Responsable del accidente en Tláhuac podría quedar en libertad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Responsable del accidente en Tláhuac podría quedar en libertad

Un menor de 12 años chocó el auto que manejaba con ocho pasajeros, cinco de los cuales murieron y el resto está herido.

Responsable del accidente en Tláhuac podría quedar en libertad | El Imparcial de Oaxaca

Ciudad de México

Luis Eduardo tiene apenas 12 años, pero aun así tenía permiso de su familia para conducir un vehículo Pontiac color negro. Este fin de semana salió a dar un paseo, aceleró el vehículo provocó un accidente en el que cinco de sus amigos fallecieron y tres más resultaron lesionados.

Hoy el Ministerio Público de la Fiscalía de Niños, Niñas y Adolescentes de la Procuraduría General de Justicia capitalina definirá su situación jurídica, aunque por homicidio por tránsito de vehículo la ley no contempla prisión preventiva.

Es decir, que el menor de edad tiene la posibilidad de obtener su libertad para ser entregado a sus padres bajo custodia y atendiendo programas de rehabilitación psicológica y pedagógica que indique el juez especializado en justicia para adolescentes en conflicto con la ley penal.

De acuerdo con la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, aunque la procuraduría capitalina judicialice la carpeta de investigación, al tener calidad de inimputable, el impartidor de justicia le permitiría gozar de su libertad.

El accidente ocurrió hacia las 17:50 horas del domingo, cuando Luis Eduardo se encontró con el grupo de amigos de la Secundaria Técnica 95 y los invitó a subir al automóvil que conducía.

Así lo hicieron las hermanas Diana y Karina; hermanos Jovani y Hugo de Jesús; así como Diana, Brisa, Luis Ángel y otro niño de apenas 10 años.

Sin embargo, cuando transitaban sobre el Eje 10 Sur y Santa Catarina,el conductor perdió el control del Pontiac negro, placas de circulación SNM7259 del Estado de México.

Chocó contra un poste y por el exceso de velocidad la unidad dio vueltas y los adolescentes salieron volando uno a uno por las ventanas.

Los cuerpos desmembrados de las cinco víctimas quedaron esparcidas con una distancia promedio de cinco metros y aunque los servicios de emergencia acudieron al lugar, los familiares de los menores fueron los primeros en llegar.

Los padres de las víctimas fueron alertados por uno de los sobrevivientes, un niño de 10 años que acompañaba a sus primos y que al momento del choque pudo resguardarse entre los asientos delanteros y traseros.

Ante el Ministerio Público, el menor explicó que al no escuchar ruidos y los gritos de sus primos levantó la cabeza y observó los cuerpos desmembrados, por lo que decidió correr varios metros hasta llegar a la casa donde vivía. Los restos de los jóvenes permanecen en el Instituto de Ciencias Forenses para practicarles la necropsia de ley y entregarlos a sus familiares.