Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca | Los Municipios
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca

Muy pocos conocen las características de las yerbas, las cuales han curado durante más de 500 años

  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca
  • Medicina prehispánica, a punto de desaparecer en Oaxaca

Tlaxiaco, Oaxaca

Para dar tratamiento a enfermedades de patente, se han ido perdiendo los conocimientos de propiedades de algunas plantas que son medicinales; entre ellas, las que eran buenas para acelerar la dilatación de los nacimientos y las enfermedades de lado.
En la región Mixteca, en el distrito de Nochixtlán, muy pocos conocen las características de las yerbas nativas que hay en la localidad, éstas que durante más de 500 años han curado enfermedades de costado, son aquellas que entran en el cuerpo cuando uno se destapa, se moja o suda y se pone ante la intemperie, éstas se curan con cataplasma de chamizo apestoso y masajes.

Antes, por ejemplo, cuando había dilatación para el nacimiento de un bebé, en las comunidades nativas, las mujeres y los médicos tradicionales sabían que algunas plantas que se utilizan para que los partos sean normales o que acelere, es la yerba de peñoles y también la vergonzosa.

Son importantes para que los parto sean normales, pero para recetar las plantas se hace una valoración en los pacientes, regularmente son 20 gramos, pero se debe tomar en cuenta la talla de las personas ya sean delgadas o con sobrepeso, este es un conocimiento que en las clínicas ya no lo dejan realizar y lo han satanizado tanto que hoy en día se ve como peligroso; sin embargo, era de mucha ayuda.

EL CURANDERO

Alejandro Lázaro López, de 57 años de edad, de la comunidad de Llano de la Canoa, Tamazola Nochixtlán, en la región Mixteca, médico tradicional de la medicina indígena, dijo que él se ha capacitado para la realización de pomadas, en Pátzcuaro, Michoacán, además con especialistas chinos, pero lamenta que los conocimientos sobre las características de las plantas nativas hoy en día muy pocos lo conocen.

La gente no ha valorado la medicina indígena tradicional, por ejemplo él tuvo el interés de tener una farmacia de yerbas tradicionales, pero no hubo los apoyos, en los últimos años, los gobiernos han olvidado este tema y en las poblaciones nativas los conocimientos se pierden.

Las nuevas generaciones deben retomar la medicina tradicional, ya que es parte de un conocimiento ancestral. En su comunidad ya ha desparecido la organización de médicos indígenas.

“Los jóvenes no quieren aprender la medicina tradicional, desde el preparado de las pomadas y el conocimiento de las plantas nativas, con ello se van perdiendo los conocimientos, ya que cuando muere un médico tradicional se lleva los secretos de curación, por ello es necesario hacer conciencia sobre este tema”, recalcó Alejandro Lázaro López, con más de 25 años de experiencia.

ALGUNOS REMEDIOS

Para la diarrea, se usa la lengua de vaca, la cáscara del pino blanco, la pegajosa o la tierra de lumbre, es aquella que está debajo de donde se hace la fogata para cocinar, ésta se levanta el rescoldo y se mezcla con cal y agua, se deja reposar, se pone al sereno y se toma en cucharadas para la diarrea o empacho, es un conocimiento adquirido de sus abuelitos que eran curanderos.

La práctica hace al maestro, desde hace más de 25 años hace este oficio de manera profesional, ha colaborado con el centro coordinador indigenista de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI, para recetar sus plantas no cobra nada, sólo pide de pago lo que sea de su voluntad.

En la comunidad existe un centro de salud que atiende desde hace 15 años, da orientaciones recentado las plantas medicinales, anteriormente estuvo en la ciudad de Oaxaca, todo esta experiencia hace que él como yerbero se sienta bien, ha ido también adquiriendo conocimientos de las personas sabias de otras poblaciones.

DIVERSAS YERBAS NATIVAS

Cuando receta las yerbas nativas de la comunidad, no cobra, si él las consigue pide lo que la gente pague lo que sea su voluntad, el gordolobo por ejemplo es una planta nativa que a veces la comunidad no conoce, y cuando compra las plantas que no existen en la comunidad, como la cancerina, ésas sí las cobra.

En la comunidad existen aún plantas que no se han perdido como la adoradilla, la ruda, el epazote, la hierba buena, el esqueleto de muerto, la hierba del pollo, chile de guajolote, el sauco para los granos, la hoja de peso para el dolor de muela, la tronadora, el sapote blanco es para insomnio, la manzanita del coyote.

Algunas características de las plantas son por ejemplo, la grilla hay dos tipos, la blanca es para la fiebre y la roja es para la frialdad, el chamizo hay también dos tipos, el apestoso es para dolores y el montes para hacer cataplasma para evitar dolores fuertes, y para los dolores fuertes biliares o cólicos se toma el yucutuchi. Nuestro entrevistado también recomendó que las plantas no se deben hervir porque pierden sus sustancias naturales, disecarla en área obscura, para que tengan función para hacerlas en tintura o pomadas.

ENFERMEDADES FRECUENTES

Las enfermedades más frecuentes en las comunidades son la diarrea, vómitos, fiebre, pero en las comunidades como en esta localidad, la diabetes, la obesidad, los paros cardiacos están invadiendo a la sociedad, en primera porque hoy todo lo que se consume tiene muchos químicos, desde los productos que se siembran en el campo hasta el agua que ya está contaminada.
Todas las yerbas curan, pero también los seres humanos deben poner de su voluntad, es tener fe, siempre el mejor médico es nuestro cerebro, es darse la oportunidad para estar bien, y todo lo que receta funciona.

Para desechar los bichos del estómago el juague es bueno, de dos a tres vainas en ayunas, pero debe ser de manera constante, porque si se deja de hacer al contrario las lombrices o los bichos se fortalecen. Toda yerba debe ser en ayunas, dos dientes de ajos en ayunas también son buenos, pero debe ser por 30 días.

POLÉMICA

Los médicos alópatas quisieron el año 2002 al 2005 quitar la yerbabuena y el orégano a los pueblos indígenas con el argumento que dañaba el organismo, por eso cuando él fue presidente de los médicos indígenas tradicionales de Nochixtlán, fue una lucha constante de orientación a la comunidad que estás plantas no hacen daño, ya que se utilizan desde antes de la llegada de los españoles y nunca ha fallecido alguna persona por este consumo. Desde luego que fue una lucha constante de defensa por parte de la UNAM y la Universidad de Chapingo. Ya que la industria quería apoderarse de las plantas como la yerbabuena, orégano y la manzanilla para procesarla y venderla como medicamento.

Relacionadas: