Remesas y maíz, sustento de Coicoyán, Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Remesas y maíz, sustento de Coicoyán, Oaxaca

Coicoyán de las Flores se ha convertido en uno de los principales exportadores de mano de obra a Estados Unidos, lo cual genera una derrama económica importante, sin embargo, la pobreza sigue azotando la comunidad

Remesas  y maíz, sustento de Coicoyán, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

 

La migración a Estados Unidos sostiene a casi la mitad de la población de Coicoyán, según estimaciones de la autoridad.

La migración le está dando otro paisaje a Coicoyán con casas de material, de dos plantas, con antenas de televisión satelital, pero a cambio el pueblo se está quedando vacío, pues hay algunos que deciden no regresar y se llevan a toda su familia.

Recargado en los barandales del Palacio Municipal de este municipio de la Mixteca, estaba parado el señor Luis, esperando un documento que le solicitó su hijo Eleuterio, quien emigró hace cinco años al país vecino.

Mientras espera ser atendido por el secretario municipal, don Luis platica con su vecino y amigo, Apolonio.

“A nuestros hijos le va muy bien allá en el norte, acá no hubieran hecho nada”, dijo el señor, esperanzado en la siguiente remesa que recibirá de su primogénito.
Esto fue lo que dijo don Luis, según lo que tradujo, la regidora de Salud, Lucía Pérez.

Los huaraches que porta don Luis tienen las marcas del trabajo en el campo. El hombre comenta que acaba de realizar los trabajos para la siembra de este año.

Alza la cara al cielo y pregunta a su acompañante: ¿Crees que traiga buena lluvia este año? Los dos callan y pierden la mirada contemplando el paisaje.

Pasan unos momentos y el señor Luis es llamado para su trámite.

En estas comunidades se dedican a la siembra de maíz para el autoconsumo y si la cosecha es buena las mujeres realizarán tortillas para vender.

El maíz, sustento en Coicoyán

Sentada en la puerta de su casa de carrizo y madera, la señora Crecencia de aproximadamente 60 años alimenta con maíz a sus aves de corral.

Se trata de una vivienda en Santiago Tilapa, una de las tantas con pobreza extrema y marginación.

La señora dijo estar acostumbrada a su forma de vida, aunque hubiera preferido tener un poco más dinero para alimentarse mejor y un trabajo.

“Aquí no hay dinero, lo poco que podemos tener es del maíz que se cosecha y de vender o cambiar un poco por comida”, contó.

Tímida por no hablar español, pregunta en mixteco a sus vecinos el motivo de la presencia de los reporteros en su casa, pues en este municipio, según datos oficiales, el 48 por ciento de la población es analfabeta.

Al cuestionamiento de la señora, le informan que se trata de un reportaje sobre las condiciones de las familias en Coicoyán y de algunas de sus agencias.

La señora sólo asiente, y responde que pensó que le llevábamos algo.

El camino que conduce de la carretera a Tilapa es de terracería, el polvo que genera el paso de unidades de motor molesta a las familias porque atraviesa los carrizos y también es un foco de infección para las personas, dice Lucía Pérez.

La autoridad municipal encabezada por Gregorio López Morelos, hace lo que puede para bachear e invertir en camino, no obstante, cargar con las 14 agencias se hace bastante.

Actualmente, las autoridades para dar una fuente de ingreso económico a sus habitantes, ha condicionado a los contratistas, para que los hombres de la comunidad sean quienes trabajen en ellas.

Vicios y uniones adolescentes incrementan pobreza

Aunque las personas consideran al pueblo un lugar seguro, sin hechos de violencia, lo que les preocupa es el nivel de alcoholismo y en parte, la drogadicción que puede darse en los jóvenes.

Inés Pérez, ama de casa, contó que ella observa que los menores entre 10 y 12 años, ya consumen alcohol. “Preocupa porque algunos se drogan y eso ya se está viendo”.
Algunos relacionan este hecho con la migración a otros estados del país y a Estados Unidos.

Otro de los factores que contribuyen a incrementar la pobreza en este lugar, según la regidora de Salud, es la unión entre adolescentes de 14 y 15 años.

“Acá se casan muy chicos, tanto hombres como mujeres y llegan a tener hijos a corta edad, por lo mismo, los espacios para la educación son pocos y las necesidades muchas”, contó.

En Coicoyán hay una escuela primaria, telesecundaria, y un módulo de telebachillerato, cuyo segundo semestre iniciará en febrero próximo.

 

 

Relacionadas: