Se duplica robo en espacios públicos de la ciudad de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Se duplica robo en espacios públicos de la ciudad de Oaxaca

El robo a personas en restaurantes, fondas o negocios abiertos al público se duplicó este año en comparación con 2018

  • Se duplica robo en espacios públicos de la ciudad de Oaxaca
  • Se duplica robo en espacios públicos de la ciudad de Oaxaca
  • Se duplica robo en espacios públicos de la ciudad de Oaxaca

El robo a personas en restaurantes, fondas o negocios abiertos al público se duplicó este año en comparación con 2018, al pasar de 65 denuncias de enero a abril a 108 en el mismo periodo, según registros del Secretariado Ejecutivo Nacional de la Secretaría de Seguridad Pública.

Además del incremento a transeúntes en espacios abiertos al público, el Secretariado mostró también que la violencia va en aumento en los mismos robos, a diferencia de años anteriores.

De enero a abril de este año, según el último registro del organismo federal, en Oaxaca se denunciaron 108 robos en espacios abiertos al público, como restaurantes, fondas, plazas comerciales, entre otros, de los cuales, 53 se dieron con violencia.

En 2018, de enero a abril, el número de denuncias fue de 65, de los cuales, 52 fueron violentos. En todo ese año, de los 181 robos de este tipo, la mayoría se dio de manera violenta con 118 casos.

 

EVIDENCIAN MAL SERVICIO EN 911

Apenas el domingo en la noche, una familia fue asaltada en conocido restaurante de la colonia Reforma, donde un sujeto con arma de fuego le retiró objetos de valor y encañonó al padre de familia.

En dicho establecimiento, según relató una de las víctimas, un hombre con tapabocas y gorra, playera gris y pantalón camuflado, ingresó al restaurante y exigió a los comensales agacharse y cerrar los ojos.

Sin embargo, el robo se dio solo a quienes estaban en la mesa cercana a la entrada del restaurante, donde el padre de familia sintió la pistola en la espalda y sus hijos de 15 y 17 años fueron obligados a entregar los celulares, al igual que la madre y tía de los menores.

Luego de que el delincuente se retirara del lugar, el padre de familia marcó al 911 para solicitar el apoyo de alguna patrulla, al notar que en la zona no había ningún elemento policiaco, pese a que se han dado constantes denuncias por robos y asaltos en esa parte de la ciudad.

“Marqué al 911 a las 10 de la noche aproximadamente y tardé cinco minutos en explicarle a la mujer que me contestó en dónde está ubicado el restaurante. A cada rato me pedía que le explicara donde se encuentra el lugar donde ocurrió el asalto; me dio la impresión que ni siquiera conoce el estado o la ciudad”, señaló molestó el padre de familia.

Por el susto de uno de los menores vomitó por la impresión, así como la poca capacidad del 911 que notó el padre de familia, las víctimas decidieron retirarse del establecimiento de manera inmediata para ir a su vivienda.

“Es increíble cómo en este tipo de casos no hay quien te eche la mano al momento. El 911 no te da la respuesta que esperas y los mismos dueños del establecimiento no habían llamado a los números de emergencia de manera inmediata”, señaló la víctima.

De la denuncia ante este tipo de casos, el padre de familia admitió que ésta no se interpondría por falta de tiempo y por no creer en la rápida y eficaz actuación de las autoridades.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018, en Oaxaca al menos el 91.3% de los delitos no fueron denunciados en ese año, cuya cifra negra corresponde a más de 561 mil hechos delictivos que no derivaron en averiguación previa y carpeta de investigación.

Según los resultados de la Encuesta elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las causas de las no denuncias en la entidad oaxaqueña fueron por: pérdida de tiempo en el 35.7% de los casos en hombres y 32.7% en las mujeres. En ambos géneros, el segundo motivo para no denunciar es la desconfianza en las autoridades con 18.8 y 14.3%, respectivamente.

Le siguen la falta de pruebas, la poca importancia que le dan al delito, los trámites largos y difíciles, por miedo al agresor, la actitud hostil de la autoridad, miedo a que los extorsionaran y otros motivos.

 

Relacionadas: