Ambulantaje, avalado por organizaciones político-ideológicas de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Ambulantaje, avalado por organizaciones político-ideológicas de Oaxaca

Diversas organizaciones que responden a distintas filiaciones político-ideológicas que van desde su incorporación abierta al PRI, PRD y ahora Morena, han fortalecido su presencia.

Ambulantaje, avalado por organizaciones político-ideológicas de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El ambulantaje supera en efectividad al comercio establecido puesto que al ahorrarse impuestos, rentas, sueldos y tener la movilidad deseada para procurar una mejor venta, logra mejores ingresos.

Diversas organizaciones que responden a distintas filiaciones político-ideológicas que van desde su incorporación abierta al PRI, PRD y ahora Morena, han fortalecido su presencia.

Hasta las organizaciones de comerciantes se identifican con los distintos movimientos, entre otros, con el movimiento magisterial de la Sección 22 de la CNTE, tal es el caso de las agrupaciones pertenecientes al Frente Único de Lucha-Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (FUL-APPO) a la cual están adheridas siete organizaciones, entre ellas la más importante es la Unión de Artesanos y Comerciantes Oaxaqueños en Lucha (UACOL).

En las principales esquinas del Centro Histórico de Oaxaca de Juárez, entre ellas, García Vigil y Morelos; García Vigil e Independencia; Morelos y Alcalá; Bustamante y Guerrero; Armenta y López y Colón; Armenta y López y Guerrero; se pueden observar durante las primeras horas del día, vendedores de comida, tamales, jugos y frutas que se expenden a través de triciclos.

Conforme avanza el día la oferta se va ampliando en seis sitios y calles, pues lo mismo aparecen vendedores de dulces y golosinas, ropa típica, calzado, aparatos electrónicos y muchos más.
Los que nunca faltan son los comerciantes dedicados a la venta de discos compactos, música y cine, principalmente, productos conocidos como “piratería”.

Ya entrada la noche, los espacios apropiados comienzan a desocuparse o a mudar de giro. Así aparecen nuevamente los puestos de comida, esta vez tradicional como las tlayudas y el chocolate-atole, además de los elotes y esquites.

 

Relacionadas: