 millones de pesos invirtieron en obras sociales

CARSO RECIBE POR COBRO DE PEAJE

2500 vehículos transitan diariamente 30 pesos por unidad cobran por unidad 3.6 mdp mensuales 43.2 mdp anuales 2 mil 173.2 mdp recibirá en 2018

Una carretera inconclusa puede significar un negocio de grandes dimensiones y así lo sabe la empresa CARSO de Carlos Slim, que por operar un tramo de alrededor de 20 kilómetros de la autopista Mitla-Tehuantepec obtendrá en 2018 más de 2 mil 100 millones de pesos, la mayor parte de ellos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero también contribuirán los viajeros que pretenden llegar a Hierve El Agua y que han sido obligados a pagar una de las vías rápidas más caras de Oaxaca.

Pese a que la vía presenta un avance de obra de 68% y de que solo son operados 32 kilómetros, el contrato de prestación de servicios por 20 años que CARSO e ICA firmaron el 27 de mayo de 2010 con la SCT obligará al gobierno federal a pagar al menos 22 mil millones de pesos por operar, mantener y conservar el tramo carretero libre de peaje Mitla-Tehuantepec, con una longitud de 166 kilómetros hasta 2030.

De acuerdo con el apartado proyectos para prestación de servicios del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 este año la SCT entregará a CARSO mil 850 millones de pesos; y de 2019 a 2030, cuando termine la concesión, la previsión es que se le entreguen mil 712.3 millones de pesos anuales, sumando al final 22 mil 397 millones de pesos. Estos recursos superan los 9 mil 637.1 millones de pesos que de acuerdo con el contrato realizará CARSO como inversión total para esta obra.

Adicionalmente, reportes entregados a la SCT señalan que por el cobro de peaje en la caseta Mitla-Tehuantepec la empresa recibe 3.6 millones de pesos mensuales, 43.2 millones al año, más un pago por disponibilidad de 280 millones de pesos. En 2018 la empresa recibirá 2 mil 173.2 millones de pesos. Nada mal si se considera que es una vía inconclusa.

A pesar de que el pago por prestación de servicios incluye operar, conservar, mantener, modernizar, ampliar y explotar el tramo carretero Mitla-Entronque Tehuantepec II de 166 kilómetros, actualmente el tramo que lleva al entronque con San Lorenzo Albarradas es el único que se encuentra en operación. A los visitantes no les queda otra que pagar los 30 pesos por automóvil que cuesta pasar por esta zona.

El principio de la historia sin fin

La carretera Mitla Tehuantepec fue iniciada con recursos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2004, no obstante fue hasta el 27 de mayo de 2010 cuando la SCT la concesionó a Autovía Mitla-Tehuantepec S.A. de C.V., filial de las empresas ICA-CARSO, con plazo de ejecución de 42 meses.

La obra debió haber sido inaugurada en noviembre de 2013. La última fecha de terminación autorizada por SCT conforme a reprogramaciones solicitadas por el concesionario fue junio de 2016.

El promedio histórico de inversión mensual hasta diciembre de 2015 fue de 154 millones de pesos y el avance físico de 1.4%, sin embrago para 2016 Autovías acusó problemas sociales -que se registraron en Juquila Mixes y Quiavicuzas- por lo que redujeron la inversión mensual y a partir de los primeros días de marzo la obra fue suspendida totalmente.

El 22 de septiembre de 2015 se puso en operación el tramo Mitla–Santa María Albarradas de 28 kilómetros de longitud y de acuerdo con reportes del concesionario a la SCT el aforo actual es de alrededor de 2 mil 500 vehículos diarios.

El aforo histórico de vehículos por la carretera federal libre no rebasaba los 800 vehículos diarios. Lo anterior refleja el impacto que este pequeño tramo ha tenido en las actividades comerciales y económicas de parte de la región mixe.

El 4 de marzo de 2016 se pusieron en operación 40.5 km en el tramo entronque Lachiguiri–Tehuantepec II.

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que la inversión fue de más de mil 340 millones de pesos y la obra facilitaría el acceso a la zona mixe y zapoteca.

En septiembre de 2016 se abrieron a la circulación ocho kilómetros entre el entronque Albarradas y el acceso provisional del camino que comunica a San Pedro y San Pablo Ayutla.

A mediados de octubre de ese año entró en operación el puente Lachiguiri de la autopista.

Sin embargo, con motivo del sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017, el tramo Mitla-Ayutla sufrió cuatro derrumbes de mediana magnitud y dos mayores así como una falla de terraplén de aproximadamente 100 metros.

Estos daños propiciaron que únicamente estén en servicio 20 kilómetros de los 36 que fueron terminados y por los cuales el gobierno les paga una cuota mensual por prestar el servicio además de la cuota que directamente el concesionario cobra a los usuarios por supuestamente utilizar 36 kilómetros.

Después de 10 meses la empresa no ha reparado ni abierto los tramos dañados bajo la complacencia de SCT y del Gobierno del Estado.

68% de avance

El avance reportado por SCT para el tramo intermedio es de 68%, quedando pendientes de concluir 78 kilómetros del tramo central de 90 kilómetros, punto desde el cual la concesionaria Autovía Mitla-Tehuantepec S.A. de C.V. ha trabajado desde la revisión y modificación del trazo original.

El derecho de vía de la autopista no ha sido regularizado por la SCT. Aunque la obra fue retrasada por insuficiencia financiera del concesionario, la justificación que entregó ante la SCT fueron problemas sociales no atendidos por el Gobierno del Estado.

A partir de noviembre de 2016, las comunidades de San Juan Juquila Mixes, Santiago Quiavicuzas y San Juan Lachixila, bajo el argumento de no haber realizado las inversiones de obra social ofrecidas por la SCT y el Gobierno del Estado en 2015 suspendieron los trabajos en estas zonas.

Especialistas señalan que la empresa dispone de 80 kilómetros donde no tenía obstáculos para trabajar, excepto su situación financiera.
Como respuesta a la atención que Juquila Mixes ha recibido del Gobierno del Estado, a partir de principios del mes de mayo, en tramo de su jurisdicción quedó liberado también.

En febrero de 2016, Santo Domingo Tepuxtepec liberó el tramo de dos kilómetros en donde se construyen tres viaductos, sin embargo la concesionaria tampoco reinició los trabajos.

El Gobierno del Estado en apoyo al concesionario ha invertido en acciones y obras sociales en las localidades aledañas a la autopista alrededor de 80 millones de pesos.

 

ICA abandona

Para abril de 2017 ICA y Carso, participantes de Autovía Mitla-Tehuantepec S.A. de C.V., acordaron que las acciones quedarían por completo en manos de la empresa de Carlos Slim.

Sobre la carretera Mitla-Istmo de Tehuantepec, asignada a la constructora en 2010, pero en desarrollo desde hace 18 años, SCT dijo que tendrá como nuevo concesionario a Ideal, de Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, que ya era socio en este proyecto.

Especialistas consultados señalaron que como en el caso de la autopista Barranca Larga-Ventanilla, en ésta el concesionario carece de recursos para continuar trabajado al ritmo que su compromiso requiere, “no obstante que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le paga al concesionario por el servicio que ofrecen los tramos abiertos a la fecha y que en el lado de Tehuantepec poco beneficio ofrecen a la región”.

La SCT en sus comunicados ha señalado que las comunidades de Santiago Lachiguiri, Santiago Laollaga y Santo Domingo Tehuantepec ya se han visto beneficiadas por esta obra, lo cual ha sido cuestionado por pobladores.

 

Proyecto prioritario

Entre los siete proyectos de infraestructura que Andrés Manuel López Obrador anunció como prioritarios para el próximo gobierno federal, se encuentra la construcción del tren interoceánico que conecte los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, mismo que estará integrado dentro del proyecto de las zonas económicas especiales, para el cual será indispensable que la autopista Mitla-Tehuantepec sea concluida.

El pasado 23 de julio, López Obrador anunció que destinaría 500 mil millones de pesos para estos siete proyectos. “Esos recursos se van a reunir con el dinero que vamos a obtener por ahorros, porque se van a reducir como ya se ha dicho, los sueldos de altos funcionarios públicos, va a haber un gobierno austero, va a haber compras consolidadas, no se va a comprar caro, se va a comprar lo indispensable”, señaló.

Sobre las zonas económicas especiales, aseguró que el programa continuará, “pero la prioridad en el marco de ese programa la va a tener el Istmo de Tehuantepec, el proyecto de desarrollo de la región del Istmo de Tehuantepec, otra zona prioritaria va a ser al de la frontera norte”.

De acuerdo con el Proyecto de nación de López Obrador, Coatzacoalcos y Salina Cruz tienen en común “falta de planeación, grandes déficits en infraestructura y, en general, de servicios; incongruencias en el uso de suelo, especulación e invasión de predios, graves problemas de contaminación y afectación al medio ambiente”.

Para la etapa inicial de este proyecto se invertirán 48 mil millones de pesos con los que se cubrirán estudios territoriales, económicos y sociales y la actualización de los planes de desarrollo urbano en Salina Cruz y Coatzacoalcos. Para concretar estas inversiones del próximo gobierno será indispensable que la historia sin fin de la carretera Mitla-Tehuantepec termine.