Persiste trabajo infantil en el campo y la ciudad en Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Persiste trabajo infantil en el campo y la ciudad en Oaxaca

En el ámbito en el que se desempeñen los menores corren grave peligro al enfrentarse a jornadas extenuantes, condiciones insalubres y bajos salarios

Persiste trabajo infantil en el campo y la ciudad en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Según la OIT en 2015

9

lugar que ocupaba Oaxaca en trabajo infantil

93.3%

trabajaba en labores peligrosas

102

mil 712 niños trabajaban en Oaxaca

59.4%

no recibía ingresos por su labor

37.1%

no asistía a la escuela

Niños y niñas oaxaqueños trabajan en el sector agrícola y urbano en nuestro estado, las peores formas se encuentran en el campo donde los infantes están expuestos a todo tipo de riesgos físicos, desde inhalación de pesticidas, largos periodos bajo el sol, hasta riesgo de cortaduras por manipular herramientas filosas.

A nivel nacional, Baja California es la entidad en donde persiste más trabajo infantil en el campo, según afirma la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pues dos de cada 10 personas que trabajan en los campos agrícolas son niños, niñas o adolescentes. Tuxtepec es el municipio en el que se emplea al mayor número de adolescentes para trabajar en los campos cañeros.

Datos del Módulo de Trabajo Infantil (MTI-Inegi) revelan que del periodo 2007-2015, el estado se ubico en el noveno lugar dentro de las entidades con mayor número de niños que trabajan.

De los 102 mil 712 niños que trabajan en Oaxaca en diferentes actividades, 93.3 por ciento se mantuvo ocupado en labores no permitidas; del total, 37.1 por ciento no asistía a la escuela y 59.4 por ciento no recibía ingresos. Mientras que el 51.3 por ciento se desempeñaba en ocupaciones peligrosas.

Según el programa para la erradicación del Trabajo infantil de la OIT, más de 10 por ciento de la población infantil del estado se encuentra laborando, principalmente en zonas indígenas y rurales, además, 50 por ciento de los niños migrantes carecen de la posibilidad de tener estudios.

Datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), establecen que 20 por ciento de las mujeres y 10 por ciento de los hombres manifestó haber sufrido abusos sexuales en la infancia.

Este tipo de expresiones ocurre en diferentes ámbitos, en el hogar, la escuela y el trabajo, pero también en situaciones de conflicto armado y violencia de género, entro otros escenarios.

Por esta razón, el maltrato infantil implica análisis e identificar los diferentes actores que intervienen en el ciclo del maltrato, el cual puede ser de los padres o tutores hacia el niño, del profesor hacia el niño o de un niño hacia otro.

A través del Consejo Estatal de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes en Oaxaca (CEDNNA) y en coordinación con el INEGI, se avanza en este Sistema de Monitoreo para conocer el estado que guardan los derechos de niñas, niños y adolescentes en Oaxaca.

El objetivo es contar con un instrumento que permita la generación de estadísticas oportunas de lugar de nacimiento, procedencia, edad, grupo étnico de las niñas y niños, en condiciones de riesgo.

El sistema de monitoreo se realiza actualmente en cinco municipios seleccionados, con base en la situación de riesgo que guardan y la concentración poblacional: Oaxaca de Juárez, Huajuapan de León, Juchitán de Zaragoza, San Pedro Pochutla y San Juan Bautista Tuxtepec.

Urge auxiliar a los Niños y las niñas

Raúl exhibe su habilidad como limpia parabrisas en el crucero a la altura del ITO, donde converge la Calzada Madero, pues con franela y botella de jabón en mano se sube a los cofres de los vehículos para alcanzar su cometido.

Apenas supera los 10 años y sostiene que ya tiene más de uno dedicado a esta actividad. “Ahora estoy acá, pero luego me voy con la banda a otros lugares, pues hay que sacar para comer”.

Aseguró vivir en la agencia de San Martín Mexicapan y no ir a la escuela, pues se la pasa con sus amigos, con quienes junta su dinero para comer. “A veces si me dan uno o dos pesos, pero hay otros que no dan nada”.

En el andador turístico “Macedonio Alcalá”, Pepe pasa sus días vendiendo chicles y cigarros. Con apenas 12 años, camina durante gran parte del día para ofrecer a quienes quieran comprar, en especial a los jóvenes que compran cigarros sueltos.
Parco en el hablar, aseguró que a veces le va bien, pero hay días en que no vende nada.

El infante llegó con sus padres de Santo Domingo Teojomulco y ahora debe ayudar en la casa, pues su mamá vende tortillas y su papá es albañil. Y sin más, continúa por las calles con su caja de dulce, chicles y cigarros.

Hasta hace tres años, en el país residían 39 millones de niñas, niños y adolescentes menores de 18 años, de los cuales, dos de cada 100 niñas de entre 6 y 11 años no asistían a la escuela, mientras que el 18 por ciento de las adolescentes de 16 y 17 años declararon no haber terminado la secundaria o tener un nivel de escolaridad menor.

Sufren más violencia en México

Durante 2016, las niñas y adolescentes de México fueron las más violentadas destacó la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), ya que en el periodo de 2006 a 2014, 8 de cada 10 menores de edad desaparecidos eran mujeres entre 15 y 17 años de edad.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), informó de la recepción de infinidad de quejas sobre violación a la falta de acceso a la educación de menores de edad, así como otras quejas “de menor grado” que se refieren a la negación de la prestación de servicios médicos en diversos municipios.

Las quejas más constantes, son las que se refieren al servicio educativo, y tienen que ver cuando los niños o niñas son expulsados de sus escuelas, cuando no se les certifica los estudios que han cursado, pero también quejas en materia de salud cuando no son atendidos.

El derecho más elemental de todas las niñas, niños y adolescentes es el de la vida, a la supervivencia y al desarrollo, así lo establece el Artículo 14 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA) que dicta que toda niña, niño y adolescente tienen derecho a que se les preserve la vida, a la supervivencia y al desarrollo.

 

Relacionadas: