Quantcast

La Capital

Cae titular del INJEO por pedir 'moche'

Constructor la denuncia penalmente por amenazas y daños en su propiedad; antes financió fiesta de Olivetti Paredes con 250 mil pesos
por Carlos Alberto Hernández

Luego de ser exhibida en redes sociales y denunciada penalmente por el constructor Felipe Valdivieso Vega al solicitar “moches” y un cheque por 250 mil pesos para el festejo de su cumpleaños, hoy por la tarde renunció Olivetti Paredes Zacarías al cargo de directora del Instituto de la Juventud del Estado de Oaxaca (Injeo).

Este es el segundo caso por presuntos actos de corrupción en el gabinete del mandatario Alejandro Murat Hinojosa.

Primero se dio la separación de Alejandro Avilés Álvarez como secretario General de Gobierno, al ser exhibido también en uso de una aeronave oficial para trasladar a su familia a Puerto Escondido en plan de vacaciones por Semana Santa.

Paredes Zacarías fue denunciada penalmente por amenazas, daños y acusada públicamente de presuntos actos de corrupción, malversación de recursos públicos y tráfico de influencias.

La joven priista y quien saludó de forma efusiva al presidente de la República, Enrique Peña Nieto en un encuentro con jóvenes, fue acusada de pedir 250 mil pesos como porcentaje por la obra de techado de la escuela primaria “Redención”, en Santa Catarina Cuixtla, Miahuatlán.

El empresario de la construcción Felipe Valdivieso Vega, la denunció penalmente y se abrió la carpeta de investigación 931/D.F./Z.C./2017, por los delitos de amenazas y daño en propiedad ajena.

Otro señalamiento en contra de Paredes Zacarías es el presunto financiamiento de su cumpleaños por parte de una empresa constructora por 250 mil pesos, a cambio de la asignación de obras para la empresa y con autoridades municipales.

El gobernador Alejandro Murat aceptó la renuncia de la exfuncionaria para que procedan las investigaciones correspondientes en su contra, tanto de la Fiscalía General del Estado, como de la Secretaría de la Contraloría.

De acuerdo a los quejosos, la ahora exfuncionaria se habría comprometido a gestionar aproximadamente 20 millones de pesos ante la Secretaría de Desarrollo Social para el programa de Empleo Temporal.