Libres cuatro detenidos por caso Iguala |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Nacional

Libres cuatro detenidos por caso Iguala

Sólo uno de los cuatro presuntos integrantes de Guerreros Unidos saldrá de prisión al no tener más acusaciones en su contra; otro es un bombero que compró gasolina para quemar a los 43.

Libres cuatro detenidos por caso Iguala | El Imparcial de Oaxaca

Un juez federal ordenó liberar a cuatro presuntos integrantes de Guerreros Unidos, vinculados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por falta de elementos probatorios para un juicio en su contra.

Sólo uno de los cuatro presuntos integrantes de Guerreros Unidos saldrá de prisión al no tener más acusaciones en su contra.

El juez federal ordenó la libertad bajo reservas de ley del bombero Marco Antonio Ríos Berber, El Cuasi y/o La Pompi, quien de acuerdo con sus declaraciones rendidas a la Procuraduría General de la República fue el encargado de comprar el diésel que presuntamente se usó para incinerar los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2014, en el basurero del municipio de Cocula.

Pese a la resolución dictada a su favor, El Cuasi no abandonará la prisión, porque aún enfrenta una causa penal más.

El juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federal, con sede en Tamaulipas, ordenó la liberación de El Cuasi, así como la de Martín Alejandro Macedo Barrera, El Becerro; Luis Alberto José Gaspar, El Tongo, y de Honorio Antúnez Osorio, El Patachín, por falta de elementos probatorios para un juicio en su contra. Todos fueron relacionados con el grupo criminal Guerreros Unidos.

Funcionarios federales informaron que de los cuatro, acusados por secuestro y delincuencia organizada, tres permanecerán en prisión; sólo El Tongo recobrará su libertad por no existir una causa penal más en su contra.

Los funcionarios consultados indicaron que la Procuraduría General de la República aún tiene oportunidad de imputar otros cargos si durante la pesquisa surgen más elementos en contra de estas personas.

Dejaron claro que las cuatro personas fueron detenidas en un primer momento por la Fiscalía de Guerrero, ante quien primero rindieron declaración y posteriormente dicha averiguación previa fue atraída por la PGR.

Indicaron que la resolución del juez David Calderón Blanc se dictó dentro de la causa penal 100/2014, del juzgado que consideró invalidar las declaraciones de los sospechosos.

Se publicó que la investigación de la Procuraduría de Justicia de Guerrero, por los sucesos del 26 y 27 de septiembre de 2014, condujo a la detención de El Tongo, El Patachín, El Becerro, y El Cuasi y/o La Pompi, por delitos de índole federal.

También llevaron a la localización de una fosa en Pueblo Viejo en Iguala, con 28 cuerpos; los detenidos señalaron a policías de Iguala y se pudo conocer alias y nombres de personajes ligados a la delincuencia organizada, entre ellos la de El Chuky.

El 4 de octubre de 2014, El Cuasi declaró que participó en los hechos contra los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, señalando el lugar donde dejaron los cuerpos sin vida de 28 personas; sin embargo, la autoridad descartó que las 28 víctimas fueran los normalistas; el informante también narró cómo fue contratado como halcón, después de que El Chucky le ofreció una paga de 7 mil pesos mensuales.

“Fui a buscar a Chucky a su casa en la tarde y salió y me dijo en que iba a consistir el trabajo… de halcón, que me iba a encargar de andar cuidando la ciudad del gobierno, reportarle los movimientos de los militares, marina, federales, policía y cualquier vehículo extraño o gente, y acepté”.

“Me dijo que lo buscara al día siguiente porque me iba a dar un celular y me presenté con él, en su casa; y como yo tenía moto me dijo que mi punto de vigilancia iba a ser del Tomatal al Centro… que le tenía que reportar al Chino (David Cruz) que era el jefe de halcones… que el teléfono (de El Chino) estaba grabado en el teléfono, que le tenía que estar reportando a Chino cada 20 minutos las novedades”, señaló El Cuasi.

En la misma declaración refiere: “El día viernes 26 de septiembre me encontraba halconeando en el centro, como a las seis de la tarde Chino me mandó un mensaje en el que me decía que viera que hacían los ayotzinapos, que llegaron en un autobús de Estrella de Oro y en una Urban; llegaron al centro al palacio municipal, en donde se estaba desarrollando el informe de la esposa del presidente municipal José Luis Abarca”.

Ante el Ministerio Público Federal, el 5 de octubre del mismo año, El Cuasi cambió su declaración, aunque coincide en datos importantes:

“En relación a la persona que conozco y que le dicen El Chino… sé que él trabaja en la estación de bomberos que se encuentra en Iguala… y esta persona el día 26 de septiembre me habló por teléfono a mi celular… me dijo: Si no vienes a la base, le voy a decir a El Chucky que mate a tu familia… por lo que aproximadamente a las ocho de la noche yo me trasladé a la base de bomberos…. al llegar ahí (El Chino) me dijo:

Vete a halconear al centro para ver qué hacen los ayotzinapos, ponte verga, porque de los que vienen en los autobuses vienen de los contras, Los Rojos, a pelear la plaza, son pelones”.

Bombero compró diésel

En otra declaración, El Cuasi señaló que se trasladó de la Base de Bomberos, la cual se encuentra cerca de la Alameda de Iguala, donde se le ordenó halconear a los ayotzinapos, a quienes confundieron con integrantes de Los Rojos.

Cuando se iba a su casa, “El Chino me dijo que comprara diésel, y que se lo llevara a La Mente en la entrada de la colonia Guadalupe de ahí de Iguala y que ahí me iba a estar esperando, entonces yo de mi dinero fui a comprar 200 pesos de diésel en la gasolinera del Periférico, yo llegué con La Mente como a las nueve de la noche, le entregué el diésel y yo me fui a la base a entregarle la moto que me había dado El Chino, se la entregué en la base de bomberos donde estaba trabajando y ya me fui a mi casa, me fui caminando, me dormí un poco y ya como a las doce de la mañana ya del día 27 de septiembre de 2014, me habló a mi celular El Chucky, de quien no recuerdo su número telefónico pero lo tengo registrado en mi celular como Pozoles y me dijo:

“Ven súbete al cerro de Pueblo Viejo, para que veas que los que agarramos sí son de Los Rojos; entonces ya me subí en la moto y ya que llegué al lugar conocido como Pueblo Viejo me encontré a La Mente y él me llevó a donde tenían a tres estudiantes los cuales estaban pelones y estaban bien golpeados y los golpearon con un palo el que le dicen El Gaby, y estando yo ahí presente me percaté que ya los habían interrogado, que resultaron que no eran estudiantes pero que andaban haciendo eso en Iguala, porque querían la plaza y que no les importaba a quien y que de los estudiantes que venían con ellos eran estudiantes de la normal de Ayotzinapa, que había sido contratados por los de la UAG por la cantidad de 500 pesos más despensas para hacerle un desmadre a (María de los Ángeles Pineda Villa) esposa de José Luis Abarca (alcalde de Iguala).