En Oaxaca, el sistema falló para impedir desvío de recursos a campañas: fiscalista |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

La Capital

En Oaxaca, el sistema falló para impedir desvío de recursos a campañas: fiscalista

El desvío de fondos públicos con fines electorales genera una falta de credibilidad hacia los partidos.

En Oaxaca, el sistema falló para impedir desvío de recursos a campañas: fiscalista | El Imparcial de Oaxaca

A pesar de que muchos gobiernos se han visto involucrados en el desvío de fondos a través de empresas fantasma, las autoridades electorales han fallado a la hora de evitar que recursos públicos lleguen a las campañas electorales, aseguró el experto fiscalista, Pedro Lozano Jiménez.

En entrevista tras dictar una conferencia en la Facultad de Contaduría y Administración de la UABJO, el especialista señaló que el desvío de fondos públicos con fines electorales genera una falta de credibilidad hacia los partidos, pues al proponer medidas fiscales o tributarias los ciudadanos cuestionan a dónde ha ido a parar el dinero que pagan de impuestos.

“La falla es del sistema, el Poder Legislativo tendría que poner candados, lo cual difícilmente va a hacer, el sistema está vinculado y protegido entre sí. Como candado para evitar la utilización de recursos públicos en campañas se podría sancionar al partido con la pérdida del registro, una medida así funcionaría”, aseguró.

Lozano Jiménez, reconocido como fiscalista del año 2017 por la revista especializada Defensa Fiscal, señaló que ningún candidato a la Presidencia de la República se ha pronunciado sobre una reforma hacendaria ni sobre una posible disminución de los impuestos, pues todos, de cualquier corriente ideológica, han reconocido que son necesarios.

No obstante, aseguró que una posible reforma hacendaria puesta en marcha por el próximo presidente puede buscar la justicia tributaria reduciendo impuestos directos al patrimonio o las ganancias y aumentando los gravámenes universales.

Otro reto que enfrentará cualquiera de los candidatos que resulte electo será el de disminuir el amplio porcentaje de la población que permanece en la informalidad, alrededor del 56 por ciento de la población económica activa.

“Ha habido intentos, como el del actual gobierno federal; sin embargo, puso mucho énfasis en lograr una mayor recaudación y lamentablemente la percepción de la sociedad es que todo eso se fue a fondo perdido. La informalidad al final del día son grupos de poder y capital político que utilizan también los partidos políticos”, agregó.

Hasta ahora, subrayó, la política fiscal nacional ha insistido en la prioridad de aumentar la captación de recursos a partir de impuestos, sin fijarse una meta sobre la optimización de esos recursos, es decir, cómo utilizar menos y de mejor forma el dinero de los contribuyentes.

“Todos dicen vamos a cobrar más, nadie dice vamos a gastar menos, tú puedes ver el salón de plenos del Congreso de la Unión, los muebles donde los legisladores se bolean tienen una pantalla de 50 pulgadas y asientos de piel, quién pagó eso, el Congreso, hay un gasto desmedido”, expresó.

Disminución del impuesto a la gasolina, para mitigar impacto social

Respecto de los impuestos que se pagan por cada litro de gasolina que se vende en el país, alrededor del 30 por ciento del precio final, Lozano señaló que aunque financieramente es inviable la eliminación o reducción de los gravámenes, es necesario por el impacto social que está generando.

 

 

Relacionadas: