Quantcast

Nacional

Campo mexicano, sector en ‘desuso’ y poco competitivo

Blanca Aurora Rubio Vega, especialista de la UNAM, alertó sobre el menguado apoyo que recibe este gremio a nivel nacional; el país es ahora importador y no exportador de granos
por Agencias

Blanca Aurora Rubio Vega, académica del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alertó que el campo mexicano se encuentra en una coyuntura que compromete su producción y su existencia para los años venideros; explica las razones en entrevista para la máxima Casa de Estudios en México.

El sector ha sido abandonado e incluso no se ha impulsado una política de aliento.

Indicó que al gremio le hace falta una normativa productiva que permita recuperar la producción de generaciones anteriores; la situación del campo se debe ‘básicamente porque se ha preferido importar una cantidad de alimentos abaratados desde Estados Unidos, que impulsan la producción externa, ocasionando caída en precios de productos domésticos’.

"Y esto no resulta rentable para los sembradores. El sector que más ha resentido este efecto es el de los productores rurales, porque el apoyo del gobierno es casi inexistente. (En algunos casos), los costos ascienden debido al incremento en los combustibles desde el 2003. También caen los precios de las semillas y no se estimular la producción”.

En este sentido, México se convirtió de un país exportador a uno importador de granos básicos: ‘importamos alrededor del 84 por ciento del arroz, 31 por ciento del maíz, 64 por ciento del trigo y 98 por ciento de la soya, cuando en los años 60 fuimos un país exportador de granos básicos’.

"Las autoridades deben impulsar un mejor presupuesto, fortalecer todas las áreas de capacitación, sobre todo de crédito y financiamiento que ha bajado mucho, e incluso de las aseguradoras para que permitan que la producción agrícola sea rentable. No hay que olvidar que se debe renegociar, equitativamente, el Tratado de Libre Comercio de América”.