Retienen unidades de transporte urbano en protesta a accidentes en Montoya, Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Retienen unidades de transporte urbano en protesta a accidentes en Montoya, Oaxaca

Luego de provocar un trágico accidente, vecinos retienen cuatro unidades de la empresa TUSUG y por acuerdo de asamblea, prohíben la circulación de autobuses de esta línea.

Retienen unidades de transporte urbano en protesta a accidentes en Montoya, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Sin cumplir con los compromisos adquiridos por el alza del pasaje, el servicio del transporte público en la capital sigue operando con total impunidad, provocando accidentes fatales y con operadores que carecen de capacitación.

En lo que va del año, los cafres que operan las unidades del transporte urbano han provocado más de 800 accidentes en las calles de la ciudad capital y municipios conurbados, de las cuales han derivado en al menos tres personas fallecidas.

Datos de la Policía Vial Estatal y Municipal de Oaxaca de Juárez, revelan que los operadores de la empresa Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao (TUSUG), son los que han provocado el mayor número de accidentes.

Hasta el primer semestre de 2018, la Policía Vial contabilizó 427 infracciones aplicadas a los choferes del transporte urbano, de las cuales 54 se atendieron como accidentes viales y 23 por provocar lesiones a los pasajeros.

Nicolás Severiano Contreras Ruiz, presidente del Comité de Vida Vecinal (Comvive) del fraccionamiento Montoya, donde la noche de este domingo una persona perdió la vida al ser atropellada por un autobús del transporte urbano, lamentó que a pesar de estas cifras los funcionarios de la Secretaría de Movilidad (Semovi), únicamente atiendan los intereses del pulpo camionero.

“Como ciudadanos, como usuarios ya no podemos seguir permitiendo esto, es una bola de corrupción lo que nos está afectando a todos, cómo es posible que el gobierno continué avalando los aumentos en estos camiones cuando no cumplen con un buen servicio”, denunció.

En protesta por los múltiples accidentes que se han registrado en la zona, los habitantes de esta unidad habitacional retuvieron este lunes cuatro unidades de la empresa TUSUG para exigir un diálogo con las autoridades.

“Ya no queremos que los concesionarios de esta empresa presten sus servicios en el fraccionamiento, tenemos familias, tenemos niños y no queremos más tragedias, en tres años han muerto seis vecinos aplastados por las llantas de estos camiones y lo peor de todo es que se siguen burlando de nosotros”, mencionó Contreras Ruiz.

La manifestación de los colonos inició alrededor de las 7:00 horas, en donde exigieron la presencia de los funcionarios de la Semovi, sin embargo, colaboradores del titular Alejandro Villanueva, les informaron que no podían atenderlos, ya que no estaba al alcance de su agenda.

“Lo que más molesta y nos duele es que se burlen de nosotros, se mueve el poder del dinero, por eso no nos atienden”, refirió el representante de este asentamiento humano, en tanto con cierta prepotencia los concesionarios que pretendían recuperar sus unidades arremetieron contra los colonos y los representantes de los medios de comunicación.

Los ciudadanos informaron que por acuerdo de asamblea ya no permitirán que las unidades de la empresa TUSUG preste sus servicios en el fraccionamiento, y al mismo tiempo exigen a la Semovi ampliar la ruta de los concesionarios de Sertexa.

Malos tratos a los usuarios
A pesar de la cifra negra, los concesionarios sólo mantienen promesas de capacitación a sus choferes, pues no sólo incurren en accidentes viales, también se confrontan con otros por la disputa de pasaje.

La queja más recurrente de los usuarios es que los choferes echan carreras e incurren en malos tratos a los usuarios, principalmente mujeres a quienes acosan y adultos mayores, mismos a los que no les aceptan sus tarjetas del Insen.

Según la cifra reportada, el transporte público de pasajeros ocasiona al menos 5 accidentes cada mes.

Sin embargo, a la fecha no se han retirado las casi 340 unidades obsoletas que determinó la Secretaría de Movilidad previo al aumento al precio del pasaje, dado que los dueños de los urbanos se niegan a cumplir.

Alejandra Gómez Candiani, presidenta de Choferes del Sur, indicó que en breve se iniciaría con el proceso de capacitación, el cual es un compromiso luego de la aprobación del aumento al pasaje hace poco más de tres meses.

De la misma forma, sostuvo que este proceso se ha tornado lento debido a que renovar una unidad por nueva implica un impacto económico. Detalló que tan sólo Choferes del Sur tiene que renovar 25 unidades, cuyo costo supera el millón de pesos.

 

 

Relacionadas: