Lourdes Maura, una mujer sin miedo | La Capital
Última Hora Especiales Videos

Especiales

Lourdes Maura, una mujer sin miedo

Esta madre trabajadora demuestra que no hay pretextos para no salir adelante y desarrollar las mismas actividades que sus compañeros en SAPAO

Oaxaca de Juárez, Oax.

Acostumbrada a una vida diferente luego de concluir sus estudios como licenciada en Turismo por la Universidad Cuauhtémoc de Puebla, Lourdes Maura Fuentes, no sabía lo que le tenía deparado el destino después de llegar a esta capital.

Hace 10 años descubrió su pasión sin importar lo rudo de la jornada, es parte del personal operativo de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) en donde desde muy temprano atiende a la ciudadanía todos los días.

“Las mujeres somos capaces de lograr y hacer cualquier trabajo, es importante siempre conservar una actitud positiva, impulsar las ganas de aprender y permitirnos salir de nuestra zona de confort para dar lo mejor que cada una tenemos”, agregó.

Para todo hay tiempo

Originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Lourdes Maura Fuentes, quien es madre soltera, inicia su jornada a las 5:00 horas, para preparar el desayuno y realizar las labores domésticas, antes de ir a trabajar.

“Todo es cuestión de organizarse, no es difícil porque te acostumbras, es más, me doy tiempo para atender las labores del hogar, cuidar a mis hijos y mis mascotas, un perro y un perico”, señala la mujer de tez morena y sonrisa franca.

Luego se acomoda el casco rosa que utiliza para realizar su trabajo en la calles de la Ciudad de Oaxaca, más tarde sale con las brigadas compuestas por hombres y ella a verificar reportes, destapar tomas y sondear líneas de abasto de agua potable, entre otras actividades.

Madre soltera

“Mi hijo Santiago tiene 13 años, es muy padre soy una mamá muy alegre, te adaptas a todo ahora con la tecnología. Me levanto a las 5:00 horas, plancho, hago el desayuno, preparó el lunch, veo que se bañe, luego salimos para la escuela de ahí me voy al trabajo”.

Ella explica que ser madre y trabajar pueden ir embonados perfectamente, “para eso me llevo comida preparada la noche anterior y la caliento en la oficina, a mi hijo le recomiendo que coma y que haga su tarea, al regresar hago el quehacer de la casa y atiendo a mis mascotas, entre algunas otras cosas”.

“Por la noche cenamos un cereal con leche y nos subimos a dormir, no prendo la televisión porque no quiero que mi hijo se duerma tarde, esta rutina la tenemos todos los días, los sábados incluso los domingos”, comentó.

Día a día

Al llegar al “Serranito” -como se le conoce al Módulo de SAPAO ubicado en la colonia Libertad de la capital, aborda una camioneta de la dependencia para trasladarse junto con sus compañeros de trabajo, a un domicilio cercano con el fin de atender un problema en la tubería.

Con una sonrisa en los labios la mujer llega hasta un domicilio ubicado en el mismo asentamiento humano, con el fin de verificar una toma domiciliaria de agua potable, con gusto atiende a un usuario que reclama el servicio.

“A veces lo que quiere la gente es ser escuchada y que se atiendan sus peticiones. La brigada llega para resolver alguna solicitud, pero siempre con trato amable” refiere la trabajadora.

Enfrenta reto

“Soy una mujer apasionada en todo lo que hago, soy luchona y valiente”, así se califica Lourdes Maura, una de las mujeres que desde el área operativa en los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), realiza las mismas actividades que cualquier hombre, demostrada la igualdad laboral.

“Soy la única mujer que se atreve a introducirse a los registros de drenaje para verificar el estado de las redes y emitir los dictámenes”.

“No es un trabajo sencillo pero mi labor ha permitido ganarme el respeto y admiración de mis compañeros”, externo.

Orgullosa de su trabajo

Uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado, fue vencer el miedo para introducirse al canal pluvial que pasa por debajo del Barrio de Jalatlaco, un lugar desconocido para muchos que comienza en el Puente de la calzada Porfirio Díaz y concluye en la colonia Gómez Sandoval.

“Me daba mucho miedo ingresar al canal pluvial, es un lugar oscuro e inhóspito, pero era necesario verificar su estado y emitir un dictamen sobre los registros de drenaje y verificar redes, me siento orgullosa de haberlo logrado, soy la única mujer que ha hecho este tipo de actividades”, comentó

Por último la historia de Maura es como la miles de mujeres que luchan día a día por salir adelante y romper paradigmas, claro que aunque haya muchas, cada mujer es particular y digna de admirarse.

Lourdes Maura, una mujer sin miedo