Venden en tianguis víveres donados para damnificados | Nacional
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Nacional

Venden en tianguis víveres donados para damnificados

Comerciantes lucran con lo que iba destinado a damnificados

Venden en tianguis víveres donados para damnificados | El Imparcial de Oaxaca

Algunos víveres que la gente donó para los damnificados por el terremoto de 19 de septiembre se venden en tianguis y puestos callejeros que expenden chácharas en la capital del país y sus límites con el estado de México. La mayoría de estos lugares son insalubres, debido a que los comerciantes colocan su mercancía en el suelo.

La Jornada realizó un recorrido por varios mercados sobre ruedas en las delegaciones Gustavo A. Madero, Iztapalapa y el municipio conurbado de Ciudad Nezahualcóyotl, donde se observó que ciertos puestos vendían latas de frijoles, atún, chiles, papel higiénico, agua, aceite, harinas, sopas, artículos de aseo personal y jugos, entre otros, que se comercializaban entre cinco y 30 pesos.

Casi todos los productos tenían pintada con plumón negro indeleble la palabra ‘‘donado’’, así como diferentes frases de aliento. También los códigos de barras fueron sellados para evitar su venta en centros comerciales, pero había latas con tinta embarrada, ya que intentaron borrar las expresiones.

Quienes acuden a estos tianguis, ubicados en colonias como Santa Cruz Meyehualco, Texcoco o el Bordo de Xochiaca, entre la periferia de la capital y el estado de México, miraban los artículos incrédulos y con recelo, pero nadie se atrevió a cuestionar su procedencia. Uno que otro curioso preguntaba los precios, aunque no los compraban.

Por ejemplo, dos latas de jugo de medio litro costaban 15 pesos; dos latas de atún, 15; aceite, 20; tres botellas de agua, 10; papel higiénico, 20; lata de frijoles, 10 pesos.

Foto

Venta ilegal de productos fruto de la solidaridad ciudadanaFoto La Jornada

Para evitar estas prácticas, varios centros de acopio pidieron usar las redes sociales para verificar que los víveres y la ayuda humanitaria realmente llegaran a manos de los damnificados. Por medio de estas plataformas digitales los cibernautas hicieron un llamado a la sociedad para marcar los insumos donados a fin de que no fueran usados en campañas políticas.

Por otra parte, damnificados que viven en casas de campaña de manera temporal en el albergue del Parque Patolli, en Iztapalapa, lamentaron que autoridades de la delegación hayan decomisado víveres donados por la gente para entregarlos a comerciantes sin escrúpulos.

También dicen que repartieron en casas agua embotellada –que la sociedad regaló para los damnificados por el sismo– a gente que no la necesitaba. Pero no sólo eso, agregan que luego de dos semanas la delegación los quiere desalojar y reubicar.

Por su parte, vecinos de la Unidad Habitacional Concordia Zaragoza, en Santa Martha Acatitla, instalaron casas de campaña porque desalojaron sus departamentos debido a que la infraestructura de los inmuebles resultó dañada.

Más adelante, en Miguel Hidalgo 20, colonia Loma Bonita, en Nezahualcóyotl, viven Lilia Flores Romero y su mamá, de 94 años. Su casa fue catalogada inhabitable, pero viven ahí porque no tienen recursos.

Relacionadas: