Pemex trabaja para mejorar la seguridad en ductos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Pemex trabaja para mejorar la seguridad en ductos

Se construye un memorial a las víctimas y se trabaja en el combate del robo de combustible.

Pemex trabaja para mejorar la seguridad en ductos | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Ciudad de México

A un año de la explosión de un ducto de Pemex en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, en el que murieron 137 personas y 20 más resultaron heridas, se realizan gestiones para mejorar la seguridad en las tuberías, se construye un memorial a las víctimas y se trabaja en el combate del robo de combustible.

La empresa productiva del Estado informó que se adquirieron dos predios para la ampliación del panteón municipal y para la construcción de un memorial de en una superficie de 3 mil 500 metros cuadrados, solicitado por los familiares de los fallecidos.

Entre las acciones preventivas para vigilar ductos y combatir el robo de combustible en Hidalgo, el año pasado se instalaron 51.5 kilómetros de concreto reforzado en los ductos con mayor afectación y en 2020 se busca cubrir 170 kilómetros.

La empresa también invirtió 4 millones de pesos para la entrega al municipio de 60 mil litros de combustible y 120 toneladas de asfalto, además de una ambulancia de urgencias médicas de atención prehospitalaria y una patrulla.

En tanto, ayer el obispo de la diócesis de Tula, Juan Pedro Juárez Meléndez, celebró una misa por el primer aniversario luctuoso de la tragedia, en la iglesia de San Francisco de Asís, donde pidió inteligencia porque “es mejor prevenir un accidente que remediarlo”.

Además del dolor por la pérdida, las dudas persisten entre los habitantes. Tal es el caso de Sonia, una mujer que se reservó su verdadera identidad por miedo a represalias, cuyo nieto fue víctima de la explosión de Tlahuelilpan.

“No lo encontramos”, dice, pese a que le entregaron un cuerpo que fue identificado a través de una prueba de ADN, según le informaron las autoridades; la duda surge, como a muchos otros deudos, porque le dieron una caja sellada.

El niño está en la lista de 58 víctimas que debido al nivel de carbonización no pudieron ser identificados en un primer análisis forense y que, según anunciaron autoridades en marzo de 2019, serían llevados a laboratorios como el de Innsbruck, en Austria.

Este sábado se hará una ceremonia en la zona de la explosión con la presencia de la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez; el director de Protección Civil Federal, David León; así como el secretario de Gobierno, Simón Vargas, donde se pondrá la primera piedra del memorial, cuyo costo es de unos 6.5 millones de pesos.

 

Relacionadas: