En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual

A pesar de contar con los permisos correspondientes para pintar el mural, éste sólo duró tres días en la Plazuela de la Merced

  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual
  • En Tlaxiaco, borran mural de la diversidad sexual

Fue borrado un mural que tenía la temática de diversidad sexual, recién pintado por una artista plástica, resultado del taller denominado Claro oscuro, donde asistieron más 30 mujeres. La obra sólo duró tres días en la Plazuela de la Merced de la ciudad de Tlaxiaco.

Se obtuvieron los permisos correspondientes para la elaboración de este mural, existían dos propuestas, pero finalmente se optó por la pared que está frente a las oficinas de los Derechos Humanos, dio a conocer Pablo René Cruz Cruz, promotor y dueño de la Galería El Arte.

SOBRE EL MURAL

Este mural de dos metros de largo y dos de ancho fue realizado por Jimena Armenta, una artista plástica de 18 años, tallerista muralista del estado de Sinaloa, que llegó a esta ciudad de Tlaxiaco. Fue finalmente el resultado del taller que se impartió en el Centro Cultural Los Conos, al lado de otros talleristas de música, filosofía y letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.

Quien lo borró sí sabe de qué se trata: el torso de una mujer desnuda portando la bandera del arco iris, ¿por qué lo hizo?, porque aún desconoce que todos como seres humanos tenemos derechos y somos libres.

Es un acto de violencia también aquel o aquella que cuarta la libertad de expresión, es atrevimiento borrar el cuerpo de una mujer, una obra de arte porque está hecha por una artista plástica, quien delineó sus facciones en gris y negro, su cuerpo desnudo del ombligo hacia arriba y portando una bandera del arcoíris, LGBTTTIQ, que ha sido utilizada como símbolo del orgullo, gay, lésbico, bisexual y transexual, desde los años de 1970.

No puede ser que en Tlaxiaco no se esté dando el tema de la tolerancia, ya que han borrado este mural con unos brochazos y todavía salpicados en este trabajo que llevó un día de desvelo, ya que fue por la madrugada cuando la obra se culminó y que desde luego estaba a punto de ser entregado por las niñas y mujeres que asistieron al taller que se impartió por una semana en el Centro Cultural Los Conos.

Una de las primeras obras o mural realizado por una mujer, en la ciudad de Tlaxiaco, donde el objetivo de este proyecto era sociabilizar una temática no hablada en los hogares y al hacer visible la diversidad sexual genera que nosotros como humanos evitemos la discriminación y la violencia en contra de las personas que sienten otras preferencias, es decir, que debemos aceptarlas evitando a toda costa la violencia, eso evita los asesinatos y otras consecuencias graves.

REACCIÓN DE LA ARTISTA

Ximena Armenta, al enterarse que su colaboración había sido borrada, dio a conocer que efectivamente en los hogares es necesario que se sociabilicen temas como la diversidad sexual, con el fin de que en la calle se acepten a las personas como son, con el mural no se quiere que la gente sea así, más bien que se tome en cuenta esta situación y se conozca para afrontar las diversas situaciones.

Finalmente, es un acto de discriminación, pero no hay problema porque ha pasado en muchas poblaciones donde es necesario hablar del tema para evitar consecuencias más graves y, desde luego que es necesario acabar con este tipo de violencia.
Jesús González López, presidente de Pelota Mixteca, da a conocer que su postura es que hay personas que desconocen que la libre expresión es una oportunidad, sobre todo de una artista plástica que viene desde Sinaloa para mostrar que no debemos tener miedo a la diversidad sexual.

Esta obra generaba herramientas para trabajar en la sociedad, una mujer pintada en claro oscuro, una mujer desnuda, con los brazos abiertos y sosteniendo una bandera LGBTTTIQ, una situación que se presenta a nivel mundial, una oportunidad para admirar el torso de una mujer.

SOCIEDAD DESINFORMADA

Desde luego que los organizadores, entre ellos, Pablo René Cruz Cruz, promotor y dueño de la Galería El Arte, que es una de las personas que ha financiado los viajes de algunos artistas que han llegado a Tlaxiaco a compartir sus conocimientos, está consternado, ya que lo único que quiere es que la sociedad sea abierta y receptiva.

La persona que borró este mural está desinformada de lo que se trata de decir, por lo que en días próximos se van a realizar talleres de orientación con estas temáticas, pues lo que se está tratando decir desde que surgió este organismo es que la violencia no está permitida, que hoy Tlaxiaco y la comunidad en general quiere diálogo y otra vez diálogo.

El mural era un proyecto serio, ya que es respaldado por varias instituciones, es decir, un trabajo que es la continuación de muchas obras que se ha ido realizando para aminorar la violencia hacia las mujeres y es lo primero que ha pasado, ya que con brochazos han tapado el torso de una mujer.

NOTICIA DIFÍCIL DE ASIMILAR

Fernando Vargas, integrante del colectivo Pelota Mixteca y del Centro Cultural Los Conos, da pena porque se trata de un cuadro que fue borrado por una persona o varias que desconocen y a lo mejor lo conocen muy bien, pero es respetable, porque es finalmente un punto de vista, el haberlo borrado, pero no es la forma; sin embargo, no deja de ser una ofensa.

La noticia de que lo habían borrado llegó muy duro a los pintores que intervinieron como a las niñas y mujeres que durante una semana conocieron algunas herramientas de los derechos de las mujeres y de la sociedad en general, sobre todo saber que la obra de su maestra había sido manchada.

Ximena Armenta, durante una semana les enseñó a dibujar, usar el claro oscuro y en su taller el 90 por ciento de los asistentes fueron mujeres que conocieron que hacer uso de la pintura es también mostrar que estamos en contra de los feminicidios, que ya no podemos permitir tantos abusos, tantas compañeras desaparecidas y ¡zas! que tapan esta obra con pintura encima.