Quiero la "cabeza" del alcalde: madre de joven quemado en Puebla
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Quiero la “cabeza” del alcalde: madre de joven quemado en Puebla

Alberto y Ricardo fueron sacados por la fuerza de los separos municipales para ser golpeados, rociados con gasolinas y quemados vivos.

Quiero la “cabeza” del alcalde: madre de joven quemado en Puebla | El Imparcial de Oaxaca

“¡Quiero justicia!”, reclamó Rosario Rodríguez, madre de Ricardo y cuñada de Alberto Flores, quienes fueron linchados el pasado miércoles en Acatlán de Osorio, al ser confundidos con secuestradores de niños.

Durante el sepelio, realizado en la localidad de Tianguistengo, en el mismo municipio de Acatlán, quedó en claro que Ricardo Flores, de 21 años, era estudiante de Derecho en Xalapa, Veracruz, pero ese día había acompañado a su tío Alberto a comprar materiales para construir una barda.

En el poblado de San Vicente Boquerón, ambos fueron detenidos por consumir bebidas embriagantes en la vía pública, pero al ser trasladados a la comandancia de Acatlán, algunos pobladores empezaron a divulgar en las redes sociales que en la camioneta que tripulaban les habían encontrado a dos niños que habían intentado robarse.

Alberto y Ricardo fueron sacados por la fuerza de los separos municipales para ser golpeados, rociados con gasolinas y quemados vivos.

Aunque algunos de sus familiares llegaron al lugar cuando aún ambos estaban con vida, los pobladores nunca escucharon sus súplicas, ni las explicaciones de que no eran delincuentes. Incluso, hubo personas que amenazaron al hermano de Ricardo para que se alejara del lugar si no quería que le pasara lo mismo.

Uno de los pobladores, identificado como El Tecuanito, emitió mensajes alarmantes en Facebook en los que pedía a los pobladores congregarse para “que se haga justicia”.

“Por favor gente, venga, hay que estar aquí unidos, sí; así es que señores aquí de Acatlán dense cita aquí a la presidencia municipal, porque si nosotros no nos paramos y no hablamos pues realmente esto va a seguir”, dijo ante la supuesta certeza que los dos detenidos en San Vicente Boquerón habían tratado de secuestrar a dos niños.

También está ubicado otro de los pobladores quien, incluso, promovió una colecta de cinco pesos entre los que estaban presentes en ese momento frente a la comandancia para contratar un camión de perifoneo y convocar al resto de los lugareños para consumar el linchamiento.

En las transmisiones en redes sociales realizadas sobre este hecho, se puede escuchar a los pobladores gritar: “el pueblo unido, jamás será vencido, el pueblo unido, jamás será vencido”.

Durante el sepelio de los dos hombres, la madre de Ricardo pidió la “cabeza” del alcalde de Acatlán de Osorio, Guillermo Martínez, quien no intervino para detener la barbarie, pese a que sabía que los dos detenidos sólo cometieron faltas administrativas.

“Quiero la cabeza del presidente municipal de Acatlán de Osorio. Él no respondió por mi hijo, se supone que es la ley ¿Por qué los dejó linchar?”, gritó la mujer.

En Tianguistengo se celebró una misa de cuerpo presente en el domicilio familiar. Los restos del joven fueron colocados en un féretro blanco y los de su tío, en uno gris.

“Miren cómo me lo mataron, todos ustedes tienen hijos señores. Y quiero justica para mis seres queridos, mi cuñado y mi hijo. ¡Chingada madre!, todos ustedes tienen hijos y le ruego a Dios que no pasen por lo que yo estoy pasando”, expresó la mujer.

Rosario Rodríguez narró que su madre, Petra Elia García, llegó al lugar al momento del linchamiento y ahora “se siente muerta en vida”, al haber presenciado cómo quemaban en vida a su nieto.

“Ya basta de tanta violencia. Quiero respuestas. Reclamamos democracia y no la tenemos. Nos matan a los inocentes y dejan a los criminales en las calles, no es justo”, agregó.

Hasta ahora, la Fiscalía General de Puebla no ha reportado la detención de ninguna persona en relación con el linchamiento ocurrido el pasado 29 de agosto en la cabecera municipal de Acatlán de Osorio.

Sólo se reportó que el comandante y cinco policías municipales acudieron a la Fiscalía General para presentar su declaración ante el agente del Ministerio Público sobre los hechos.