Sismos se irán diluyendo, anticipa especialista del SSN | Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Oaxaca

Sismos se irán diluyendo, anticipa especialista del SSN

A pesar de lo dicho por un especialista del Servicio Sismológico Nacional, los Valles Centrales registraron durante la madrugada de ayer seis sismos de mediana intensidad

Sismos se irán diluyendo, anticipa especialista del SSN | El Imparcial de Oaxaca

A pesar de que especialistas del Servicio Sismológico Nacional (SSN), estiman que en pocos meses la actividad sísmica volverá a niveles normales, durante las primeras horas de este lunes 22 de enero, la región de los Valles Centrales registró seis movimientos telúricos.

Sismos de ayer:

4.6 Grados

00:36:39. con epicentro a 43 kilómetros al norte de Tlacolula de Matamoros.

3.8 Grados

00:44:31, con epicentro a 48 km al noreste de Santa Lucía del Camino.

3.5 y 3.8 Grados

Con epicentro en Tlacolula de Matamoros.

3.9 y 3.7 Grados

Con epicentro en Santa Lucía del Camino.

El sismo más fuerte se percibió a las 00:36:39, de la madrugada de ayer, con una magnitud de 4.6 grados, con epicentro a 43 kilómetros al norte de Tlacolula de Matamoros; a las 00:44:31, se registró el segundo movimiento telúrico de magnitud 3.8 con epicentro a 48 km al noreste de Santa Lucía del Camino.

Siguieron otros dos sismos en inmediaciones del municipio de Tlacolula con magnitudes de 3.5 y 3.8 grados; dos más en inmediaciones de Santa Lucía del Camino de magnitudes similares 3.9 y 3.7.

Hasta las 7:30 horas de este lunes, entre la noche y la madrugada del lunes 22 en toda la entidad se registraron 19 sismos, la mayoría con epicentro en el Istmo de Tehuantepec, donde desde el 7 de septiembre tras el terremoto de 8.2 grados, no ha dejado de temblar, y ya van más de 10 mil réplicas.

En una entrevista con la agencia Notimex, el jefe de Análisis del Servicio Sismológico Nacional (SSN), Víctor Hugo Espíndola Castro, expuso que tendrán que pasar algunos meses para que la actividad sísmica en México vuelva a niveles habituales, pues el terremoto de magnitud 8.2 que se registró en septiembre pasado en la región del Golfo de Tehuantepec, provocó una falla de 250 kilómetros que dejó al área inestable.

El especialista señaló que los siguientes dos días del sismo que devastó al Istmo, se registraron 482 réplicas y quince días después, fueron 4 mil 326, cuya distribución abarcó todo el Golfo de Tehuantepec, por lo que en 2017 se localizaron aproximadamente 10 mil sismos en la región, tendencia que en este 2018 descendió hasta un 85 por ciento.

Detalló que el terremoto fue originado por un área de 200 kilómetros aproximadamente, prácticamente cruzó el Golfo de Tehuantepec, una longitud de 250 por un ancho de 70 kilómetros.

Continúan réplicas

En 2017, a nivel nacional se registraron 26 mil 123 sismos, de los cuales 12 mil 964 tuvieron su epicentro en el estado de Oaxaca, principalmente en el Istmo de Tehuantepec, tras el terremoto ocurrido el 7 de septiembre.

En lo que va de 2018, hasta las 7:30 horas de este lunes 22 de enero, a nivel nacional se registraron mil 831 movimientos telúricos, debido a las réplicas Oaxaca sigue ocupando el primer lugar con mil 135 sismos.

Según el jefe de Análisis del Servicio Sismológico Nacional (SSN), Víctor Hugo Espíndola Castro, la actividad símica podría volver a la normalidad cuando ocurran entre 10 a 12 sismos diarios en la región del Istmo de Tehuantepec.

Solo el 21 de enero de 2018, en Oaxaca se registraron 45 sismos, el 90 por ciento tuvo su epicentro en esa región, mientras en las primeras horas de este 22 de enero la actividad sísmica se mantenía en niveles altos con 19 movimientos en tan solo siete horas.

¿Qué hacer mientras como sociedad?

Los encargados del SSN, advierten que México es un país altamente sísmico, se presentan sismos pequeños todos los días, y al menos se registra uno de magnitud moderada al año, por lo que consideran importante estar preparado. Esto implica desde la preparación personal con planes familiares, hasta la vigilancia de que se sigan los códigos de construcción para evitar devastaciones como en Juchitán.

Relacionadas: