Viajan violencia y corrupción a bordo de taxis azules en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Viajan violencia y corrupción a bordo de taxis azules en Oaxaca

La ilegalidad, violencia e impunidad que se observa en el servicio de transporte que prestan los taxis con cromática azul ha provocado el rechazo generalizado hacia estas unidades

Viajan violencia y corrupción a bordo de taxis azules en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Concesiones

45

mil concesiones del transporte existen en el estado, según el Plan Estatal de Desarrollo

33

mil estima la secretaria de seguridad que están vigentes y circulando

8

mil se registraron en seis meses en el programa RETO

Desde finales del 2016, no se ha entregado concesión alguna para el transporte público en el estado de Oaxaca, sin embargo, las ya existentes no han podido ser reguladas y ni si quiera contabilizadas por la actual administración, tal es el caso del fracaso del Registro Estatal de Transporte (RETO) que sólo ha logrado contabilizar a ocho mil 380 concesionarios de los más de 45 mil que se presumen existen.

Primero la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) y luego la Secretaría de Movilidad (Semovi), liderada por Mariana Nassar Piñeyro, se han topado con pared al intentar poner orden a este sector transportista, donde reinan la corrupción, la omisión y la impunidad.

Tal es el caso de las recientes agresiones que los taxis azules han realizado en contra de los amarillos y de la ciudadanía, en las que no se ha informado de ningún tipo de acción para contrarrestar los actos de violencia que cada vez son más comunes en la entidad.

Bajo la protección de las organizaciones sociales, el sector del transporte ha sido eje rector en la política pública del estado: con marchas, plantones, bloqueos y acuerdos políticos, literalmente se han convertido en amos y señores de las carreteras.

Taxis foráneos circulan con dos personas en el asiento del copiloto.

Enojo social, lanzan campaña contra taxis azules

Ante las constantes agresiones y faltas que han cometido los conductores de los taxis azules hacia los ciudadanos y los mismos taxistas, a través de redes sociales surgió una iniciativa en la que se llama a los usuarios a no utilizar estos vehículos.

La gota que derramó el vaso fue la agresión que sufrió un taxista del sitio Alameda y el presunto intento de secuestro de una mujer por parte de taxistas que manejan estas unidades.

 

 

Ataque cobarde

A finales de agosto, un grupo de taxistas, presuntamente afiliados a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) golpearon salvajemente a un ruletero con unidad de cromática amarilla, supuestamente por invadir su ruta.

El video de la agresión circuló en redes sociales y ocurrió en la carretera que comunica al fraccionamiento el Rosario, en la agencia de Cinco Señores.

En las imágenes se distingue a al menos 20 de choferes de taxis azules, quienes en repetidas ocasiones golpean sin piedad al chófer del sitio Alameda, además de que dañaron la unidad.

La Semovi, como lo ha hecho en otras ocasiones, citó al taxista agredido y lo conminó a que presentara su denuncia ante la Fiscalía General del Estado, sin que hasta el momento se haya informado sí se tienen algún avance en la investigación del caso.

Saltar por la ventaba para sobrevivir

El relato de una joven, publicado el 3 de septiembre, narra que fue testigo del supuesto intento de secuestro de una mujer, a través de la publicación se hizo evidente la inseguridad provocada por las unidades que prestan sus servicios en la ilegalidad, finalmente, al sentirse acechada, la víctima tuvo que saltar por la ventana de la unidad para ponerse a salvo.

La víctima narró que tomó un taxi con la cromática azul en el centro comercial Macroplaza, minutos más tarde se percató de que el chófer del mismo sacaba mecates y cinta adhesiva, posteriormente el taxista recibió una llamada en la que dijo, “ya voy wey, ya estoy a dos minutos”.

Acto seguido le pidió al ruletero que detuviera el taxi, lo hizo, pero no abrió la puerta por lo que en un intento desesperado por ponerse a salvo, decidió lanzarse por la ventana del mismo, con lo que resultó con un golpe en la cabeza.

Según Semovi, el 50% de los taxis foráneos están en la ilegalidad.

Descendientes de la opacidad

Carlos Moreno Alcántara, exsecretario de Vialidad y Transporte es señalado como el artífice visible en la creación de los taxis con cromática azul, pues un día antes (el 29 de noviembre del 2016) de que concluyera su mandato al frente de este organismo aprobó el cambió de color de los taxis foráneos de Santa Lucía del Camino, en color azul; San Sebastián Tutla, en color verde y Santa Cruz Amilpas en Rojo, así lo aceptó el Francisco García López, también extitular de esta dependencia en diciembre de ese mismo año.

No conforme con eso, García López detalló que la Sevitra entregó 429 concesiones nuevas para estos municipios, a los que se suman 201 concesiones que se entregaron en el municipio de Oaxaca de Juárez. En total fueron más de mil 300 concesiones las que entrego Moreno Alcántara al final de la administración del exgobernador Gabino Cué.

Un año después de entregar las concesiones, Moreno Alcántara fue detenido acusado de tráfico de al menos 502 concesiones en el transporte público. En julio del 2018 el exfuncionario fue liberado sin que exista información que indique que la investigación esté abierta.

Un mundo de concesiones

De acuerdo al Plan Estatal de Desarrollo (PED) 2016-2022 en Oaxaca están registrados 45 mil 145 concesiones para la prestación del servicio público de transporte, tanto de personas como de carga, las mismas que están distribuidas en las ocho regiones que conforman la entidad, sin embargo, el servicio es deficiente, señala el mismo (PED).

Cabe resaltar que desde diciembre de 2016 existe una veda para las concesiones del transporte, por lo que, en teoría, las cifras deben ser las mismas.

Por otra parte, a principios de este año, la Semovi impulsó el programa RETO, el cual busca realizar un censo, invitando a los concesionarios a registrarse en el padrón de Semovi.

Sin embargo, en seis meses sólo acudieron ocho mil concesionarios, ante las denuncias de los mismos por cobros excesivos para hacerlo. Además la misma secretaria de movilidad dijo que no existen las 45 mil mencionadas en el PED, y que a lo mucho son 33 mil las concesiones existentes en la entidad.

El 25 de noviembre de 2016 durante su comparecencia ante la 63 Legislatura del Estado, el extitular de la Secretaría de Vialidad y Transporte, Carlos Moreno Alcántara, aseguró que durante la administración de Gabino Cué fueron emitidas 10 mil 412 concesiones de las cuales el 80 por ciento, ocho mil 335 corresponden a regularizaciones y el 20 por ciento, dos mil 77 concesiones, fueron nuevas.

En ese mismo acto señaló que en la administración de José Murat Casab, en 2004, se entregaron 20 mil 794 concesiones, y en el 2010, al final de la administración de Ulises Ruiz Ortiz, fueron emitidas 12 mil 417.

 

 

Relacionadas: