Obras, baches y bloqueos colapsan vialidades en Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

La Capital

Obras, baches y bloqueos colapsan vialidades en Oaxaca

Sobre Riberas del Río Atoyac hay obras de drenaje que se realizan a la altura de la colonia Vicente Suárez

Obras, baches y bloqueos colapsan vialidades en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

“No es posible, sino son los bloqueos son las méndigas obras mal planeadas que realizan nuestras autoridades, por eso Oaxaca no avanza porque no hay planeación”, fueron las palabras de un automovilista que circulaba sobre Riberas del Río Atoyac, al encontrarse con obras de drenaje que se realizan a la altura de la colonia Vicente Suárez.

Como vía alterna, los elementos de la Policía Vial del municipio de Oaxaca de Juárez, habilitaron la calle 13 de septiembre, o bien del otro lado del río sobre Manuel Gómez Morín, donde también se llevan a cabo obras de drenaje.

Confiado en poder salir de la zona, el automovilista avanzó hacia la calle 13 de septiembre rumbo a la Central de Abasto, pero al llegar a la calle Vicente Suárez, se vio obligado a retroceder, pues lo angosto de la vialidad saturó el tráfico.

“Ahora dicen que viene un tráiler y ya no se puede avanzar, esto es un desorden total patrocinado por nuestros flamantes gobernantes”, señaló el automovilista, a quien no le quedó de otra que retroceder y buscar por sus propios medios otras vías alternas.

Esta misma situación se vive sobre la avenida La Paz en San Juan Chapultepec, donde se llevan a cabo trabajos de repavimentación; en este lugar no existen agentes viales que puedan proporcionar información sobre vías alternas, lo que genera caos en la zona.

El Periférico a la altura del Parque del Amor, es otra de las vialidades colapsadas por obras, lo que deja sin salida a los automovilistas y operadores del transporte público.

Otro de los obstáculos que enfrentan los ciudadanos son los múltiples baches que invaden las principales calles y avenidas, en muchas de las ocasiones al concluir los trabajos de introducción de tubería de drenaje, la carpeta asfáltica queda dañada y se hunde con el paso de las unidades de motor.

Al no existir libramientos que desahoguen las calles del centro histórico, a todas horas la ciudad capital se convierte en un enorme embotellamiento vial sin salida.

Las protestas tampoco dan tregua para circular de manera normal en la Zona Metropolitana, donde diariamente se contabilizan de dos a cinco bloqueos.

 

Relacionadas: