Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin

A casi diez años de haber iniciado la construcción de la obra, sigue sin concluirse y así continuará pues durante el actual sexenio no hay señales de avance.

  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin
  • Video: Súper carreteras de Oaxaca, el camino sin fin

EL DATO

2009

primera concesión a Omega Oaxaca SA de CV

5%

de avance logró en tres años, hasta 2012

2012

la obra fue concesionada a ICA, que ofreció terminar en 2014

21 de junio 2012

el presidente Peña Nieto firmó el compromiso los compromisos 210 y 212 de su campaña, concluir las carreteras Oaxaca-Istmo y Oaxaca-Costa

52%

el avance que logró Gabino Cué en su administración

204 km

la distancia entre Barranca Larga y Ventanilla

25 km

hay carpeta asfáltica de 5 centímetros; para el rodamiento se requieren 10 centímetros

12 km

hay base hidráulica impregnada, paso previo a la colocación de la carpeta asfáltica

4 km

no se ha realizado ningún trabajo

A casi diez años de haber iniciado la construcción de la obra y después de haberla concesionado a varias empresas, una de las vías que contribuiría a detonar el potencial turístico y económico de la región Costa,  sigue sin concluirse y así continuará pues durante el actual sexenio no hay señales de avance

Pese a ser proyectos estratégicos para detonar la economía de los oaxaqueños, ni un solo metro de las súpercarreteras a la Costa e Istmo se han construido durante la actual administración estatal. A pesar de que el gobernador Alejandro Murat ha hecho recorridos, ha anunciado el reinicio de las obras de la mano del secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, y ha ofrecido una y otra vez plazos para la conclusión de las obras, la infraestructura se encuentra inmóvil, con los avances recibidos del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, en un entramado titulado la historia sin fin.

Enjambre de presidentes y gobernadores

Cada uno ha dictado su discurso y ofrecido un plazo para la conclusión. Felipe Calderón en el gobierno de Ulises Ruiz y Gabino Cué; Enrique Peña Nieto y Gerardo Ruiz Esparza también en el gobierno de Cué. Ninguno ha pasado del 52% de avance en el caso de la súper carretera a la Costa y 66% en el caso de la del Istmo.

El primero en entrar al juego fue el gobernador Ulises Ruiz, quien durante su último año de gobierno vio cómo la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) concesionó la súper carretera a la Costa en enero de 2009 a Omega Oaxaca S.A. de C.V. con la obligación de construirla en dos años. Hasta 2012 la empresa logró un avance del 5 por ciento.

En junio de 2012, la obra fue concesionada al gigante constructor del país, Ingenieros Civiles Asociados (ICA), bajo su filial Desarrolladora de Infraestructura Puerto Escondido S.A. de C.V., con el compromiso de terminarlas en 2014.La SCT concedió varias reprogramaciones, bajo la justificación inválida de ICA, de que problemas sociales en el lapso 2012 a abril de 2015 les habían impedido trabajar.

“La realidad es que en ningún momento el concesionario dispuso de los recursos necesarios que le permitieran cumplir en el tiempo ofrecido, dos años, sus compromisos”, señala un reporte sobre la obra obtenido por EL IMPARCIAL. “La inversión histórica promedio mensual no rebasó en ningún momento el 30 por ciento de la necesaria para haber podido cumplir en tiempo”.

Desde abril de 2015 la obra prácticamente fue suspendida por el concesionario ante su falta de financiamiento para continuar los trabajos, no obstante, los reiterados ofrecimientos de éste para reiniciar trabajos, con préstamos que según el gestionaba.

Los últimos avances

El avance físico que se logró hasta mediados de 2015, cuando ICA prácticamente abandonó la obra, fue del 52%. Después de tres años de abandono, por el descuido tanto de los gobiernos federal y estatal, será necesario reparar los daños que tres temporadas de lluvia le han ocasionado, mismos que debieron ser considerados en el pago del finiquito de la concesión.

En enero de 2016 la empresa retiró todo su equipo y personal de la obra. Los subcontratistas, proveedores, transportistas, comuneros y ejidatarios manifiestan que ICA tiene adeudos con ellos y que les ha ofrecido liquidarlos, sin que a la fecha haya cumplido, algunos proveedores y contratistas han visitado al concesionario en sus oficinas de la Ciudad de México, sin lograr el pago de sus adeudos.

Los proveedores han solicitado la intervención del Gobierno del Estado y el Centro SCT para que exhorten a ICA a cumplir sus compromisos, de no ocurrir lo anterior, el reinicio de los trabajos se verá condicionado al pago de los adeudos y cumplimiento de compromisos.

El Gobierno del Estado coordinadamente con el gobierno federal, han invertido en acciones y obras sociales en las localidades aledañas a la autopista, alrededor de 550 millones de pesos. Prácticamente se han concluido todas las acciones comprometidas en los convenios de ocupación previa y las acordadas como adicionales a los convenios durante el gobierno de Gabino Cué, sin embargo, ante el retraso de los trabajos de las autopistas, es muy probable que las comunidades continúen formulando al Gobierno del Estado nuevas solicitudes de acciones y obras sociales, que deberán ser atendidas por el nuevo gobierno una vez que la SCT reinicie los trabajos faltantes a través de la nueva concesionaria, el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), un fideicomiso formado en BANOBRAS al que a mediados de noviembre de 2017 le fue transferida la concesión de ICA y que tiene como principal objetivo administrar recursos provenientes de la venta de varias autopistas a empresas operadoras.

Los compromisos presidenciales

Era el 21 de junio de 2012, Enrique Peña Nieto era aún candidato presidencial y visitó el municipio de Juchitán de Zaragoza: “Me comprometo a concluir la carretera que solamente está realizada en tramos, pero que hoy merecemos que el Istmo que esté debidamente conectado con la capital del estado. Por eso, vamos a hacer la carretera Oaxaca al Istmo”, expresó el abanderado priista.

Continuó, “otro proyecto que está inconcluso, y que me comprometo a concluir, porque sin duda esto va a detonar desarrollo, va a detonar inversiones, va a detonar empleo en esta región del estado: voy a concluir la carretera Oaxaca-Puerto Escondido”.

Frente a miles de personas el aspirante a la Presidencia de la República firmó los compromisos CG-211 y CG-213de su campaña, concluir las carreteras Oaxaca-Istmo y Oaxaca-Costa.

“Hoy estamos a tan sólo 10 días de ganar la Presidencia de la República”, dijo entonces. Hoy estamos a poco más de 100 días de que deje la presidencia y las súper carreteras siguen inconclusas.

El 22 de septiembre 2015, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, se comprometió a salvar la palabra del presidente Peña Nieto al inaugurar el tramo carretero Mitla-Santa María Albarradas.

“El compromiso del Gobierno de la República con el desarrollo del estado de Oaxaca es todavía superior”, dijo el funcionario. Sobre la autopista Barranca Larga-Ventanilla, “que es un compromiso también del señor presidente”, repitió sus cualidades “permitirá reducir en casi la mitad el tiempo de recorrido entre la capital del estado de Oaxaca y las bahías de Puerto Escondido y Huatulco al pasar de seis horas y media a solo tres horas y media”. También informó sus beneficios económicos, “en su construcción hoy se están invirtiendo 4 mil 600 millones de pesos, generando alrededor de mil 400 empleos directos y 2 mil 800 indirectos y esta autopista el compromiso que se establece es que sea concluida en junio de 2016”. Junio de 2016, hace más de un año la súper carretera debió ser inaugurada, antes de la elección de gobernador, pero no.

El primer contacto

El primer contacto de Alejandro Murat como gobernador se dio el 14 de enero 2017, cuando en un recorrido el subsecretario de la SCT, Óscar Callejo Silva, anunció el último intento de la actual administración federal para cumplir con la palabra de Peña. De los 104 kilómetros de la vía, dijo, “todo el trazo está ya con trabajo, con frentes abiertos… esperemos que estemos entregando en un año, que le va a cambiar el rostro a la Costa oaxaqueña”. Un año, en enero pasado debió haberse inaugurado la autopista, pero no.

En el siguiente encuentro Ruiz Esparza y Murat Hinojosa revelaron con el nombre del acto oficial la realidad que habían mantenido las obras, su inactividad. “Tras una década abandonada, Alejandro Murat reinicia obras de construcción de la carretera a la Costa”, así tituló Gobierno del Estado el comunicado emitido el 27 de marzo de 2018. 16 meses tardó la actual administración para “reiniciar” las obras o para anunciar el reinicio, el cual hasta ahora no se ha concretado, de acuerdo con ingenieros y constructores consultados. Hasta ahora, con 20 meses de la actual administración transcurridos, las obras siguen detenidas.

