Se estanca en Oaxaca Ley de Donación de Órganos |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Se estanca en Oaxaca Ley de Donación de Órganos

La ley que ayudaría a miles de personas que necesitan de un trasplante se encuentra actualmente en la congeladora

Se estanca en Oaxaca Ley de Donación de Órganos | El Imparcial de Oaxaca

Mexicanos necesitan un órgano

21 mil

521 personas esperan un órgano o tejido, de las cuales...

13 mil

necesitan un riñón

4 mil

requieren de una córnea

345

personas esperan un hígado

41

necesitan un corazón

13

un nuevo páncreas

FALTAN DONADORES

4.5

donantes por cada millón de habitante

7

vidas puede salvar un donador

ÓRGANOS QUE SE PUEDEN DONAR

  • Riñón
  • Hígado
  • Corazón
  • Páncreas
  • Pulmón
  • Intestino

FALTA CULTURA EN MÉXICO

Consideran que la falta de información, el miedo, los tabúes sociales y religiosos son algunas de las principales razones por lo que la gente no dona sus órganos y es por ello que las campañas de concientización e información son elementos claves para la promoción de una cultura de la donación en nuestro país.

Problema de salud pública

De acuerdo con los legisladores, los índices de donación en México son insuficientes, por lo que debe considerarse como un problema de salud pública.

Mientras en el Congreso de la Unión se pretende dar un avance importante en la Ley General de Salud en materia de donación de órganos, en Oaxaca la Ley Estatal se encuentra estancada y la esperanza de vida para los pacientes que requieren de un órgano es incierta.

Tras una amplia discusión entre los senadores integrantes de la Comisión de Salud, el 4 de abril se aprobaron en la Cámara de Senadores, modificaciones a los artículos 320, 321, 322, 324, 325, 326 y 329 de la Ley General de Salud con ese fin, con lo cual se pretende que la donación de órganos pueda ser voluntaria y licita para evitar la muerte de numerosas personas.

21 mil mexicanos en la sala de espera

De acuerdo con los datos de los congresistas, la donación de órganos es fundamental para revertir enfermedades que ponen en riesgo la salud, la vida, y en consecuencia, que afectan las finanzas públicas. Una enfermedades es la insuficiencia renal que registra 40 mil nuevos casos al año, y la atención a cada paciente representa un gasto promedio hasta de 300 mil pesos mensuales para el sector Salud; mientras que en Oaxaca un paciente por su cuenta eroga de 25 a 30 mil pesos mensuales para su atención médica debido a este padecimiento.

La Administración de Medicamentos y Alimentos o Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, señala a México como el país que registra el mayor número de casos de insuficiencia renal a nivel mundial.

Hasta febrero de 2018, el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), registró 21 mil 521 personas en espera de un órgano o tejido, 13 mil personas están a la espera de un riñón, 4 mil de córnea, 345 personas quieren un hígado, 41 necesitan un corazón y 13 un nuevo páncreas; así como 6 riñón-páncreas, 2 para hígado-riñón, 1 requiere de un pulmón y una persona requiere corazón y un pulmón.

La Cenatra expone que se registran solo 3.8 donadores por cada millón de habitantes. Por lo tanto ocho de cada diez mexicanos que requieren un trasplante, fallecen en la espera. A nivel nacional, en 2017, se realizaron 3 mil 150 trasplantes.

Entre los principales riesgos que derivan en la necesidad de trasplantes, está la contaminación del agua con metales pesados; según investigaciones, los acuíferos de Tlaxcala, Puebla, Oaxaca, Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Veracruz y Estado de México, registran altas concentraciones de plomo, cromo, mercurio y otros.

En ese mismo periodo, personal del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO), institución que cuenta con licencia para realizar esta acción, contabilizó 500 pacientes en espera de un trasplante de riñón y 45 para córnea.

Reformas a la ley

El pasado 4 de abril, el pleno del Senado de la República aprobó reformas a la Ley General de Salud, para que la donación de órganos y tejidos para trasplantes sea una acción voluntaria y lícita, esto al considerar que es con el fin de hacer conciencia en la sociedad de que con esa práctica, se disminuirán las solicitudes de órganos para evitar la muerte de numerosas personas.

El proyecto de decreto fue aprobado en lo general y particular con 75 a favor, cero en contra y una abstención, y fue remitido a la Cámara de Diputados para los efectos del Artículo 72 Constitucional.

Tras la discusión del dictamen, se reforman los artículos 320, 321, 322, 324, 325, 326 y 329 de la legislación secundaria en la materia, elaborado por las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos.

El senador Francisco Salvador López Brito, del Partido Acción Nacional, y presidente de la Comisión de Salud, destacó en su momento que de esta manera se motiva y sensibiliza a sociedad mexicana a involucrarse en la donación de órganos y que en las adecuaciones se establecen los lineamientos para ello, con el fin de evitar el tráfico ilegal de los mismos.

En el decreto avalado, se indica que toda persona es disponente de su cuerpo y podrá donarlo, total o parcialmente, a menos que haya manifestado su voluntad de no serlo bajo alguna de las formas establecidas y para los fines y con los requisitos previstos en la Ley.

Entre los principales puntos que precisa esta modificación es que la donación de órganos, tejidos, células y cadáveres, consiste en el consentimiento presunto o expreso de la persona mayor de edad para que, en vida o después de su muerte, su cuerpo o cualquiera de sus componentes se utilicen para trasplantes.

El escrito por el que la persona exprese no ser donador, podrá ser privado o público, y deberá estar firmado por este, o bien, la negativa expresa podrá constar en alguno de los documentos públicos o medios electrónicos, que para este propósito determine la Secretaria de Salud en coordinación con otras autoridades competentes.

También precisa que el consentimiento tendrá́ las siguientes restricciones respecto de las personas que a continuación se indican: El presunto o expreso otorgado por menores de edad, incapaces o por personas que por cualquier circunstancia se encuentren impedidas para expresarlo libremente, no será́ valido.

Así como el expreso otorgado por una mujer embarazada solo será admisible si el receptor estuviere en peligro de muerte, y siempre que no implique riesgo para la salud de la mujer o del producto de la concepción.

En el caso del Centro Nacional de Trasplantes y los centros estatales de trasplantes harán constar el mérito y altruismo del donador y de su familia, para lo cual deberá garantizar que ni el receptor de un trasplante o su familia conozcan la identidad del donante ni que los familiares del donante conozcan la identidad del receptor.

Urge modificar la Ley Estatal

Para los diputados de la Comisión de Salud de la 63 Legislatura del Congreso del estado, estas reformas que se realizan a nivel nacional, suelen toparse con ciertas negativas en estados como Oaxaca.

En 2017, la diputada María de Jesús Melgar Vázquez, integrante de esta Comisión, presentó una iniciativa de reforma de Ley en materia de salud pública con el objetivo de agilizar el procedimiento de declaratoria de muerte cerebral, situación que facilitaría el proceso para el trasplante de órganos al disminuir el tiempo entre la declaratoria de la muerte del donador y la recepción del miembro por parte del paciente; sin embargo, esta iniciativa no fue aprobada y se encuentra en la congeladora.

La finalidad fue armonizar la Ley General de Salud con la Estatal, en la cual se propone aplicar solo un encefalograma para declarar la muerte cerebral, lo que facilitaría los tiempos antes de que la circulación general falle, evitando el deterioro de los órganos y permitiendo que los mismos sean trasplantados en las mejores condiciones posibles, pues actualmente en Oaxaca se establece que es necesario dos encefalogramas en dos ocasiones diferentes con espacio de cinco horas entre cado uno, situación que reduce horas valiosas para la obtención de órganos en condiciones óptimas para ser trasplantados.

Hay arraigos en la sociedad que todavía impiden avanzar en esta materia, ahora con esta nueva modificación que se pretende hacer en el Congreso de la Unión, considero que antes de aterrizarlo solo se necesitaría corregir algunos aspectos, como por ejemplo, que los ciudadanos que deseen donar lo establezcan por escrito en pleno uso de su conciencia, así como los que no desean donar sus órganos”, expuso Melgar Vázquez.

Por su parte, el diputado Horacio Antonio Mendoza, también integrante de la Comisión de Salud, expuso que la reforma que ahora se debate en la Cámara de Diputados federal, ayudaría a reducir la lista de espera de los miles de mexicanos que requieren de un órgano para mejorar su salud.

Para que se pueda aterrizar en Oaxaca, se necesitaría adecuar también algunos puntos en el tema de salud, desde el ámbito de procuración de justicia hasta el sistema de salud, donde se deben contar con las herramientas necesarias para lograr estos avances”.

Dijo que aún falta generar una cultura en la sociedad sobre la donación de órganos, sin embargo “estas modificaciones representan una avanzada en el tema legislativo”, apuntó.

 

Relacionadas: