El innecesario negocio de iluminar la capital de Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Especiales

El innecesario negocio de iluminar la capital de Oaxaca

El gobierno municipal pretende entregar más de 589 millones de pesos a cambio de 21 mil 596 nuevas luminarias de las cuales no ha demostrado su necesidad, ni son la solución completa al tema de la inseguridad en la capital

  • El innecesario negocio  de iluminar la capital de Oaxaca
  • El innecesario negocio  de iluminar la capital de Oaxaca
  • El innecesario negocio  de iluminar la capital de Oaxaca
  • El innecesario negocio  de iluminar la capital de Oaxaca

NUMERALIA

21,596

Luminarias componen el sistema de alumbrado público de la capital

10%

Se encuentra fuera de servicio

20%

Presenta fallas susceptibles de ser reparadas

15 mdp

De recursos federales gastó el municipio capitalino para renovar en 2017 alrededor de 1,100 luminarias

180 mdp

Costará el proyecto de renovar al 100 por ciento las luminarias

69.22 mdp

Presupuestó el municipio para el servicio de alumbrado público en 2017

64.68 mdp

El presupuesto para alumbrado público etiquetado por el municipio para alumbrado público en 2016

589.2 mdp

Serían ganancias para la empresa

811.2 mdp

Se recaudarían en los 15 años que duraría el contrato sólo por concepto de DAP

21.4 mdp

Alcanzarían las ganancias tan sólo en el primer año

59.11%

De esos recursos se los quedaría la empresa tras pagar el servicio de alumbrado público

36.2 mdp

Recaudará la CFE en 2017 por concepto de Déficit de Alumbrado Público

74.3%

De los recursos que se ocuparían para renovar al 100% el servicio de alumbrado

133.9 mdp

Se etiquetaron para este rubro en los dos últimos años

Entre contradicciones, opacidad en la entrega de información, albazos y chantajes a pobladores de la capital, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas, ha presentado el proyecto de renovación de alumbrado público como “la panacea” que frenará la ola delincuencial que ha azotado al municipio desde 2017. Para el presidente municipal, más que reforzar la presencia y capacitación policial, más que su certificación, la seguridad pública es una cuestión de alumbrado.

Asesinatos de empresarios, robo a comercios a plena luz del día, asaltos a mano armada y agresiones sexuales contra estudiantes serán resueltos con la propuesta del edil de sustituir el 100 por ciento de las más de 21 mil luminarias que componen el sistema de alumbrado público del Centro Histórico y de las 13 agencias capitalinas, en un contrato de asociación público privada que a cambio de una inversión inicial de 180 millones de pesos entregaría a una empresa privada de forma irrevocable más de 800 millones durante los próximos 15 años. De acuerdo con el edil, de la aprobación de esta medida depende la seguridad pública del municipio.

“La inseguridad es un tema de que no hay coordinación entre el municipio con la Policía Estatal y Federal para atender el incremento de la delincuencia, habría que ver hasta qué punto nuestra policía municipal está capacitada y tiene las herramientas adecuadas para enfrentar a este tipo de delincuencia, si no en lugar de prevenir los expones.

En la ciudad se requiere un programa permanente y complementario de recorridos porque es alarmante el nivel de delincuencia”, señala el regidor del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Jesús Ruiz Olmedo, quien se ha opuesto al proyecto por el cual el municipio subrogaría el servicio de alumbrado público a una empresa privada.

En el municipio capitalino, funcionarios han seguido el discurso que vincula el crecimiento de la inseguridad con la no aprobación del proyecto. El pasado 27 de febrero el empresario Francisco Silva Cancino fue asesinado al interior de su domicilio en la colonia Reforma, una de las zonas comerciales más importantes de la ciudad. Posteriormente, el comisionado de seguridad pública municipal, Jorge Guillén Alcalá, lamentó que hace un año no se haya aprobado el proyecto de iluminación, que incluiría la colocación de cámaras de seguridad de forma conjunta.

“No es un tema como lo dice el comisionado, de que por falta de alumbrado se haya incrementado la delincuencia, no es cierto, es un todo, es como decir que por eso no se está recolectando la basura o que por eso tenemos baches en la ciudad. Yo no he visto un plan de trabajo, tú sales a la ciudad y no ves patrullaje, nosotros en el cabildo le hemos dicho al presidente que la inseguridad ha sido a plena luz del día, a mediodía, a comercios, en el Centro Histórico, no ha habido un proyecto de gobierno con impacto positivo, no sólo en seguridad”, señala el concejal.

DAP, UN NEGOCIO DE 589 MDP

De acuerdo con el “Proyecto de prestación de servicio para alumbrado público del municipio de Oaxaca de Juárez”, para sustituir 21 mil 596 luminarias en la capital del estado se requieren 180 millones de pesos que serán invertidos por un desarrollador que se verá beneficiado con el contrato de asociación público privada. Como contraprestación, el inversionista recibirá de forma irrevocable durante los próximos 15 años la recaudación por Déficit de Alumbrado Público (DAP), un impuesto que cobra la Comisión Federal de Electricidad a través de los recibos de domicilios particulares, comercios y empresas y que entrega a los ayuntamientos del país.

Este año la CFE recaudará por DAP 36.2 millones de pesos en Oaxaca de Juárez. De acuerdo con las autoridades municipales, entre el cobro que hace la CFE por el servicio de energía eléctrica para las luminarias del alumbrado público de la capital y el DAP existe un equilibrio, es decir, la Comisión retiene los recursos que recauda porque son iguales a lo que gastan los ayuntamientos para iluminar las ciudades. Como está proyectado, las luminarias que instale el inversionista contarán con un medidor que permitirá que CFE cobre exactamente la energía eléctrica usada, por lo que ya no retendrá completamente lo que recaude del DAP, de ahí obtendrá las ganancias.

Con base en las estimaciones del gobierno municipal plasmadas en la presentación del proyecto de alumbrado público, este año la recaudación del DAP será por 36.2 millones de pesos, de los cuales al cambiar el 100 por ciento de las luminarias la empresa privada obtendría el 59.11 por ciento, 21.4 millones. Durante los 15 años que duraría el contrato la recaudación estimada del DAP sería de 811.2 millones de pesos. En este lapso, la empresa obtendría una ganancia de 589.2 millones de pesos, recursos que podría mantener el municipio sin este contrato.

¿El contrato obliga a la empresa a ampliar la red de alumbrado público? No. Sólo deberá “estar en condición de incrementar el número de puntos de luz a suministrar y atender durante la vigencia del contrato de prestación de servicios para alumbrado público… a efecto de pactar precio preferente de las nuevas luminarias a incrementar, así como modificar la contraprestación”, es decir, el gobierno tendrá que pagar más por las nuevas luminarias que se instalen de acuerdo con el crecimiento de la ciudad.

EL CHANTAJE

Diálogos como el siguiente se han reproducido en diversas colonias y agencias de la capital desde el pasado 26 de enero, cuando en sesión de cabildo se autorizó que el ayuntamiento firme un contrato de asociación público privada que responsabilice del sistema de alumbrado público a una empresa privada.

“En marzo del año pasado presentamos un proyecto para el alumbrado público de todo el municipio, vinieron las grillas, los intereses políticos y también el fuego amigo y nos echaron abajo el proyecto, si nos lo hubieran autorizado en marzo hoy tendríamos sobradamente iluminado todo el municipio, pero no desistimos”: Las palabras fueron del edil Hernández Fraguas. Frente a pobladores de la agencia de Pueblo Nuevo. El edil continuó su discurso, explicó que hubo quienes votaron en contra del proyecto, en referencia a los concejales de Morena.

“Votaron en contra de que iluminemos sus calles, votaron en contra de que estas niñas tengan seguridad cuando caminen cuando vayan a sus escuelas o cuando salgan en la tarde que ya está oscuro, de que las mujeres no sean atacadas violentamente en las calles de Oaxaca como ha estado sucediendo, aquí en el Cobao de Pueblo Nuevo, en el puente, ahí se están cometiendo fechorías contra las niñas que están estudiando, porque está oscuro, porque al amparo de la oscuridad se cometen muchos delitos, hubo quienes votaron en contra de eso.

“De qué se trata ese proyecto, de que iluminemos todas las calles, todos los callejones, todas las plazas públicas, todas las agencias, todas las colonias de nuestro municipio”, expresó el edil.

Para Hernández Fraguas, su proyecto no le daría sólo reconocimiento nacional a Oaxaca, sino a nivel galáctico. “Un poco en tono de broma le decía a los amigos, para que cuando los marcianos vean y pregunten ¿qué cosa es lo que brilla allá abajo?, alguien les responda, ‘es Oaxaca que está iluminado’”.

Ante los pobladores, el munícipe rechazó que el proyecto implicara la privatización del servicio o que se genere deuda pública para el municipio. Lo que no explicó fue que ese era el propósito original.

El 28 de febrero de 2017, el munícipe envió a los regidores de su cabildo un disco compacto que incluía el “Proyecto de prestación de servicio para alumbrado público del municipio de Oaxaca de Juárez”. El documento, con más de 200 páginas, pretendía ser aprobado dos días después, el 2 de marzo. El numeral sexto del punto de acuerdo PM/A/10/2017 incluía la autorización para que el ayuntamiento capitalino “afecte sus participaciones federales presentes y futuras que en derecho le correspondan, a fin de garantizar y dar certeza al Inversionista Desarrollador”.

De aprobarse ese proyecto, aportaciones de 15 años posteriores estarían comprometidas, lo que implicaba que contablemente se registrara como deuda pública.

CONTRADICCIONES

El edil tampoco mencionó ante los pobladores las contradicciones que incluye su proyecto, que fue retomado y aprobado un año después. El proyecto señala que de las 21 mil 569 luminarias que integran el sistema de alumbrado público de la capital, sólo el 10 por ciento se encontraba fuera de servicio y el 20 por ciento presentaba problemas susceptibles de ser reparados. La iniciativa, sin embargo, propone el cambio del total de las luminarias, lo que afectaría incluso inversiones realizadas por la actual administración municipal.

Con 15 millones de pesos obtenidos de la Federación a través del Programa de Apoyo a las Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial, el municipio de Oaxaca de Juárez renovó en 2017 alrededor de mil 100 luminarias del Centro Histórico, las cuales, de acuerdo con el proyecto, serían también sustituidas a menos de un año de funcionamiento.

Con base en el proyecto, el alumbrado público lograría inhibir el crecimiento de acciones delictivas “y el área de seguridad pública municipal podrá realizar acciones para la prevención del delito al contar con una herramienta tecnológica como son las cámaras de seguridad que servirán para la vigilancia de los diversos sectores. Lo que no detalla el punto de acuerdo es que únicamente 215 de las luminarias que se coloquen contarán con una cámara de videovigilancia, el 0.99 por ciento del total, una de cada 100.

OPACIDAD EN EL USO DE RECURSOS

Uno de los principales argumentos de las autoridades municipales para que una empresa privada se haga cargo del mantenimiento del alumbrado público es la falta de recursos; sin embargo, los presupuestos de egresos revelan la falta de transparencia con que opera.

En 2017, el primer año del segundo mandato de Hernández Fraguas al frente del ayuntamiento capitalino, el presupuesto en el rubro de alumbrado público fue de 69 millones 222 mil pesos; sin embargo, de esos recursos únicamente justificó la utilización de entre 6 y 12 millones de pesos, de acuerdo con el regidor Ruiz Olmedo.

Entre los gastos justificados se encontró la utilización de 6.03 millones para el pago de nómina, prestaciones y bonos de 29 trabajadores con gastos como 1.14 millones para salario normal; 957.9 mil pesos para salario semanal; 1.55 millones para pago de horas extra. El uso del resto de los recursos, 57 millones de pesos, no ha sido explicado pese a reiteradas solicitudes hechas por el cabildo.

“Cuando preguntamos en qué se va a gastar el presupuesto de alumbrado público dijeron que era la nómina, que eran horas extra, nosotros tenemos los cálculos, esos conceptos no daban más de 12 millones de pesos en 2017, en 2018 el presupuesto bajó porque fue muy cuestionado por nosotros, a final de cuentas, tú tienes un estimado con lo que puedes invertir en alumbrado público, por qué tienes que darle el alumbrado público a una asociación público privada cuando es una obligación constitucional, lo establece el artículo 115”, expone el concejal.

En 2016, el municipio presupuestó para el rubro de alumbrado público 64 millones 684 mil pesos. En suma, los dos años el gobierno municipal entre el último año de gobierno de Javier Villacaña y el primero de Hernández Fraguas, contó con 133 millones 906 mil pesos, el 74.3 por ciento de los recursos que se ocuparían para renovar al 100 por ciento el servicio de alumbrado. La cantidad de recursos; sin embargo, no es congruente con el número de luminarias que se instalan cada año. En el Presupuesto de Egresos del Municipio de Oaxaca de Juárez de 2016 señala que un censo de la Comisión Federal de Electricidad de 2008 contabilizó 20 mil 100 luminarias. Desde entonces, en una década se han instalado mil 469 más, 146 cada año.

De acuerdo con el concejal, el contrato está en espera de ser presentado ante el Banco de Proyectos de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, donde, de avanzar, sería sometido a la aprobación del Congreso del Estado. El gobierno municipal pretende entregar más de 589 millones de pesos a cambio de 21 mil 596 nuevas luminarias de las cuales no ha demostrado su necesidad.