El feminicidio de la niña Giselle enciende las alertas en el Edomex, otra vez
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

El feminicidio de la niña Giselle enciende las alertas en el Edomex, otra vez

Giselle cursaba el sexto grado de primaria y ese 19 de enero se convirtió en otra víctima de feminicidio en la entidad gobernada por el priista Alfredo del Mazo. Su cuerpo fue localizado ocho días después, el 27 de enero, en el municipio de Ixtapaluca.

El feminicidio de la niña Giselle enciende las alertas en el Edomex, otra vez | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Cuartoscuro

La mañana del 19 de enero, Giselle Garrido, de 11 años, salió de su casa en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México, para ir a un cibercafé, donde esperaría a su papá.

Giselle cursaba el sexto grado de primaria y ese 19 de enero se convirtió en otra víctima de feminicidio en la entidad gobernada por el priista Alfredo del Mazo. Su cuerpo fue localizado ocho días después, el 27 de enero, en el municipio de Ixtapaluca.

Durante esos ocho días, sus papás, amigos y vecinos se movilizaron para intentar localizarla y, con una marcha en Ciudad de México, exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que ordenara una búsqueda exhaustiva.

Fue hasta este lunes cuando la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) informó a los padres de Giselle que había encontrado su cuerpo. La menor fue velada y sepultada ese mismo día.

Giselle fue localizada en el paraje El Cerrito, en la colonia Pueblo Nuevo. El hombre señalado como su asesino recorrió 37 kilómetros para abandonar el cuerpo, junto con elementos que fueron clave para su detención:

La sábana con la que envolvió a la pequeña era del mismo tipo de tela que se usaba como cortina en el cibercafé.

Componentes de computadora, posiblemente usados por Giselle.

Además, las cámaras de seguridad mostraron que la niña nunca salió del cíber, por lo que Roberto “N”, encargado y propietario del negocio, fue señalado como principal sospechoso de la desaparición y muerte.

Cuando elementos de la fiscalía revisaron el cíber y la casa de Roberto —que conecta con el negocio—, encontraron “elementos coincidentes” con los hallados en el lugar donde la menor fue localizada, por lo que se giró una orden de aprehensión en contra del hombre de 51 años.

Roberto “N” ingresó el martes al Reclusorio de Nezahualcóyotl, donde, tras confesar haber violado y asesinado a Giselle, fue vinculado a proceso.

Uno de los testigos que acudieron a la audiencia declaró que ese 19 de enero, cerca de las 11:00 de la mañana, la niña ocupaba la máquina cinco del cibercafé. El testigo salió a la tienda y, cuando volvió, dijo, el negocio ya estaba cerrado.

Roberto “N” volvió a abrir alrededor de las 13:00 horas, con el cuerpo de Giselle en su recámara, de acuerdo con su propia declaración.

El hombre contó ante un juez y los padres de la pequeña que, mientras esta usaba una de las máquinas, la invitó a pasar a su casa por un refresco. Una vez que ingresaron al inmueble que conecta con el negocio, la sometió en su recámara, abusó de ella, la golpeó y, finalmente, la asfixió.

A las 17:00 horas, los padres de Giselle acudieron al cíber para preguntar por su hija. Roberto “N” dijo no haberla visto y se negó a mostrarles los videos de las cámaras de seguridad con el argumento de que estas “no guardaban imágenes”.

Cuando los papás se fueron del lugar, él esperó a que oscureciera, envolvió el cuerpo en una sábana, lo subió a su vehículo y se trasladó hasta el paraje donde Giselle fue localizada.

Las cifras de feminicidio

Antes de Giselle, la última víctima conocida en la entidad había sido Valeria Rivera, de 12 años, cuya desaparición movilizó a los vecinos del municipio de Melchor Ocampo en octubre pasado.

El cuerpo de Valeria fue localizado el 15 de octubre, un día después de su desaparición, en un terreno baldío cercano a su domicilio.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de los 834 feminicidios registrados en 2018 a nivel nacional, 106 se cometieron en la entidad que gobierna Alfredo del Mazo.

El Estado de México cuenta desde 2015 con Alerta de Violencia de Género en 11 municipios, entre ellos Chimalhuacán, donde el año pasado se cometieron cinco feminicidios, de acuerdo con el órgano de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Tras darse a conocer el asesinato de la menor de 11 años, el vocero de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, y la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, afirmaron que el actual gobierno está comprometido con erradicar todos los tipos de violencia contra mujeres y niñas en el país.

De momento, el Estado de México se coloca como primer lugar nacional en feminicidios, pues ninguna otra entidad con altos índices de violencia registró en 2018 más de 100 feminicidios, de acuerdo con las cifras oficiales.