"Los recientes hechos en Oaxaca exigen mirar a Dios" |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

La Capital

“Los recientes hechos en Oaxaca exigen mirar a Dios”

Afirma el rector y guardián del convento de San Francisco de Asís

  • “Los recientes hechos en Oaxaca exigen mirar a Dios”
  • “Los recientes hechos en Oaxaca exigen mirar a Dios”

En el marco de la celebración de San Francisco de Asís que se lleva a cabo este próximo 4 de octubre, el fray José Esteban, guardián y rector del convento de San Francisco de Asís, llamó a la comunidad católica oaxaqueña a rendirle homenaje de fe y amor.

Los recientes sismos, dijo, son reacciones de la madre naturaleza, las afectaciones que han sufrido muchas familias y los templos que han sido fracturados, exigen una mirada a Dios y a San Francisco de Asís que es un gran santo de la iglesia.
Recordó que el papa Inocencio Tercero en el tiempo de San Francisco tuvo un sueño donde veía que se desplomaba la basílica de San Juan de Letrán y vio que un hombre sencillo, con sus manos detenía los muros y el techo que venía a pique.

“Pienso que nuestra mirada tendría que ser como ese sueño del papa Inocencio Tercero, ver como existe fractura en el patrimonio de la humanidad de nuestro país, así como los templos católicos y el corazón de muchas familias”, dijo.

Dirigirnos con mucha humildad y sencillez al benefactor de la iglesia San Francisco de Asís “que soñemos como el papa Inocencio Tercero que nuestros muros no se derrumben, que nuestras casas tengan firmeza, sobre todo de la vida y los valores, la humildad”.

La pobreza compartida, la solidaridad, la generosidad, ser instrumento de la paz y el bien en todos los sectores desde el gobierno, así como en todas las estructuras socio-políticas-religiosas, de esta manera el país tendrá futuro.

Si se hace el uso de los valores que nos ofrece San Francisco de Asís, arreglarnos con la casa común que es el mundo como lo concibió y lo vivió el papa Francisco, “esperamos que el mañana sea mucho mejor de estar hermanados con la naturaleza cuidarla y no dañarla”.

Sería, subrayó el religioso, una buena oportunidad para pedirle que nos ayude a reconstruir los muros de la sociedad en la que vivimos tan fracturada de tantas situaciones y que amerita poner nuestras manos y el corazón para poder reconstruirla desde ahí.

 

 

Relacionadas: