Urge cuidar y conservar el acueducto de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Urge cuidar y conservar el acueducto de Oaxaca

Demandan acciones concretas para su conservación y garantizar su permanencia como un atractivo histórico y cultural

Considerada una de las obras hidráulicas más avanzadas en su época, el Acueducto de San Felipe del Agua construido en 1720, debe ser motivo de una constante como permanente rehabilitación para evitar un mayor deterioro de sus vestigios.

Ante la llegada de una nueva administración municipal, diversas voces demandaron acciones concretas para su conservación y garantizar su permanencia como un atractivo histórico y cultural que Oaxaca de Juárez puede ofrecer al mundo.

Jorge Bueno Sánchez, Cronista de la Ciudad, llamó a los oaxaqueños a cuidar y salvaguardar esta obra que al paso del tiempo ha sufrido la destrucción debido al crecimiento de la ciudad como al originado por la misma población.

Emplazó a las nuevas autoridades municipales a redoblar esfuerzos para que en conjunto con la misma ciudadanía se cuiden y protejan estos inmuebles históricos, que en su momento ayudaran a resolver necesidades de abasto de agua a la población.
Debido a que junto con los acueductos de Vista Hermosa, Etla, y de San Andrés Huayápam, fueron de gran trascendencia para esas poblaciones, sus vestigios deben ser preservados.

Tanto la sociedad como las autoridades tienen el deber y el compromiso de cuidarlo, pues en una ciudad patrimonio de la humanidad, es un atractivo más para los paseantes nacionales y extranjeros. Por ello, se debe evitar su deterioro y evitar todo tipo de agresión a nuestro patrimonio.

El Cronista de la Ciudad recordó que al Acueducto de San Felipe del Agua se declaró Patrimonio Material, Cultural e Histórico e inicia en la plazuela situada en frente de la iglesia de la Agencia Municipal de San Felipe.

A lo largo del trayecto del camino real que comunicaba a este poblado con la ciudad, pasó a un lado de lo que fue la hacienda de Aguilera, cruzaba el Río Jalatlaco y atravesaba el pueblo de Xochimilco hasta terminar en la caja de distribución colocada en la esquina suroeste de la Iglesia de la Santa Veracruz, actualmente Templo del Carmen Alto.

Construido con muros y arquerías de cantera y ladrillo, a mediados del siglo XVIII el Acueducto de San Felipe del Agua tuvo gran importancia en su época. Los arcos que soportan el acueducto son de medio punto y constaba de una caja de agua en su trayecto final, la cual se ubica a un costado del Templo del Carmen Alto.

Resaltó que aún se conservan “La cascada” y las fuentes, una de ellas, en la primera calle García Vigil y en el portal sur del Templo del Carmen, como mudos testigos de su grandeza.

Vecinos de la zona lamentaron que a pesar de ser patrimonio histórico y cultural no exista suficiente vigilancia para inhibir actos vandálicos que de manera cotidiana se registran, desde pintas y grafitis en la cantera del acueducto como asaltos a transeúntes y habitantes a plena luz del día.

Juan Fuentes expresó su confianza de que las nuevas autoridades municipales los escuchen en sus demandas y planteamientos de mayor vigilancia y protección del acueducto. “Estamos en la mejor disposición de colaborar con las autoridades en acciones que ayuden a su conservación y seguridad de los vecinos”.

Mientras que Édgar Manzano denunció que se necesita alumbrado público en la calle de Los Arquitos, pues debido a esto y a la ausencia de vigilancia se cometen robos a vehículos, a personas que transitan por esa y otras calles, además de que vándalos han grafiteado la cantera del acueducto.

Confiaron que se adopten medidas de seguridad y vigilancia para evitar un mayor daño a la cantera y se atiendan las demandas de los vecinos.

Conservar patrimonio del Centro Histórico

Ante las constantes agresiones que sufre el patrimonio histórico y cultural del Centro Histórico es necesario adecuar las leyes locales para su protección y sancionar a quienes lo hacen.

Aunado a ello, urge contar con un marco legal que regule las intervenciones que se realizan en los inmuebles que son catalogados por los tres niveles de gobierno por su valor histórico y patrimonial.

El urbanista Lázaro García Saavedra demandó al Congreso local legislar en la materia y actualizar las leyes que durante mucho tiempo han sido utilizadas pero que ya no corresponden a la realidad.

Las afectaciones al patrimonio histórico de Oaxaca de Juárez están a la vista y es urgente adoptar medidas para que no sigan ocurriendo, ya que las afectaciones a diversos inmuebles como el Teatro Macedonio Alcalá, el Paraninfo de la UABJO, la Catedral y el Museo de Los Pintores, han tenido como punto de coincidencia la impunidad con la que actúan quienes realizan manifestaciones violentas.

Explicó que el patrimonio cultural puede estar constituido por aquellos monumentos, conjuntos o lugares con valor universal desde el punto de vista de la historia, el arte o la ciencia.

El integrante de la Agrupación Colegiada de Profesionales del Desarrollo Urbano, y de ProOax, destacó la importancia de rescatar la imagen urbana de la capital y de proteger su patrimonio edificado, sobre todo para reducir los daños a inmuebles que son orgullo de los oaxaqueños.

En tanto, Esteban Sanjuan Maldonado, director del Teatro Macedonio Alcalá, indico que en las últimas décadas se ha promovido la identificación de nuevas categorías patrimoniales que involucran monumentos, conjuntos y lugares como: los paisajes culturales, los itinerarios culturales, el patrimonio moderno y el patrimonio industrial.

Como ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, las autoridades capitalinas y la ciudadanía tienen que redoblar esfuerzos para proteger el patrimonio edificado y que el Congreso local tiene que hacer su parte, actualizar las leyes que permiten sancionar a quienes incurran en acciones que destruyan los inmuebles históricos, apuntó.