 

AMLO y el capital electoral, indispensables

Para que las carreteras a la Costa y el Istmo se concreten, el impulso y el capital político que ganó Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio será determinante, asegura Juan Albisúa, presidente de la delegación Oaxaca de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco). En las condiciones actuales, asegura, sería riesgoso que el gobernador Alejandro Murat decidiera reactivar la inversión.

“Para echar a andar las carreteras, en la óptica del sexenio actual no es redituable por los conflictos que se están generando, para qué le meto dinero si voy a tener problemas para construir, para poder abrir la carretera, por muchas ganas que le eche el gobernador, si los recursos no los puede obtener de su bolsa, va a estar difícil”.

Para el representante de la cámara de comercio, será indispensable que el próximo presidente de México transforme la expectativa en una realidad benéfica para el estado.

“Se ha generado una imagen de que puede solucionar las cosas, que la gente está dispuesta a hacer lo que él diga, es una cuestión un tanto de fe y se puede aprovechar y aprovechar para cumplir”.

De igual forma, agrega, su acción servirá para terminar con la inmovilidad del actual gobierno. “A mí me invitaron al reinicio de las carreteras, yo no quise ir, dije ‘mejor invítenme cuando vayan, cuando sea el corte del listón y hasta ahora no se ha dado nada, todos lo decimos, el actual gobernador no ha hecho nada, no se ven obras de infraestructura detonantes de la economía. Ha logrado otras cosas que no se traducen de inmediato en dinero, como el hecho de que hayamos vivido una Guelaguetza en paz”.

-¿A qué se debe que los empresarios y comerciantes no demanden una acción contundente de la actual administración?

-No nos hemos sentado a hacer una verdadera estrategia, platicamos y nos quejamos, hacemos mucha catarsis, pero nadie ha planteado una estrategia, no nos hemos sentado a hacer esto.

07o tenemos los elementos suficientes para presionar al gobierno para que por lo menos diga qué va a hacer y que lo cumpla, en otros estados los industriales presionan y presionan y presionan y les hacen caso aquí al final de cuentas son las grandes organizaciones las que tienen influencia. A nosotros no nos hacen caso porque no tenemos la fuerza, él lo sabe.

 

Falta organización de la sociedad

Si bien el potencial turístico es el primer factor que se pretende detonar con la conclusión de las súper carreteras, se debe considerar además el mejoramiento de la productividad agrícola de la Costa, región que se encuentra entre las principales productoras de cítricos, papaya, mango y coco en el estado.

“Toda esa producción actualmente se va para Acapulco y posteriormente a la Central de Abasto de la Ciudad de México, a Oaxaca llega poco y en malas condiciones por el transporte, pierde vida de anaquel; cuando la autopista entre en operación, se reducirá de siete horas a dos y media el tiempo de recorrido; imagínate cuánto se puede ganar. Es un potencial económico muy alto el que se tiene”, asegura especialista en productividad agrícola.

En la Costa, agrega, se localizan 50 municipios que tendrán influencia para llegar a Oaxaca a través de esta vía de comunicación, “región considerada como la principal expulsora de mano de obra, sin embargo con la autopista despegará económicamente la Costa”.

Por su parte, el ingeniero Ángel García García ejecutor del 30% del proyecto Barranca Larga–Ventanilla, señala que “es urgente mayor organización por parte de los empresarios hoteleros, restauranteros, ganaderos y comerciantes que se verán beneficiados directamente con esta obra; que estos formen una comisión que se dedique a recorrer los trabajos y comunicarle al gobernador, al director del Centro SCT, al secretario de Comunicaciones y Transportes, los beneficios que les traerá la terminación de esta obra. Se supone que el presidente electo tiene mucho interés en terminar esta autopista, pero si los oaxaqueños, que son los que van a tener un ingreso mejor no se preocupan y se quedan pidiéndole a Dios que se terminen las autopistas, éstas continuarán formando parte de la historia sin fin”.

Obra interminable

Abril 2015
la obra prácticamente fue suspendida por el concesionario ante su falta de financiamiento

22 Septiembre 2015
El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, se comprometió a entregar la carretera en junio de 2016

14 de enero 2017
junto al gobernador Alejandro Murat, el subsecretario de la SC Óscar Callejo anunció que la obra se entregaría en un año

27 marzo 2018
el gobernador dio el banderazo de reinicio de las obras

 

 

 

Relacionadas: