En Oaxaca, la dicotomía sangra a pacientes |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Oaxaca

En Oaxaca, la dicotomía sangra a pacientes

Pacientes que acuden a los SSO en ocasiones son remitidos a servicios de salud particulares, lo cual perjudica su economía gravemente

En Oaxaca, la dicotomía sangra a pacientes | El Imparcial de Oaxaca

José María estaba perdiendo la vista, realizar su trabajo de carpintería era más complicado, ya casi no podía detallar las piezas.

Desesperado y en su afán por retomar su vida normal acudió a una revisión con un médico de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) quien le recomendó ir con un oftalmólogo particular localizado sobre la calzada Madero. Ambos médicos tenían una relación de parentesco, y por ende, de interés económico.

La esposa de José María recuerda que esto sucedió hace unos tres años, situación que derivó en un conflicto económico que perjudicó a su familia.
Don José, de 45 años de edad, tenía diabetes, mal que le estaba perjudicando la visión.

Al consultar al especialista le propusieron una operación láser en el ojo derecho que era el más dañado.

“Después de la operación que nos costó unos 20 mil pesos, las revisiones e inyecciones les salían en mil 500 pesos”, al final, el ojo no logró la visión de antes, se secó y lo perdió” aseguró la esposa de José.

Esta relación entre los médicos y especialistas derivó en una mala atención al paciente, quien no obtuvo un diagnóstico certero e invirtió una suma considerable perjudicando su economía.

Don José y su esposa tuvieron que librar el problema acudiendo con otros médicos y laboratorios hasta conseguir un diagnóstico certero.

“Nos salía caro porque los médicos siempre te dicen dónde acudir, con quien ir y piensa uno que ellos por saber, tienen la razón”, expresó la esposa del paciente.

Y es que al optometrista llegaron varios pacientes remitidos desde los SSO, cuando el servicio no lo cubría el Seguro Popular.

Recomiendan laboratorios

Roberto,de Huajuapan de León, contó que en una ocasión acudió a la clínica de los SSO para realizarse una química sanguínea, entre otros exámenes de laboratorio que le indicó el médico en el hospital.

“El químico no me tomó la muestra, me dijo que los aparatos estaban en mantenimiento, pero que él tenía su propio laboratorio y el precio era casi el mismo en el servicio particular”, precisó.

Este hecho ocurrió hace aproximadamente seis meses. Y es que el paciente tenía que dar una cuota de recuperación por el servicio al no ser beneficiario del Seguro Popular.

“En ocasiones son caza clientes y aunque no se eleva en el cobro, es un negocio privado cuyos beneficios económicos son para determinada persona, porque no te dan opciones” externó.

Los laboratorios a los cuales remiten a los usuarios están muy cerca del Hospital “Pilar Sánchez Villavicencio”, con lo cual, esta triangulación es efectiva. Incluso, la publicidad está en los consultorios contó Roberto.

Asimismo, en el momento de donar sangre para un familiar, a Daniel, otro paciente afectado por estas prácticas, lo remitieron a los laboratorios de una de las clínicas más caras de Huajuapan para los exámenes correspondientes.

“Cuando pedimos una explicación en el hospital, nos dijeron que la directiva ya sabía del tema y es que a nuestra paciente no le pusieron toda la sangre donada”, contó.

A los familiares les costó aproximadamente 3 mil pesos todo el proceso y entre la clínica y el hospital se quedaron con 4 unidades de sangre.

“Cuando uno viene de un pueblo, sale uno con el dolor y lo que menos quieres hacer es estar peleando. Pero por la salud de nuestros familiares no podemos jugar y se prefiere gastar lo que los médicos o enfermeras recomiendan”, señaló Daniel.

DEMERITAR, una estrategia

El demeritar los resultados de los laboratorios es una estrategia para que los pacientes acudan en donde ellos indican.

Mercedes presentaba un cuadro de triglicéridos; acudió a varios laboratorios, según el alcance de su economía y cuando iba a uno distinto a los indicados en su receta médica, su médico le decía que no tenían los indicadores deseados y la volvía a remitir.

En la ciudad de Oaxaca, los médicos, pediatras, entre otros especialistas, establecen convenios para remitir a los interesados con comisiones que llegan en un 20 por ciento de los precios.

“También hay médicos con mucha ética quienes te dan la libertad de acudir en los laboratorios que gustes sin indicar a ningún lado en particular”, señaló.

Los usuarios y usuarias de los SSO y de las clínicas particulares son víctimas de estas acciones desleales que no son denunciadas pero que ofenden a la población como los casos ya expuestos.

 

Relacionadas: