Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca

La Unión de Palmeadoras de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco utilizan los maíces criollos

  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca
  • Palmeadoras de Tlaxiaco, el oficio en abandono por los gobiernos de Oaxaca

NUMERALIA

25

Tortillerías tiene la ciudad de Tlaxiaco

71%

De ellas compra el maíz con productores locales

97%

De las palmeadoras de Tlaxiaco utilizan maíces criollos

51%

De las palmeadoras son las principales proveedoras económicas de su hogar

79%

Utiliza fogones sin chimenea

12

Horas diarias trabaja cada palmeadora aproximadamente

97 por ciento de las integrantes de la Unión de Palmeadoras de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, UPHCT, utiliza maíces nativos para elaborar tortillas obteniéndolos de productores locales en un 71 por ciento, pero este oficio ha sido afectado por el surgimiento de 25 tortillerías en el municipio.

La investigación “Género, soberanía alimentaria y agrobiodiversidad”, presentado por el colegio de posgraduados, dio a conocer el oficio de las mujeres que hacen tortillas, sus situaciones, enfermedades e historias en la región Mixteca de Tlaxiaco.

La investigación que hizo el maestro Tomás Ortega Ortega, del colegio de posgraduados y después de tres años, mostró que este oficio de palmeadoras es de buena alimentación para los pueblos nativos y que ha sido menos preciado por la ciudadanía ante la entrada de la industria de la tortilla, que prefieren salir a estos negocios y obtenerla rápidamente, pero se olvidan de los nutrientes cuando este alimento se hace en casa o se compra con alguna palmeadora.

PRESENTAN INVESTIGACIÓN

La presentación de esta investigación fue motivo de una convivencia y demostración de productos que se hacen del maíz, se llevó a cabo en la Escuela Secundaria Federal Leyes de Reforma donde se dieron cita, mujeres palmeadoras, integrantes del colegio de posgraduados, la doctora Verónica Vásquez García, Juan Felipe Núñez Espinoza, Diego Flore Sánchez Ivonne Vizcarra Bordi y Paola Ma Sesia, así como estudiantes investigadores.

Realizaron una calenda por las principales calles de la ciudad de Tlaxiaco, acompañados con una banda de música de viento. Después se concentraron para la degustación de la gastronomía y el disfrute de las tortillas hechas a mano, donde se llevó a cabo dicha investigación.

BRINDA ESTADÍSTICAS

Tomás Ortega Ortega, investigador dio a conocer que 97 por ciento de las integrantes de la Unión de Palmeadoras de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, UPHCT, utiliza maíces nativos para elaborar tortillas obteniéndolos de productores locales en un 71 por ciento, lo que representa netamente la soberanía alimentaria, oficio que ha sido afectado por el surgimiento de 25 tortillerías en el municipio.

94 por ciento de las mujeres palmeadoras utiliza maíces blancos; un 74, azules; 47, amarillos; 37, colorados; sin embargo, 76 por ciento también compran maíces híbridos por mejor precio y disponibilidad en el mercado, por lo que frente a este escenario se recomienda, identificar variedades locales de ciclo corto resistente a la sequía.

Promover el intercambio de semillas entre distintas localidades de la Mixteca Alta, pro también impulsar el mejoramiento genético participativo de variedades de maíz nativo, 90 por ciento de las mujeres integradas en esta organización consideran que las 25 tortillerías ponen en riesgo su oficio. Por ello, se considera regular los horarios de estos negocios, además garantizar los espacios adecuados para la venta de tortillas en los diversos puntos del municipio por parte de las mujeres.

51 por ciento de las integrantes de la organización de las mujeres palmeadoras son las principales proveedoras económicas en sus respectivos hogares. Sin embrago, la mitad no tienen molino propio y 79 por ciento utiliza fogones sin chimenea, invirtiendo hasta 12 horas diarias en promedio en la elaboración y venta de tortillas. Estas condiciones de trabajo afectan su salud, por lo que se recomienda crear un programa de crédito a la palabra para que las mujeres adquieran su propio molino, diseñar en colaboración con las palmeadoras hornillas con chimenea para evitar enfermedades que genera el calor y el humo.

Petra Cruz González, presidenta de mujeres palmeadoras, dio a conocer, como gremio están logrando un espacio para esta labor, empezaron a difundir y esta información llegó a los investigadores y retomaron la acción. De ahí surgió la primera Feria de la Tortilla y hoy después de tres años ya están escritas estas necesidades y aportaciones a esta cultura de alimentación de los mexicanos, las tortillas.