Denuncian robos y contaminación auditiva en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Denuncian robos y contaminación auditiva en Oaxaca

Han aumentado los cristalazos en calles del Centro Histórico.

Denuncian robos y contaminación auditiva en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Vecinos de las calles de Hidalgo y Xicoténcatl de esta capital denunciaron públicamente la contaminación auditiva que generan por las noches negocios legales e irregulares, lo que afecta a las personas que tienen niños o trabajan durante el día, así como una ola de robos domiciliarios y a vehículos estacionados.

Personas con domicilio en la zona, en conferencia colectiva el pasado miércoles, dieron a conocer su inconformidad por los negocios establecidos, que por lo menos una vez al mes ponen música en altas horas de la noche, “algunos fines de semana la música es insoportable”.

En esa zona existen otros negocios que funcionan de manera irregular, en donde se llevan a cabo fiestas privadas, por lo que el sonido de la música dura hasta la madrugada, con las consiguientes molestias para las personas que trabajan y quieren descansar, precisaron los denunciantes.

La decisión de los vecinos de organizase se tomó “cuando nos dimos cuenta que casi a todos nos han asaltado, incluso a mí —dijo Jaime Palau—, me han abierto mi camioneta dos veces en la calle de Hidalgo, entre Melchor Ocampo y Xicoténcatl a dos cuadras del zócalo es increíble que se esté viviendo la inseguridad”.

“Ya entraron a robar a una ferretería, así como a un domicilio en donde se apoderaron de puertas y baños, es increíble lo que está pasando, varios de los afectados han presentado sus denuncias; sin embargo, existen otros que no lo han hecho, los vecinos estamos unidos y cualquier acción la vamos a realizar”.

Los rondines de la policía aparentemente existen, pero parece que no son suficientes porque las personas que viven en la zona no los notan, cuando se reclama llega una patrulla dos días y se va, o acuden a combatir la doble fila que existe todo el tiempo en esta calle.

A plena luz del día se cometen los cristalazos a los automóviles, pero en la noche es cuando se pone más feo, “los vecinos que vivimos aquí nos encontramos organizados a través del chat de WhatsApp que se utiliza sólo para información de la cuadra ,estamos en contacto todos, siempre hay vecinos en la zona”, concluyeron.

 

Relacionadas: