Legionarios de Cristo violaban niñas mientras ponían a otras a leer la biblia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Legionarios de Cristo violaban niñas mientras ponían a otras a leer la biblia

Los testimonios de las víctimas siguen saliendo a la luz.

Legionarios de Cristo violaban niñas mientras ponían a otras a leer la biblia | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet.

La conductora Ana Lucía Salazar, víctima de abusos sexuales por un sacerdote de los Legionarios de Cristo, reveló que en su infancia cuando iba al colegio los sacerdotes ponían a las niñas a leer la Biblia mientras violaban a otras más.

Las pequeñas víctimas eran de entre seis y nueve años de edad, quienes sufrieron constantes abusos de los Legionarios de Cristo, según lo revela la conductora.

Ana Lucía acusó directamente de abuso sexual a Fernando Martínez, un hombre de 80 años a quien le quitaron el cargo de sacerdote, pero que sigue formando parte de la congregación religiosa.

Ella narró que constantemente soportaba a Fernando con sus abusos sexuales en 1992, cuando tenía ocho años y estudiaba en Instituto del Caribe de Cancún.

Por años este hombre fue protegido por la congregación religiosa principalmente por quién fue el líder Marcial Maciel y principal pederasta, y hasta hace poco lo destituyeron de la iglesia católica por este hecho.

“Lo perturbante que es que te suba el vestido, que me viera, que jalara mi ropa interior, que metiera las manos en mi cuerpo, que me sentara en sus piernas mientras metía la mano en mis piernas, que se masturbara conmigo encima”.

La víctima dijo que desde pequeña les dijo a sus papás sobre los abusos y posteriormente se hicieron las denuncias a las autoridades clericales, pero nadie les hizo justicia.

Vio como sacerdotes abusaban de más niñas

La conductora asegura que al menos otras cinco de sus compañeras de escuela eran víctimas de estos abusos.

Ella veía cómo los religiosos las cargaban en sus piernas y las besaban. Biani López es otra de las víctimas y ella en una carta denunció a un exobispo, pero tampoco sucedió algo para que el hombre fuera sancionado.

“El padre nos empezó a tomar confianza y pensó que éramos muy tontas y que podía hacer lo quisiera. Aunque la iglesia católica ya ha realizado una investigación sobre curas violadores, la cual ha señalado que en 10 años 271 religiosos han cometido el delito, las víctimas siguen exigiendo castigo para los padres, pues esas medidas no son suficientes y en el caso de los Legionarios y Martínez, siguen encubriéndolo”.