Le apuesta Obrador al sector joven
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Le apuesta Obrador al sector joven

El virtual ganador de las elecciones acordó con empresarios apoyar a la juventud mexicana a través de la vinculación escuela- empresa para fortalecer las competencias de millones de estudiantes; priorizó el apoyo para los adultos mayores

Le apuesta Obrador al sector joven | El Imparcial de Oaxaca
Presidential candidate Andres Manuel Lopez Obrador waves to supporters as he arrives to Mexico City's main square, the Zocalo, Sunday, July 1, 2018. Lopez Obrador has claimed victory in Mexico's presidential election, calling for reconciliation. (AP Photo/Moises Castillo)

El encuentro fue inaplazable. En el tercer día después del triunfo Andrés Manuel López Obrador se presentó ante un grupo al que se ha referido de muchas maneras: “la oligarquía empresarial”, “la mafia del poder”, el grupo que lo bautizó como “un peligro para México” y que durante la elección le pronunció en letras mayúsculas un “ASÍ NO” a su intención de ser electo presidente del país.

López Obrador acompañado por los futuros secretarios de Economía, Graciela Márquez Colín, de Hacienda, Carlos Urzúa, y del Trabajo, Luisa María Alcalde, se reunió con más de 50 integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ante quienes trazó la ruta que tendrá su gobierno: austeridad republicana, sin incrementos a la deuda pública, sin más impuestos ni gasolinazo.

Habló ante los empresarios de los dos programas que serán prioridad para su gobierno –el apoyo a jóvenes para garantizar su derecho a estudiar y trabajar y la pensión para adultos mayores-, expuso los montos que requerirá para concretarlos, alrededor de 150 mil millones de pesos cada año y dejó a la consideración del CCE si seguirlo o no, si apoyar o no.

Tras un encuentro que duró poco más de tres horas en un hotel de la zona de Polanco de la Ciudad de México, López Obrador y el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, comparecieron ante los medios de comunicación y dieron algunos detalles de su reunión. Quedó fuera de la mesa el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y sobre la reforma energética repitió, como lo hizo el domingo pasado, que se revisarán los contratos para evitar actos de corrupción y si se detectan irregularidades se llevarán a tribunales nacionales e internacionales.

“Hablamos de todos los temas, sobre todo de que vamos a ayudar para que la transición se dé de manera ordenada, les informé del encuentro de ayer con el presidente Peña”, dijo López Obrador.

“Hay mucha confianza en México, mucha confianza en el ámbito internacional, esto lo han expresado primeros ministros, presidentes, jefes de Estado que han hablado para decir que tienen toda la confianza en México, en las instituciones nacionales, hay ese ambiente de confianza que se va a seguir manteniendo”, agregó.

El triunfador de la elección presidencial también hizo explícita su decisión de evitar utilizar la aplanadora para realizar los cambios profundos que pretende instaurar en el país.

“Aun cuando el movimiento tiene mayoría, va a tener mayor representación en la Cámara de Diputados, en la Cámara de Senadores, no se va a actuar de manera prepotente, no se va a imponer nada. Para recordar al presidente Juárez, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho.

“Estamos construyendo una auténtica democracia, no una dictadura, no va a imponerse nada, se va a escuchar a todos los mexicanos”.

Programas estrella

Castañón tomó la palabra, con tropezones y nerviosismo explicó de qué se trató la reunión. Se habló de seguridad, salud, finanzas, variables macroeconómicas, proyección económica internacional, diversificación de mercados. Se les pidió a los empresarios impulsar mecanismos “que nos permitan invertir en el sur”.

También fue el primero en exponer el programa que arrancará tan pronto como el 1 de diciembre López Obrador tome posesión de la Presidencia de la República.

“Nos hemos comprometido a trabajar en conjunto en las empresas la vinculación con los jóvenes, la figura del aprendiz y utilizar el modelo de educación dual, trabajar juntos escuela, empresa y autoridades para brindar oportunidades”, señaló.
El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) detalló los puntos clave del programa. Se llamará Jóvenes construyendo el futuro y durante la campaña tuvo el eslogan “Becarios sí, sicarios no”.

“Consiste en garantizar el derecho al estudio y el derecho al trabajo, que todos los jóvenes puedan estudiar y que tengan trabajo, se les va a contratar como aprendices, para que estén trabajando en empresas, en talleres, en comercios, se les va a pagar un sueldo, pero para operar este programa con el CCE se va a crear infraestructura de tutores, los empresarios van a ayudarnos como tutores para que contraten a los jóvenes, estén al pendiente de su formación”.

El programa no tendrá carga presupuestal para los empresarios. “Con un mecanismo sencillo van a transferir a las empresas recursos del presupuesto, para pagar la nómina de estos jóvenes, estamos hablando de atender alrededor de dos millones 600 mil jóvenes, tanto con apoyos para que estudien en universidades públicas y privadas, esto es becas, y trabajo, como aprendices en empresas, es un programa que va a financiar el próximo gobierno democrático”, agregó. En total se destinarán “como inversión, no gasto” 110 mil millones de pesos.

Adultos mayores

El segundo programa prioritario tendrá como tarea duplicar la pensión para adultos mayores, que actualmente reciben mil 100 pesos bimestrales. Para este proyecto asistencialista el próximo gobierno requerirá de entre 35 mil y 40 mil millones de pesos anuales.

“Hay dos programas que van a iniciar de inmediato, el apoyo a adultos mayores, aumentar la pensión de adultos mayores, y el programa de tutores, todo el plan de austeridad, todo lo que vamos a ahorrar, evitando gastos superfluos, evitando lujos, terminando con privilegios, todo lo que se va ahorrar se va a destinar a esos programas y consideramos que nos va a sobrar dinero, presupuesto para otros programas, pero estos dos son importantísimos”.

Entre ambos programas se invertirán 150 mil millones de pesos aproximadamente y “aunque nos quedemos sin camisa, va a haber austeridad en el gobierno, se tienen que atender estos puntos, que van a salir del ahorro que se va a hacer con las medidas que vamos a tomar”.

 

 

Relacionadas: