Se quejan usuarios de la zona Norte de Oaxaca, ante la falta de suministro de agua |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Se quejan usuarios de la zona Norte de Oaxaca, ante la falta de suministro de agua

Además, señalan que la dependencia realiza el cobro puntualmente cada dos meses

Se quejan usuarios de la zona Norte de Oaxaca, ante la falta de suministro de agua | El Imparcial de Oaxaca

Habitantes de la zona Norte de la capital del Estado se quejan por la falta del suministro del agua potable que surte a través de las tuberías de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO); no obstante, están al corriente con sus pagos, por lo que demandan una mayor atención.

Clara Santos, quien dijo tener su domicilio en la Colonia Volcanes, destacó que desde la semana pasada dejó de recibir el vital líquido, por lo que se vio en la necesidad de comprar hace 8 días una pipa, lo que representa un gasto extra para su raquítico sueldo que recibe como empleada particular.

Personas que tienen su domicilio en la ampliación de San Felipe del Agua entre otros fraccionamientos de la zona, vía telefónica a la redacción de EL IMPARCIAL se quejaron que hasta la mañana del domingo el agua no había llegado a sus domicilios, por lo que varios de ellos buscaban comprar el vital líquido.

María Contreras precisó que debido a que el suministro se hace de manera irregular en los últimos meses su cisterna ha quedado completamente vacía “en el tiempo de sequía, se dio a conocer por parte de SAPAO el desabasto del agua, ahora que estamos en la temporada de lluvias qué argumento tendrán” externó.

El pasado fin de semana otros habitantes de la zona manifestaron su inconformidad en contra de la dependencia del Gobierno del Estado, debido a que no se había mandado el agua, “no tenemos agua para lavar los trastes, menos para bañarnos”, comentó doña Leticia, vecina de la referida ampliación.

La mayoría de ciudadanos coincidieron que la dependencia estatal no permite que se tengan adeudos por el pago de consumo del agua potable, religiosamente los recibos llegan cada dos meses, si no se paga vienen los recargos, entonces quién puede obligarlos a ellos a que cumplan por lo que cobran”, citó don Carlos.