El ambulantaje llegó para quedarse poco a poco en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

El ambulantaje llegó para quedarse poco a poco en Oaxaca

El parque ya cuenta con casetas fijas y algunas fueron patrocinadas por el gobierno de Gabino Cué

A pesar de que no cuentan con un permiso formal de las autoridades municipales de Oaxaca de Juárez, los integrantes de las diferentes organizaciones de comerciantes en la vía pública que invadieron el Parque del Amor, ya cuentan con casetas fijas y algunas fueron patrocinadas por el gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

Habitantes de la agencia municipal de San Juan Chapultepec, señalaron que el parque fue invadido entre los años 2010 y 2011, por grupos de vendedores ambulantes y organizaciones sociales como el Frente Popular Revolucionario (FPR) y que posteriormente se convirtió en el Frente Popular 14 de Junio, mejor conocidos como los panchitos por su fundador Francisco Martínez.

También llegaron ambulantes afines al Grupo Lázaro Cárdenas (Lazcar), de Israel Ramírez Bracamontes, que opera en la Central de Abasto, así como la Organización Ocho Regiones que dirige el ex diputado federal Hugo Jarquín.

Estos grupos se colocaron en diferentes zonas del Parque del Amor para comercializar sus productos como son discos piratas, frutas y verduras, gastronomía típica, abarrotes, taller mecánico, sanitarios, consultorios dentales, venta de maderas y otros giros.

Durante los años 2015 y 2016, el Gobierno del Estado que entonces encabezaba Gabino Cué Monteagudo, puso en marcha el proyecto del nuevo sistema de transporte conocido como SitiOax, por lo que en su paso por el parque estableció acuerdos con estas organizaciones.

Entre los acuerdos fue la construcción de diversas casetas metálicas y sanitarios bien equipados, que al concluir las obras fueron repartidos entre los líderes de los chachacuales.

Según los mismos ambulantes que fueron reubicados dentro de la zona, los principales beneficiarios fueron sus dirigentes, quienes comercializaron con costos de 80 a 100 mil pesos las nuevas casetas.

El grupo que dirige Hugo Jarquín fue el más beneficiado obteniendo la administración de los sanitarios que fueron construidos con recursos del nuevo sistema de transporte.

Los comerciantes también reconocieron que a la fecha no cuenta con un permiso para ofrecer sus productos en la zona, por lo que las cuotas que llegar a pagar se realizan directamente con sus dirigentes.

Desde el mes de diciembre, algunos vendedores cerraron sus puertas, pues a decir de sus compañeros aprovecharon la invasión en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca para llevar a vender sus mercancías.

“Todas las casetas tienen dueños, algunas están cerradas porque los dueños ahora andan en centro, a lo mejor van a regresar si los corren, pero si no les dicen nada, allá se van a quedar”, señaló una de las comerciantes.

Actualmente, se pueden contabilizar 220 puestos ubicados en el Parque del Amor, cada organización cuenta con 70 espacios, de la misma manera les fueron repartidas las casetas que construyó el Gobierno del Estado, por lo que el comercio informal llegó para quedarse en esta zona que fue habilitada en 1992 como un área de esparcimiento y raíz de la invasión, se convirtió en uno de los lugares más inseguros de Oaxaca.