Día del Taxista, entre la fe y la tradición |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Día del Taxista, entre la fe y la tradición

En 1968 inició la tradición de la celebración del Día del Chofer, con el paso de los años se modificó y quedó como Día del Taxista

  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición
  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición
  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición
  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición
  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición
  • Día del Taxista, entre la fe y la tradición

Organizaciones, concesionarios y choferes celebran el Día del Taxista, entre rituales religiosos, adornos, música, comida y baile con las unidades para conmemorar el oficio.

Esta celebración tiene su origen hace más de 50 años, ya que quienes se dedicaban a ofrecer el servicio de transporte en 1968 decidieron estipular un fecha para celebrar su día, entre un grupo de ruleteros escogieron al azar el 12 de agosto para conmemorar el Día del Chofer, celebración que años más tarde se denominaría Día del Taxista.

Muchas veces criticados y algunas otras aplaudidos, los taxistas se convierten en guardianes de la ciudad, psicólogos del volante o contadores de historias. Con el paso de los años escuchan y se guardan anécdotas que viven a diario, entre lo paranormal, la inseguridad, las largas jornadas de trabajo y la lucha por llevar el sustento a sus hogares, son cosas que con el cambio de velocidades y el movimiento del volante se quedan en el recuerdo.

Recuerdos que llegan a la mente cada 12 de agosto que tienen oportunidad de reunirse con amigos y colegas, que por la diferencia de horarios laborales o rutas de trabajo se dejan de ver y es en esta fecha cuando se reencuentran para convivir y contarse las buenas, malas y chuscas anécdotas que les han ocurrido.

MEMORIAS DE UN TAXISTA

Bertín Hernández, integrante de la mesa directiva del sitio Alameda y ADO, comenta que en sus inicios el sitio se encontraba en la calle de Aldama, por eso tiene este nombre, y después con la llegada de la terminal de primera clase surgió el sitio ADO, en aquellos años no existían tantos sitios y grupos, pero los que había se reunían para celebrarse.

“El 12 de agosto para nosotros es una celebración compartida para agradecerle a Dios un año más de vida y de trabajo”, señaló Bertín.

Los taxistas motivados porque este día son reconocidos por su labor, desde muy temprano lavan y adornan el carro: como manera de agradecimiento a su herramienta de trabajo le ponen moños de papel o arreglos florales que se lucen por las principales calles de la capital en su desfile.

Algunos deciden no adornar su unidad con flores o plásticos y en su lugar compran fruta u cosas a manera de ofrenda, que van a regalar a la Ciudad de los Niños, esto para evitar que el gasto en adornos se tire a la basura, para ellos con estos regalos agradecen el año de trabajo.

Benjamín Nicolás, quien tiene 30 años como chofer de taxi, menciona que para él la celebración empieza desde que se levanta para ir a trabajar.

“Para nosotros que somos católicos lavamos el carro, lo adornamos, nos vamos a la peregrinación, escuchamos música en el recorrido, estamos en la celebración religiosa, nos encomendamos un año más a la Virgen de Guadalupe y nos vamos al convivio con nuestros compañeros conductores”.

Me levanto 2:30 de la madrugada, arreglo el uniforme, me aseo y espero al chofer que me entrega el carro, cuando llega el relevo ya estoy listo, salgo de mi casa y antes de subirme y agarrar el volante, me persigno, me encomiendo a Dios por toda esa cuestión que se vive”, dijo Benjamín.

12 de agosto, Día del Taxista 2019

Hoy los taxistas de #Oaxaca celebran su día, habrá calenda y comida, además una misa en el templo de Guadalupe.#12deAgosto #DiaDelTaxista

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Saturday, August 10, 2019

CELEBRACIÓN CON FE

Ya con los adornos y la unidad lista los conductores empiezan su jornada de trabajo. Alrededor de tres horas se dedican a recoger y dejar gente; a las ocho en punto se empiezan a concentrar desde el Jardín Morelos hasta la Calzada Madero, para iniciar su desfile hasta la Iglesia de la Virgen de Guadalupe en el Paseo Juárez el Llano.

Durante este recorrido los diferentes sitios llevan alguna banda que ameniza la caravana, tiran dulces o recuerdos a la gente que se encuentra cerca, esto a manera de agradecimiento de quienes ocupan sus servicios día con día.

La celebración religiosa se realiza en el templo de la Virgen de Guadalupe, donde agradecen y se encomiendan para ser protegidos y así puedan seguir teniendo trabajo el año siguiente.

Miguel Ángel Aquino, presidente de la Organización CATSEO que agrupa 3 sitios de la capital oaxaqueña, mencionó que la fe la tienen puesta en la Virgen de Guadalupe por ser la patrona de México, “por lo tanto, es la patrona de los taxistas; cuando iniciamos los desfiles hace más de 50 años, la misa se celebraba en la iglesia de la morenita, esto se quedó como tradición independientemente que después los colegas se van a otras iglesias agradecer”.

“Somos muy alegres, por eso llevamos banda de música y caminamos dando regalos a la gente; después de agradecer a la patrona, la fiesta sigue, rentamos un salón, comemos, bailamos y cantamos; es el único día que podemos descuidar una horas el trabajo; hay a quienes no le gusta y siguen trabajando para terminar temprano la jornada y pasarla con su familia.

El festejo para muchos termina después de la celebración religiosa, muchos deciden regresar a las calles a brindar su servicio a la gente; otros asisten al festejo, esperan a que pase la comida y se salen a volantear, nunca dejan solas las calles, en su mente siempre está ese espíritu de servicio y amor al trabajo. Finalizó Miguel Aquino.

 

Relacionadas: