Fractura en relación AMLO-Slim obedece a cancelación del NAICM |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Fractura en relación AMLO-Slim obedece a cancelación del NAICM

La fractura se dio a raíz de la cancelación del NAICM, en el que habría invertido una gran cantidad el empresario Slim.

Fractura en relación AMLO-Slim obedece a cancelación del NAICM | El Imparcial de Oaxaca

Carlos Slim Helú envió una nota escrita a mano a Andrés Manuel López Obrador en la que le pedía salvar el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), y la relación entre ambos, que tiene unas dos décadas, se rompió. Así lo revela un texto de Bloomberg. En cambio, el Presidente de México estrechó su relación personal con Ricardo Salinas Pliego, cuya fortuna se ha disparado 71 por ciento desde el 1 de julio de 2018, cuando ganó el líder de izquierda.

El presidente dio a conocer hoy, en la conferencia matutina, que hace una semana comió con Carlos Slim. Dijo que no coincidieron en todo. “Aquí tenemos que ponernos de acuerdo en la diversidad”, dijo.

El texto de Bloomberg, firmado por Andrea Navarro (con asistencia de Carlos Manuel Rodriguez, Eric Martin y Jack Witzig), empieza narrando los años de oro: “Hicieron una pareja bastante rara en México: el multimillonario de fama mundial y el político izquierdista en ascenso. Durante años, se unieron en proyectos y se hablaron bien en público”.

Luego detalla la ruptura: “Pero justo cuando el político, Andrés Manuel López Obrador, se estaba preparando para mudarse a Palacio Nacional a fines del año pasado, su relación con el multimillonario, Carlos Slim, se resintió de repente. El hombre más rico de México no se unió al consejo empresarial del Presidente y AMLO, como se conoce al líder, comenzó a disparar contra una de las compañías de Slim”.

“Una posible explicación para el escalofrío: una nota escrita a mano que Slim envió en octubre”, agrega.

Luego narra el episodio: “Mientras López Obrador estaba sopesando si debía desechar un aeropuerto de 13 mil millones de dólares [el NAIM] que se está construyendo para la Ciudad de México, Slim se acercó al Presidente con una carta personal en la que pidió que se salvara el proyecto, según dos personas con conocimiento del asunto. Argumentó que el aeropuerto podría ser entregado al sector privado y se ofreció a asumirlo, dijo la gente, que pidió no ser nombrada porque la correspondencia era privada”.

Dice que el firme apoyo de Slim al NAIM “no fue una sorpresa, lo había defendido públicamente y habló sobre la opción de un aeropuerto de gestión privada, conocido como ‘concesión’, pero la nota también propuso que el acuerdo incluya las operaciones de otro aeropuerto cercano: el de Toluca. Para López Obrador, quien acababa de apostar a su campaña ganadora con una promesa de frenar a la elite corporativa de México, la obvia propuesta no fue buena, dijo una de las personas”.

Andrea Navarro, de Bloomberg, continúa: “Sabemos el resultado: López Obrador procedió con un referéndum público sobre el aeropuerto y luego canceló el proyecto. Slim, quien había invertido fuertemente a través de contratos de construcción y un vehículo de financiamiento, recibió un fuerte golpe. Pero la nota y la respuesta de López Obrador ayudan a comprender mejor el enfriamiento detrás de una relación aparentemente buena que se remonta a casi dos décadas. Ahora el Presidente es más acogedor con otro multimillonario: el magnate Ricardo Salinas”.

El 25 de marzo pasado, Salinas Pliego dijo que López Obrador se equivocó al cancelar el Nuevo Aeropuerto y que algunas de sus políticas de izquierda han sido un fracaso en el pasado. Se lo dijo a Financial Times el tercer hombre más rico de México y miembro del consejo de empresarios asesores del Presidente.

Alejandro Schtulmann, quien dirige la consultora de riesgos políticos EMPRA, dijo a Bloomberg: “El aeropuerto fue un gran golpe para Slim. [Para AMLO] Slim podría ser útil, pero si se percibe que está en el camino, López Obrador simplemente lo atropellará. No es personal, es una utilidad pragmática”.

“Alguna vez que el hombre más rico del mundo, Slim ha caído con el paso del tiempo al número 10 en el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, con una fortuna de 58.7 mil millones de dólares. Sigue siendo, con mucho, la persona más rica de México. La mayor parte de su dinero proviene de las telecomunicaciones, pero su imperio también se extiende a través de la construcción, la banca y la minería”, agrega el texto de Bloomberg.

“La caída en la fortuna de Slim está relacionada en gran medida con el desempeño del peso mexicano, que ha caído alrededor del 31 por ciento desde 2013. Ese mismo año, una represión regulatoria del Gobierno mexicano en la empresa de teléfonos móviles de Slim, América Móvil SAB, redujo los márgenes de ganancias. Desde la elección del 1 de julio de López Obrador, la riqueza de Slim prácticamente no ha cambiado, según el índice de Bloomberg. En contraste, la fortuna de Salinas se ha disparado un 71 por ciento en ese mismo tiempo”.

El texto señala que Salinas, el propietario de TV Azteca SAB, la segunda emisora ​​más grande de México, y el conglomerado minorista y bancario Grupo Elektra SAB, ha posicionado estratégicamente sus negocios y a colaboradores clave para alinearse mejor con el nuevo gobierno. “Su Banco Azteca SA se encarga de distribuir tarjetas con efectivo de programas de asistencia social a millones de ciudadanos. No hubo un proceso de licitación para ese contrato, una medida ampliamente criticada. El hombre que dirigió la organización benéfica de Salinas durante más de 15 años [Esteban Moctezuma] es ahora Secretario de Educación, y el mismo Salinas fue nombrado para el consejo de negocios en el que Slim no participa”.

“En cuanto a Slim, puede que solo sea una cuestión de tiempo antes de que él y López Obrador superen sus diferencias”, dice Andrea Navarro. Cita a Schtulmann: “Se trata de lo que es conveniente. En el mundo de los negocios, todo depende de si eres útil para mí o no”.

López Obrador dijo esta mañana que lleva una buena relación con los empresarios, que no hay sumisión y que incluso hay discrepancias. También reconoció que dentro de su Gobierno hay discrepancias, las cuales destacó, por el nuevo plan nacional de desarrollo.

“Si acaso una discrepancia [con Ricardo Salinas], pero yo las tengo hasta el interior del Gobierno. Hay veces que me plantean algo, ahora estamos por entregar el plan nacional de desarrollo, y estamos haciendo algo del todo nuevo y hemos tenido discrepancias por el enfoque, porque yo ya no quiero nada que signifique política neoliberal”, dijo. “Tenemos aquí mismo, al interior del Gobierno, porque eso enriquece mucho. El mejor Gabinete en la historia fue el gabinete del Presidente Juárez, y sí que peleaban”.

Aseguró que “con Salinas Pliego y con otros empresarios tenemos muy buena relación pero no coincidimos con todo”. Anunció que hace una semana comió con el empresario Carlos Slim e informó que “fue una muy buena conversación, pero no coincidimos en todo”.

“Él es un hombre de criterio y yo también. No hay sumisión”, aseguró.

 

Relacionadas: