En Oaxaca, ven posible ilegalidad de exconsejeros del CJO
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En Oaxaca, ven posible ilegalidad de exconsejeros del CJO

Lagunas Rivera tomó protesta a Leticia García Soto como titular de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de la Judicatura

En Oaxaca, ven posible ilegalidad de  exconsejeros del CJO | El Imparcial de Oaxaca

Los tres exconsejeros del Consejo de la Judicatura estarían violando la autonomía e independencia del Poder Judicial del Estado al nombrar a funcionarios de la primera institución, acto que debe ser revisado por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado, dijo Jorge Franco Jiménez, presidente de la Barra Mexicana-Colegio de Abogados de Oaxaca A.C.

“Desconozco cómo esté el acuerdo que hayan dictado los exconsejeros: Alfredo Lagunas Rivera, representante del Poder Judicial; Leandra Ortega Ramírez, representante del Poder Ejecutivo y Rogelio Morales Cervantes, del Poder Legislativo, para tomar esa determinación o quiénes la tomaron”.

Insistió que ahí hay un punto que analizar: la legalidad de esa designación; “sobre la base de que si tomaron la decisión los tres, uno sí es magistrado, y dos son representantes de poderes, entonces eso implicaría una violación a la autonomía e independencia del Poder Judicial”.

Estableció que son representantes de poderes ajenos al Judicial como es el Legislativo y el Ejecutivo quienes toman la decisión por mayoría, “porque el magistrado Lagunas es miembro del Poder Judicial, entonces en ese caso tomaron la decisión tres, con la injerencia de dos representantes de poderes ajenos al Poder Judicial”.

Franco Jiménez apuntó que la Corte ha dicho que los casos en que las decisiones derivan de órganos o poderes ajenos, en este caso son representantes de dos poderes diversos; “para mí eso implicaría una injerencia que el Pleno del Tribunal tendría que analizar para ver qué responsabilidades derivan de un posible ejercicio indebido de facultades por parte de los que hicieron esos actos o hagan otros actos”. Eso es lo que habría de revisar el Pleno para que determinara y pudiera valorarse futuras responsabilidades, subrayó.

Y es que el pasado 28 de agosto, Lagunas Rivera tomó protesta a Leticia García Soto como titular de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de la Judicatura.

Al respecto, el jurista interrogó: ¿En qué ilegalidad están incurriendo los exconsejeros?

“Yo no me atrevo a decir que están usurpando funciones porque tienen una suspensión de un juez de distrito que dice que no se les desconozca esa calidad de consejeros, pero pudiera haber si están realizando actos que corresponden al Pleno del Consejo que desapareció. Pudiera haber un ejercicio indebido de facultades en cuanto que estén haciendo suyo cuestiones que por razones de la situación Sub Judice que permanece el tema no debieran ser para no perturbar el funcionamiento del Poder Judicial”.

Resaltó que le parece que es una perturbación interna, no de otro poder sino de las mismas personas individuales las que están realizando estos actos de perturbación sin la prudencia necesaria y sin entender que si ya plantearon un conflicto jurisdiccional, pues tienen que respetar los procedimientos que se sigan y esperar las decisiones que corresponden.

“Si el Tribunal se le considera que es autoridad ejecutora pues tendrá que cumplir la suspensión que decretó el juez de distrito mientras no sea revocado ésta; por otro lado, tendrá que decir que hago con la otra parte que me está diciendo la Corte que no existe este órgano; mientras tanto hay decisiones jurisdiccionales que sean buenas o malas tienen que cumplirse”.

Franco Jiménez llamó a la prudencia a Lagunas Rivera y a sus exconsejeros, al señalar: “Yo creo que lo que debía haber aquí es prudencia; una determinación del Pleno que fuera respetada por los actores principales de esto que son los tres consejeros y algunos magistrados inconformes, pues se debe respetar realmente la autonomía e independencia del Poder Judicial que no está afectado por ningún órgano u otro poder sino por elementos individuales y eso, ¿a quién daña?, pues daña a la población que ya no tiene confianza en la procuración y administración de justicia”, sostuvo.