Taxistas de Oaxaca preparan festejos |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

Taxistas de Oaxaca preparan festejos

A pesar de la crisis económica por el alza de los combustibles, competencia desleal e inseguridad, en un ambiente de fiesta los ruleteros, se reúnen para escuchar misa y compartir los alimentos

  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos
  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos
  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos
  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos
  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos
  • Taxistas de Oaxaca preparan festejos

Conductores de automóviles de alquiler del servicio local se preparan para festejar este próximo 12 de agosto, el tradicional Día del Taxista que se celebrar cada año con diversas actividades populares y religiosas.

La mayoría de los ruleteros afirman que no tienen nada que celebrar, debido a la constante alza de la gasolina, así como los demás insumos que requieren para realizar su arduo trabajo.

Don Julio, quien desde hace años trabaja como conductor de un taxi del centro, comentó que anteriormente “de perdida salía para irla pasando, porque ahora con tanta competencia desleal, apenas si sale para comer”.

Otros conductores entrevistados al azar, dijeron que aun cuando no hay mucho que celebrar en este año, cada una de las organizaciones lleva a cabo alguna festividad alusiva al evento.

Asimismo, la mayor parte de los ruleteros, coincidieron que otra situación que afecta al gremio de taxistas locales, es la gran cantidad de autos que prestan de manera irregular el servicio.

SE PRESERVA LA TRADICIÓN

Conductores entrevistados en diversos lugares, coincidieron que es necesario que el Gobierno del Estado y Municipal garantice más la seguridad, así como se publicite más esta entidad para atraer al turismo.

Pedro, quien porta en el medallón de su auto el anuncio por el Día del Taxista, indicó que los festejos se hacen a nivel de las organizaciones, cada año se lleva a cabo una comida, con el fin de que no pase desapercibido.

Hizo hincapié que la pasada temporada de las fiestas de la Guelaguetza, llegó mucho turismo, pero no se reflejó en la economía, “es importante una mayor publicidad en todos los medios”, enfatizó el ruletero.

Por su parte, Marcos asentó que ese día se va a desfilar como cada año, posteriormente depende del patrón si se continúa con el festejo o cada quien al término de la misa se pone a trabajar.

Ambos se quejaron del pirataje, así como de la inseguridad “a pesar de la crisis económica, la escases de usuarios y la competencia desleal, hay que festejar con el fin de que esta tradición se siga manteniendo”, concluyó.

AMBIENTE DE ALEGRÍA

En un sondeo realizado entre diversos conductores de los sitios de la ciudad, se logró establecer que en este año, como es la costumbre se va a llevar a cabo alegres peregrinaciones.

Alrededor del mediodía las principales calles de la capital se ven invadidas por el estruendo de los cuetes y las notas musicales de las bandas de viento que amenizan el evento que reúne a una gran cantidad de personas.

Algunas organizaciones se dirigen a la basílica menor de Nuestra Señora de la Soledad; otras lo hacen con rumbo a la basílica de la Virgen de Guadalupe, entre otros templos católicos.

En la mayoría de los casos los organizadores buscan la forma de no afectar la vialidad; no obstante, ante la gran cantidad de automóviles, el tránsito de alguna manera se ve afectado.

DAR GRACIAS A DIOS

Sergio Camacho, quien conduce un auto de alquiler del servicio local comentó que lo importante para ellos es acudir a escuchar misa, como un agradecimiento a Dios por un año más de trabajo.

Indicó que desde muy temprano ese día los concesionarios y los choferes se dan a la tarea de adornar con flores y festones los autos en los cuales más tarde desfilan por las calles de la ciudad rumbo al templo.

“Muchos de los familiares de los taxistas especialmente las mujeres, se visten con trajes regionales, otras más lo hacen como “Chinas Oaxaqueñas”, y durante el trayecto van aventando dulces”, agregó.

Ese día, reiteró, las personas que se dedican a la venta de flores, no se dan abasto para adornar los autos que llegan, por eso hay que llegar a buena hora para estar listos poco antes del mediodía.

Algunos otros dijeron que tienen que trabajar, la situación no está como para irse a divertir, “en la casa hace falta dinero, hay que aprovechar que otros festejan”, comentó Agustín.

 

 

Relacionadas: