Argumentan padres de los 43 que video de tortura desmiente "verdad histórica" |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Argumentan padres de los 43 que video de tortura desmiente “verdad histórica”

Dijeron que las imágenes comprueban que el gobierno de Peña Nieto mintió.

Argumentan padres de los 43 que video de tortura desmiente “verdad histórica” | El Imparcial de Oaxaca

Padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa señalaron que el video que revela la tortura en contra de uno de los presuntos detenidos por el caso confirma que la “verdad histórica” presentada por el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto quedó desmentida.

Durante esa administración se defendió la conclusión que presentó el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, misma que afirmaba que los jóvenes fueron asesinados y luego incinerados hasta las cenizas en el basurero de Cocula.

Felipe de la Cruz, el vocero de los familiares, expuso en entrevista con medios de comunicación que con la grabación donde se observa a Carlos Canto Salgado, quien fue detenido en octubre de 2014, siendo torturado por presuntos elementos de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) confirma que “la supuesta verdad histórica fue a base de tortura”.

Durante una toma de caseta de la Autopista del Sol en Acapulco, Guerrero, De la Cruz dijo que el video demuestra que Murillo Karam mintió pues refirió que en el video “se escucha cómo se comprueba que los 43 jóvenes no fueron asesinados ni quemados en el basurero y que fueron separados”.

Por su parte, el abogado de los padres, Vidulfo Rosales, opinó que el material es evidencia de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México (CNDH) hizo una investigación deficiente respecto a la tortura evidenciada para conseguir una confesión.

“Para nosotros es revelador este video de que la CNDH también hizo una investigación deficiente, hizo una investigación cuya metodología queda en tela de juicio, queda en duda porque ellos refirieron que no fue torturada esta persona”.

Según la versión oficial, la noche del 26 de septiembre de 2014 policías de Iguala habrían arrestado a los jóvenes y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos el basurero del municipio de Cocula.

 

Relacionadas: