Sin solución, toma del palacio en Juxtlahuaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Sin solución, toma del palacio en Juxtlahuaca

Para levantar el plantón exigen cantidades exageradas de dinero.

Sin solución, toma del palacio en Juxtlahuaca | El Imparcial de Oaxaca

Habitantes de Santiago Juxtlahuaca dieron a conocer que aún continúa sin solución la toma del palacio municipal por parte de ex ediles de la localidad. Señalaron que este problema corresponde únicamente en recuperar el dinero gastado durante su campaña, ya que como condición para levantar el plantón, están exigiendo cantidades exageradas de dinero.

Los ciudadanos manifestaron que estas acciones encabezadas por ex funcionarios, no tienen ninguna justificación, ya que lo que pretenden es recuperar la inversión de su campaña, poniendo de pretexto la exigencia de cuentas reales al presidente municipal en turno sobre los recursos del ramo 28 y 33.

El munícipe de Santiago Juxtlahuaca, Nicolás Feria Romero, destacó que la toma de las instalaciones municipales ya no tiene ningún fin que justifique dichas actividades, mismas que argumentó, no afectan las actividades que se llevarán a cabo en próximos días correspondiente a la entrega de recursos y obras en beneficio de la propia ciudadanía.

“Esta manifestación ya no tiene fin, no tiene fundamento legal, ya se agotaron todas las cosas que nos pedían, y bueno el pueblo de Juxtlahuaca ha sido testigo de que ya no tiene ningún sentido estar ahí, pero no queremos victimizarlos al momento de desalojarlos; es muy fácil sacarlos, pero mejor que el Gobierno del Estado intervenga a través de una sentencia emitida por el Tribunal Indígena”, señaló.

Feria Romero refirió que a unos días de haber iniciado el plantón frente al palacio municipal, solicitaron mediante un escrito dirigido al gobernador Alejandro Murat, y al secretario general de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud para la intervención por parte de las autoridades estatales y, de esta forma, dar una pronta solución a la problemática.

Asimismo, detalló que estas acciones presuntamente son realizadas por un grupo reducido de vecinos y familiares, en su mayoría, de los funcionarios. “La toma del palacio está realizada con alevosía y ventaja, han consumado una vez más uno de sus atropellos, razones por las que definitivamente no estamos de acuerdo, por lo que todas las autoridades de las agencias municipales, de policía y núcleos rurales que pertenecemos a Santiago Juxtlahuaca nos hemos respaldado entre sí para no permitir chantajes de estas personas”, finalizó el edil.

Por su parte, Faustino Martínez Pérez, representante legal del Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca, señaló que este problema se ha venido suscitando desde hace algunos meses por la falta de trasparencia de los recursos del ramo 28 y del 33 correspondiente al años 2017, 2018 y lo que va del 2019.

“El presidente municipal no ha hecho la entrega de lo que corresponde a cada comunidad de acuerdo con la ley de coordinación fiscal, en el artículo 24 y a la Ley Indígena del artículo 59 y con la Ley de Coordinación Fiscal de la Federación”, subrayó.
Explicó que a 22 comunidades son a quienes no se les ha hecho la entrega del recurso correspondiente, de las cuales, cada una tiene un juicio en el Tribunal Indígena que están radicados a partir de agosto del año pasado y tienen una medida precautoria a partir del 5 de noviembre, en donde indica la cantidad que se le tiene que entregar a cada una de ellas.

Martínez Pérez expresó que el monto total que se les debe es de 36 millones de pesos sumado a otros 34 millones de pesos que corresponden a lo que va del año, ya que aún no se concluye el periodo de esta administración.

Por último, hizo un llamado al gobernador estatal para que tome cartas en el asunto y nuevamente se dé la posibilidad de un diálogo entre las dos partes y, de esta manera, vuelva la tranquilidad al municipio de Juxtlahuaca y a cada una de sus comunidades.